Sunday 26 de May, 2024

RESTAURANTES | 11-02-2023 00:20

Crizia. Donde reina el mar

Fitz Roy 1819, Palermo. 4776-5005. Lunes a sábados desde las 19:30. Reservas en www.crizia.com.ar/crizia. Menú Puro Mar: $30.000. Precio promedio a la carta: $12.500.

Ostras, besugo, chernia, lisa, vieiras, chipirones, langostinos, y la lista sigue. En Crizia, como en ningún otro restaurante de Buenos Aires, se le hace honor a la abundancia de nuestros mares. El chef Gabriel Oggero hizo más de 20 viajes a la Patagonia en busca del mejor producto, creando un vínculo con los pescadores que hoy llegan directamente a las puertas de su restaurante con la pesca recién salida del mar. Las ostras, producto insignia de la casa, pertenecen a un criadero propio en la Bahía de San Blas, donde recién después de un trabajo dedicado (y sustentable) de 15 meses, alcanzan el tamaño y la textura perfectas. Aquí no se trata solo del producto sino de la excelencia a la hora de tratarlo.

La carta de Crizia nunca falla, pero el menú Puro Mar, de 14 pasos servidos en 7 tiempos, es toda una experiencia. Podrá probar las ostras en distintas versiones: con peras, sauco y eneldo; y con yuzu, un limón japonés, tapioca, y caviar de trucha patagónica, entre otras. Hay platos como la chernia y el besugo (o lo que tengan fresco) preparados en tres texturas: abajo crudo, luego en espuma y arriba en un caldo seco. El tiradito de temporada (nos tocó de lisa) se combina con sandía, cedrón, tomates reliquia y ciruela, un manjar. También probará langostinos salvajes de Comodoro Rivadavia (con denominación de origen certificado) cocinados al carbón de leña con pickles de pera, y crema y manteca de vainilla; y chipirones de las Islas Malvinas con espuma de maní y berenjena.

La excelencia no se detiene a la hora de los postres (una locura el dulce de leche a la leña) y mucho menos de los vinos. El maridaje recomendado para el menú Puro Mar es de vinos blancos y, en la cava de tres pisos de Crizia hay ejemplares de pequeños productores del país, que deslumbran por su aroma, vivacidad y frescura.

Un consejo: resignifique el concepto de comida al paso y siéntese en la barra a saborear ostras con una copa de buen vino. No pagará mucho más que en cualquier lugar de la zona por algo muy inferior. Además ¿sabía que las ostras son afrodisíacas? Un ambiente único.

Galería de imágenes

En esta Nota

Cayetana Vidal Buzzi

Cayetana Vidal Buzzi

Crítica gastronómica.

Comentarios