Lunes 4 de diciembre, 2023

TEATRO | 02-10-2023 13:07

Admirable radiografía familiar

“El zoo de cristal”, de Tennessee Williams. Versión: Mauricio Kartun. Con Ingrid Pelicori, Agustín Rittano, Malena Figó y Martín Urbaneja. Dirección: Gustavo Pardi. El Picadero, Pasaje Santos Discépolo 1857, CABA.

CINCO ESTRELLAS

Escrita por el dramaturgo norteamericano Tennessee Williams (1911-1983), es una obra de teatro trascendental del siglo XX y contribuyó a consagrar a su autor como uno de los referentes del realismo contemporáneo. Con el paso del tiempo, su prestigio se consolidaría con piezas como “Un tranvía llamado deseo”, y “La gata sobre el tejado de zinc caliente”.

Cuando “El zoo de cristal” (The Glass Menagerie), se representó por primera vez, en 1944, tuvo un reconocimiento de tal magnitud que la crítica posicionó a Williams, como continuador de la obra dramática del gran Eugene O’Neill, ganador del Nobel de Literatura y creador de textos notables como “Largo viaje de un día hacia la noche”.

La trama transcurre durante la crisis de 1930, en el seno de una familia sureña venida a menos, en la que Amanda Wingfield (Ingrid Pelicori), es la dominante madre que sufrió el abandono de su marido y vive junto a sus hijos Tom
(Agustín Rittano), empleado de una zapatería con aspiraciones de escritor, y Laura (Malena Figó), una muchacha sumamente introvertida y tímida, con discapacidad física en una de sus piernas, que se dedica a coleccionar
delicados animalitos de cristal. A ellos se suma, durante una cena, el joven Jim O´Connor (Martín Urbaneja), compañero de trabajo de Tom, antiguo camarada de estudios de Laura, y pretendiente soñado por Amanda para su hija.

Lo que sucede en escena es una radiografía de sueños inalcanzables en la que ninguno de los personajes está conforme con la vida que le tocó en suerte.

Amanda vive anclada en el pasado, cuando los pretendientes la cortejaban. Tom, narrador de esta historia familiar, quiere dejar su trabajo rutinario y sólo halla consuelo en el dulce veneno del alcohol o al aislarse en un cine. Laura sufre como su hermano la atención de halcón de la progenitora, y vive prácticamente confinada en ese departamento del que apenas sale. La aparición del gentil Jim desatará un conflicto al comprobarse como los sueños más bellos pueden ser demolidos por la realidad apabullante.

Pocas veces se presenta en cartelera la exacta conjunción de texto, grandes actuaciones e impecable dirección como en este caso. La labor de Pelicori, quien ocupó el rol de Laura en una versión dirigida por Hugo Urquijo, en 1991, es deslumbrante por el uso de tonos y matices que la llevan del nerviosismo inicial a la desesperación final. Rittano, Figó y Urbaneja, no le van en zaga. Los tres son parte de los mejores actores de su generación y exponen profunda sensibilidad y convicción en sus trabajos. El resultado es imperdible.

Galería de imágenes

Jorge Luis Montiel

Jorge Luis Montiel

Periodista crítico de artes y espectáculos.

Comentarios