RESTAURANTES | 22-01-2023 00:52

Tres balcones frente al mar

La Balconada. Playas del Sur, Ruta 11 Km 531,5. Mar del Plata. Reservas por whatsapp: +54 9 2235 71-8223. De lunes a domingo de 12 a 2 hs. @labalconadaparador. Precio promedio: $ 5.000

Hace años que el sur de Mar del Plata es la zona más chic y bohemia y, a pesar de que los turistas que la frecuentan prefieren que se conserve su rusticidad, son cada vez más las propuestas gastronómicas que buscan instalarse allí. Justamente en uno de estos acantilados, un imponente mirador hacia el mar, se instaló La Balconada, inspirado en paradores de la costa mediterránea como Scorpios en Mykonos, El Amante en Ibiza o en La Susana en Punta del Este. El desarrollo arquitectónico y la belleza natural del lugar lo convierten en un lugar único.

La propuesta gastronómica hace foco en la coctelería, y la pesca. Hay ceviche de pesca blanca, chipirones encebollados, clásicas y sabrosas rabas (infaltables en un lugar como este), pulpo a la criolla, ensalada Caesar con langostinos, entre otros. La recomendación es ir por el plato del día, hecha con pesca bien fresca que difícilmente probará en la ciudad.

También hay opciones no-marítimas como la provoleta crocante con tomates confitados, la carne braseada, los pinchos de tortilla y los buñuelos de acelga y kale. Hay un menú para chicos, imprescindible en vacaciones, nuggets, milanesas, papas fritas y una saludable ensalada de cherrys, muzzarelitas y huevo. Para tomar, limonada en jarra.

La coctelería es el otro fuerte de La Balconada. Para un día de sol en la terraza, lo mejor es un tinto de verano (con limonada), suave y refrescante. Para recuperarse de la noche anterior, el Carajillo, que combina café con destilados a elección: coñac, ron, anís, orujo o whisky. Para disfrutar del atardecer, los clásicos que nunca fallan: caipis y gin tonics, mojitos, margaritas y daikiri de ron, frutilla y lima. También hay vinos de la bodega Costa y Pampa, ubicada en Chapadmalal (recomiendo probar el Pinot Noir, de sutil sabor marítimo).

A lo largo de los tres balcones que componen el acantilado hay un sector con palapas con camastros y reposeras, y otro espacio con las icónicas sillas Mar del Plata. Tiene estacionamiento propio, un tema clave en temporada.

Galería de imágenes

En esta Nota

Cayetana Vidal Buzzi

Cayetana Vidal Buzzi

Crítica gastronómica.

Comentarios