POLíTICA | 25-10-2019 15:25

Quiénes están detrás de los spots virales de la izquierda

Santiago Gima y Fermín Kalesnik son los creadores de los videos que sacó el Frente de Izquierda parodiando a "La Casa de Papel" y "Stranger Things".

La escena es de una popular serie de Netflix. Un grupo de chicas y chicos reciben una llamada internacional que les avisa que un temible monstruo se acerca para liquidar a Argentina. Pero, a diferencia de lo que ocurre en “Stranger Things”, en este video el mal se encarna en Mauricio Macri, Alberto Fernández y Roberto Lavagna. Y tiene un remate con contenido político que no parece creado por Hollywood: “Los candidatos del FMI plantean cosas extrañas. Que la crisis la paguen los capitalistas”.

El spot que lanzó el Frente de Izquierda, que antes había sacado uno similar parodiando a la serie española “La Casa de Papel”, se viralizó rápidamente en las redes. Los números hablan por sí sólos: sólo en los primeros días tuvo más de 200 mil visitas en los canales oficiales de la agrupación, que se suman al millón y medio de reproducciones que tuvieron los dos spots en que se disfrazaban de ladrones de banco. Detrás de esa realización, lejana a la idea que algunos tienen de la izquierda local, como algo acartonado y de otra época, están dos personas. Santiago Gima, que fue presidente de la FUBA por el Partido Obrero, y Fermín Kalesnik Vissio, parte del equipo audiovisual del Partido. “Lo importante es que buscamos tener flexibilidad creativa con firmeza de contenido: en el spot de la Casa de Papel terminamos diciendo que hay que nacionalizar la banca, que no es poco. Y eso sale en la tele”, dicen los cerebros que ya craearon más de 50 videos para la campaña, trabajo para el cual contaron con la ayuda de músicos como los integrantes de "Las manos de Filippi", del grupo de cine "El ojo obrero", las actrices de la organización "Actuemos"", entre otros.

Santiago Gima y Fermín Kalesnik, creadores de los spots del Frente de Izquierda | FOTO: Juan Ferrari.

Noticias: ¿Cuál es la idea de sacar estos spots disruptivos?

Santiago Gima: El punto es que es muy importante cuando haces una campaña pensar en lo que a la otra persona le importa. Estos spots, aunque son disruptivos, le apuntan a la juventud, a lo que le gusta y a lo que se referencia. Y la juventud ya no mira más el noticiero, mira Netflix. Y no es algo elitista, porque siete millones de personas usan Netflix, y la mayoría es la juventud. Yo ya no miro el noticiero. Y hace rato venimos utilizando estas ideas para nuestras campañas: en la Facultad de Medicina en el 2011 ganamos con la iconografía de la serie Dr House, también hicimos varias de los Simpsons.

Fermín Kalesnik: En un punto la idea es explicar el proceso de una manera muy sencilla. Más allá de la trama de los spots, la idea se mantenía: arrancaban diciendo Macri ya fue, pero el FMI y el ajuste se queda. Lo complejo de los spots es que te tenés que juntar con todo el Frente de Izquierda (ndR: está compuesto por el Partido Obrero, el PTS, la Izquierda Socialista y el MST) y discutir, pero acordamos arrancar todos los spots así.

Noticias: Hay un largo debate que critica a la izquierda por plantear ideas esquemáticas o atemporales. ¿Estos spots buscan romper ese planteo?

Gima: Cuando hicimos la campaña del 2011 instalamos la idea de que nos faltaban 400 mil votos. Desde que se hizo la reforma política de los spot televisivos, el Frente de Izquierda se logró instalar a través de los spots. En esa primer campaña, la del milagro de Altamira, nos faltaban casi 400 mil votos y terminamos sacando un millón. Fue un despelote. En el 2013 fue la campaña “nosotros la izquierda”, y hubo varios spots ficcionales, de situaciones de trabajadores comunes. A la campaña siguiente todas las fuerzas hicieron lo mismo. En el 2017 hicimos una con playmobil, que planteaba que el peronismo le votaba todas las leyes al macrismo. El Frente de Izquierda demostró ser creativo para explotar un recurso, que tiene este proceso electoral, para poder darle la forma de transmitir siempre lo nuestro. Eso es lo importante: con flexibilidad creativa tener una firmeza de contenido. Por eso nosotros somos lo anti Durán Barba. ¿Durán Barba que hace? Te disfraza la cosa, te vende el caramelito. Es como una empresa de marketing pero volcada a la política. El spot de la Casa de Papel, o el de Stranger Things, ordena los debates que tenemos en nuestros congresos, nuestro programa, las consignas que pensamos y que hacen la diferencia.

Noticias: ¿Cómo trabajan los spots?

Kalesnik: Es un proceso complejo de muchos días, guiones que van y que vienen, discusiones. Es un proceso dinámico en muy poco tiempo. Hay una mesa nacional en el Frente de Izquierda que se sienta para un trabajo que puede durar hasta dos semanas, y se reúne a escribir y reescribir los guiones hasta que haya un acuerdo general. Después están los rodajes, que también son complejos. Ha pasado a veces que se han levantado rodajes, que se llega ahí, que estaba pautado, pero no había llegado la decisión política final. Hasta que no hay un guión con el que todos estén de acuerdo no se puede filmar. Lo groso de esta tanda de spots fue que, como Partido Obrero, pudimos discutir y que el Frente de Izquierda vea nuestra propuesta de que casi todos nuestros spots van al grueso de la cuestión, que es que la crisis la paguen los capitalistas. Incluso el de la casa de papel, que fue una idea de “Freddy”, surgió como un spot del PO en las redes, y se rodó con un equipo chico, de bajo presupuesto. Le fue tan bien que el Frente nos dijimos de meterlo en la tele y cuando fuimos a reunirnos después de las PASO todo lo que decíamos en ese spot tomó mucho más significado. Ahí lo volvimos a hacer con más presupuesto. Lo irónico de estos spots es que se valen de una plataforma como Netflix, una empresa que no para de crecer.

 

Fotos: Juan Ferrari.

Galería de imágenes

Juan Luis González

Juan Luis González

Periodista de política.

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario