Monday 22 de July, 2024

POLíTICA | 16-06-2024 10:16

Los planes de Larreta: llano, boda y reinserción

El ex alcalde busca recuperar protagonismo político. Su casamiento y la relación con Macri.

Después de librar una guerra furiosa, Mauricio Macri y Horacio Rodríguez Larreta podrían estar otra vez en el mismo bando. Las vueltas de la política alinearon sus pensamientos y, a pesar de que no hay reconciliación aún, tienen la misma idea para el PRO con respecto al oficialismo.

Es que Macri había coqueteado con Javier Milei, pero en los últimos meses reinó el desencanto, además de la necesidad de mostrarse alejado de Patricia Bullrich, la ex titular del partido y ministra estrella del libertario. De esa manera, en sus última reuniones, el ex presidente le dice a los dirigentes que tras dar el apoyo a la Ley Bases empieza otra jugada para el PRO con respecto al Gobierno. Es el mismo discurso que internamente venía repitiendo Larreta.

El ex alcalde porteño elige el silencio: hace un par de meses no da entrevistas y sólo fue noticia en los últimos días porque se supo que se va a casar con Milagros Maylin el sábado 19 de octubre. Su trabajo, actualmente, es hacer política en el llano. Teje relaciones en las sombras a través de una serie de reuniones, trabaja tímidamente en una fundación que todavía no tiene demasiado desarrollo, da charlas sobre gestión y, sobre todo, observa qué pasa entre Mauricio y Patricia. A él, que siempre se consideró un hombre de acción, le toca esperar nuevamente por su turno.

En el llano. 

“Le damos al Gobierno la Ley Bases y después trabajamos con libertad de acción”, repitió Macri en las últimas reuniones con los legisladores que le responden en el Congreso. La frase sorprendió a Larreta. Era la idea que él tenía para el PRO, alejada de lo que sucedía meses atrás, cuando el ex presidente se mostraba muy cerca del Gobierno, desdibujando al partido que él mismo había creado.

Ahora, la necesidad de distanciarse de Bullrich los alineó nuevamente. “No es que hay un pacto entre elllos”, aclaran cerca del ex jefe de Gobierno. Pero sí comparten un horizonte para el partido. Eso es suficiente por ahora.

“Mientras tanto, nosotros nos quedamos en el PRO”, dicen en su equipo de trabajo. Si el espacio avanza en esa tesitura de despegarse del Gobierno, Larreta va a estar adentro. Pero si reflota el proyecto de fusionarse con La Libertad Avanza, el ex alcalde se irá.

Hoy, Larreta es un pescador que espera con paciencia ver qué surge del río revuelto en el que nadan Macri y Bullrich. El ex precandidato a presidente confía en que tendrá una nueva oportunidad y que sólo tiene que aguardar. Sus objetivos se mantienen.

Mientras tanto, prefiere no levantar el perfil. Realiza una ronda de reuniones, sobre todo en su casa, con los más cercanos. Emilio Monzó, Miguel Pichetto, Juan Schiaretti y Florencio Randazzo son algunos de los que más lo frecuentan.

En esta etapa de ostracismo, aprovechó para viajar. Participó de seminarios y dio charlas sobre su experiencia política en algunas de las universidades más reconocidas del mundo, como Harvard, Yale y Columbia. Se mantiene enfocado en eso, en la etapa de profundizar conocimientos, para no apurarse en definiciones.

Es que todavía no tiene claro cuál será el plan para el año que viene, cuando ocurran las elecciones de medio término. Tiene una buena relación con los gobernadores de Juntos por el Cambio, a quienes suele asesorar de manera informal, silenciosa y ad honorem. Pero aún no encuentra cómo traducir eso en una estrategia electoral. Mientras espera que se le aclare el panorama, enfrenta su próximo desafío que es personal: el casamiento con su joven pareja.

Próximos pasos. 

Hacía un par de meses que la información aparecía en forma de rumor. Larreta le había propuesto casamiento a Maylin en sus vacaciones de verano en el sur. La última semana se confirmó: en octubre, cuando cumplan dos años de que se hiciera pública la relación, van a contraer matrimonio en una celebración que incluirá una ceremonia religiosa y civil en el mismo lugar donde harán la fiesta en Pacheco, provincia de Buenos Aires.

Milagros, veinte años más joven que Horacio, es Licenciada en Comunicación Social, egresada con medalla de oro de la Universidad Austral. Era funcionaria en el Gobierno de la Ciudad: se desempeñaba como secretaria de Bienestar Integral. Allí fue que empezaron a tener un contacto más fluido, durante la pandemia, en una mesa de trabajo que había organizado María Eugenia Vidal. El entonces jefe de Gobierno lo reveló en una entrevista con el periodista Luis Novaresio, en octubre del 2022: “Me enamoré y estoy muy feliz”, contó.

El próximo desafío de la pareja le sirve, también, para no estar enfocado completamente en política, mientras aguarda que decanten algunas decisiones. De acuerdo a lo que Macri quiera hacer desde la conducción del PRO, sabrá si tiene un lugar allí o debe buscar un nuevo partido. Espera en la sombra. Tiene la fe intacta en que, tras el fracaso electoral del 2023, en algún momento tendrá revancha.

Galería de imágenes

En esta Nota

Carlos Claá

Carlos Claá

Periodista político

Comentarios