Wednesday 28 de February, 2024

SHOWBIZ | 15-05-2023 06:53

Porqué los royals británicos siempre buscan pantalla

La coronación de Carlos III relanza a los miembros de la familia como estrellas. Ficciones y realities por venir.

La coronación de Carlos III fue vista por más de 20 millones de televidentes en el Reino Unido según cifras de BBC, Channel 5, ITV y Sky News. La ceremonia del sábado 6 quedó así por debajo de la audiencia media de 26,5 millones que registró el pasado septiembre el funeral de Isabel II. Pero su eco mundial fue superior: más de 200 millones lo habrían visto alrededor del planeta. 

La coronación Isabel II en 1953, es a justamente el evento que marcó el inicio de la televisión el Reino Unido. Y desde entonces el devenir de los Windsor, la casa real británica, ha estado atado a la pantalla chica como el de sus predecesores a la radio: las batallas de Jorge VI para hablar públicamente se llevaron el Oscar con el film “El discurso del rey” (2011). 

Con Isabel II, Carlos o Lady Di, Harry o William como protagonistas, la familia real se anota una veintena de títulos entre ficciones y documentales, a las que se añaden decenas de libros biográficos que desmenuzan los incontables escándalos íntimos y públicos de la corte, un reality que hoy es intrínseco a la propia corona.

Dramas

Programas como "The Crown" y el show sobre la dramática salida del príncipe Harry, volvieron a poner en foco a la familia real británica en los últimos años. Un ciclo que se inició en 2006 con "La reina", el film centrado en el resurgimiento de Isabel II (le valió a la actriz Helen Mirren un premio de la Academia), tras la trágica muerte de la princesa Diana en 1997, cuando el enojo de los británicos con la monarca, marcó su punto más alto. 

The Crown

El film llegó para el décimo aniversario de la muerte del Lady Di, y una década más le llevaría a Carlos pasar la página de la muerte de su ex esposa para ponerse en el ojo público con las memorias escritas por Sally Bedell Smith. “Príncipe Carlos: las pasiones y paradojas de una vida improbable”, de 2017, ofrece una mirada íntima a la vida de entonces príncipe de Gales, desde su época de joven hasta su matrimonio con la princesa Diana y su relación con la ahora reina consorte Camilla Parker Bowles. 

Un año después (2018) haría lo propio la Isabel II con "Reina del mundo" (HBO), donde un equipo de cineasta tuvo acceso "sin precedentes" al interior del palacio de Buckingham para retratar los pasillos del poder británico, y ver en primer plano a la reina y su rol en la preservación de la monarquía a lo largo del siglo XX y bien entrado el XXI. 

Los tributos a Isabel II

Un trabajo que ahora recae en Carlos III quien asume no sin escándalos: a las investigaciones y juicios que rodean a su hermano Andrew (salpicado por el caso de Jeffrey Epstein), se añaden las revelaciones del libro "Cortesanos" (de Valentine Low), una mirada detrás de la cortina de secreto que rodea el funcionamiento de los Windsor, y "Los papeles del palacio" (de 2022, escrito por la reportera británica Tina Brown), y las rencillas con los duques de Sussex, reveladas en “Harry y Megan”, el documental de seis partes para Netflix (2022), y el bestseller “Repuesto” (2023), en las que el Príncipe relata las internas con su padre y hermano, luego del matrimonio con Markle. 

Estrellas

El romance de la realeza con Hollywood es un hecho desde que Raniero III de Mónaco se casó con Grace Kelly. Una historia que el mundo revivió con el casamiento en 2018 del príncipe Harry y Meghan Markle. Aunque rápidamente viraría en incontables escandaletes que llevarían a la ruptura de los Sussex con la corona, para buscar nuevos rumbos en Los Ángeles, y un reinado en los medios con productora propia y Oprah Winfrey como hada madrina. La Susana Giménez de la televisión estadounidense a la que Markle ahora busca emular con su propio programa de entrevistas. La esposa del príncipe Harry ya lanzó un podcast de Spotify y una serie de Netflix, pero ahora se prepara para dar un salto en su carrera.

Meghan Markle en The Cut.

“Ella tiene una parte considerable del público espectador en su esquina. Una vez que pase toda la controversia en torno a la enemistad de los Sussex con el resto de la familia real, suponiendo que alguna vez lo haga, lanzará un programa de entrevistas", explicó el experto real Christopher Andersen. “Ella quiere seguir una carrera similar a la de Oprah en los medios. Y Meghan tiene una habilidad especial para conseguir lo que quiere”, agregó.

La revista Variety informó que Markle y su equipo estarían buscando un predio para ampliar el negocio de la producción de cine y televisión. Y fondos no faltan: la pareja embolsó US$ 100 millones en su acuerdo con Netflix, y según The New York tienen un acuerdo con la agencia Harry Walker para dar conferencias, con tarifas estimadas en 1 millón de dólares. Además, Harry recibió un anticipo de US$ 20 millones de Penguin Random House por sus memorias, una fortuna que les garantiza independencia. 

Eclipsados

Conscientes de las batallas ya no se pelean entre castillos pero en el streaming, el príncipe Guillermo produjo primero “William y Kate: Hacia el futuro”, documental que ofrece una mirada sobre los futuros reyes (puede verse en Amazon Prime Video), y ahora trabaja con la anuencia de su padre Carlos en  una nueva serie de televisión que filmarán con la productora ITV, y que seguirá al príncipe mientras trabaja en refugios para personas sin hogar. William quiere modernizar la relación entre el público y la monarquía, y según informa el tabloide británico The Sun, romperá con la tradición y dará acceso a su vida privada.

William y Kate Middleton

El príncipe es patrocinador de la organización benéfica para jóvenes sin hogar Centrepoint desde 2005, siguiendo el legado de su madre, quien fuera madrina de esa ONG desde 1992. “Esto es bastante extraordinario, nunca antes se había hecho, pero William claramente quiere cambiar eso”, publicó The Sun.

La última vez que las cámaras tuvieron tal insight fue en el desafortunado documental de la BBC de 1969 llamado “Royal Family”, que tuvo una audiencia fenomenal pero luego fue enterrado en el archivo de la televisora por decreto real: Isabel II se arrepintió. Algo que su hijo Carlos no hará, sabiendo que el poder de la tele hoy es más grande que el de la corona.

por R.N.

Galería de imágenes

Comentarios