Lunes 18 de enero, 2021

RESTAURANTES | 23-12-2020 13:26

Año nuevo para llevar

La Rotisería de La Panadería de Pablo. Corrientes 421, Olivos. 3583-0439. Martes a domingo de 9 a 23. Take away.

Este año, sobrevivió quien tuvo la capacidad de adaptarse al cambio. Esto fue válido especialmente para la gastronomía, uno de los rubros más afectados por la pandemia, y parecería que los nuevos formatos llegaron para quedarse. Un ejemplo es La Panadería de Pablo que, teniendo en cuenta que en Zona Norte abundan las familias numerosas, implementó tempranamente el sistema de rotisería take away. La nueva modalidad funcionó muy bien y el restaurante mutó: una parte del salón se convirtió en rotisería y mercado, con entrada independiente y, de yapa, una panchería.

En un moderno mostrador refrigerado se exhiben las preparaciones con vegetales. Tortilla de kale, corazones de alcaucil marinados, coloridas ensaladas con lentejas turcas, garbanzos, quínoa o arroz, que suman textura, sabor y nutrición. En un típico cartel de rotisería se anuncian las proteínas con clásicos, pero con un twist: vitel toné con alcaparrones de Córdoba, lengua a la vinagreta con hierbas marinadas, pollo pastoril entero, matambre arrollado con relleno de panceta, dijón, kale y hongos, y la milanesa de bife de chorizo de 800 g, para compartir entre varios.

También tienen fiambres y quesos de calidad para armar una picada en casa o para llevar entre dos panes. Para la mañana o la tarde hay alfajores, scones, pasta frola y rogel, entre otras dulzuras. En el mercado hay productos de distintos lugares del país, especialmente seleccionados –anchoas premium de Mar del Plata, tomates triturados de Mendoza, pasta de aceituna de olivares patagónicos–; vinos, vermuts y gin tonics en botella; y productos a granel preenvasados siguiendo todas las medidas sanitarias.

En la terraza está la panchería, donde ofrecen dos tipos de salchichas, la húngara (con mezcla de carnes y más picantita) y la frankfurt (más tradicional), en pan tipo brioche. Hay cuatro opciones para elegir, de más jugadas a más simples, para todos los gustos.

Para las fiestas idearon tres menúes para cuatro personas, con vino incluido, para deleitarse sin mover un dedo. ¡Este fin de año, hay que brindar más que nunca!

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Cayetana Vidal Buzzi

Cayetana Vidal Buzzi

Crítica gastronómica.

Comentarios