Saturday 20 de April, 2024

TECNOLOGíA | 21-11-2023 07:23

El peso de la Inteligencia Artificial en la campaña

Tanto Javier Milei como Sergio Massa y sus equipos recurrieron a las imágenes y textos generados por IA para apalancar su alcance.

A fines de los 2000 las redes sociales revolucionaron la forma de comunicar y hacer política en campañas electorales. Esta revolución significó que tanto las plataformas de los candidatos como el electorado cambiarían su forma de relacionarse dentro del campo de la política.

Desde entonces surgió un nuevo fenómeno que no promete, sino que ya es, el próximo nuevo cambio de paradigma a la hora de la comunicación en campaña: la Inteligencia Artificial.

Esta tecnología no es nueva en el campo de la política. En 2016 la participación de Cambridge Analytica en la campaña presidencial de Donald Trump  marcó la utilidad de la automatización de datos y el microtargeting, una forma de llegar a cada individuo con un mensaje personalizado para ellos. 

Massa con IA

El avance de las herramientas automatizadas fue exponencial desde el lanzamiento de Chat GPT, el programa de IA más conocido, en noviembre de 2022. Desde entonces el nivel de desarrollo y la calidad del contenido generado con ayuda de inteligencia artificial es cada vez menos distinguible.

La elección presidencial argentina en 2023, que se define hoy entre Sergio Massa y Javier Milei, es un caso de estudio a nivel internacional para los diversos usos de la inteligencia artificial en campañas políticas.

Afiches de campaña presentando a los candidatos como próceres, caricaturas que los presentan como monstruos, deepfakes que engañan al electorado, y audios forjados, son algunos de los usos que se le puede sacar a estas herramientas.

Pero los equipos de campaña no son los únicos que utilizan estas herramientas. El mayor uso llega por parte de militantes y partidarios que generan contenidos a favor y en contra de los candidatos.

Massa con IA

Cuentas como IAxLaPatria, que alegan no ser oficiales, compartieron de forma constante imágenes con connotación política creadas por medio de programas de Inteligencia Generativa. Stable Diffusion fue uno de los programas utilizados, dentro del cual al ingresar una consigna específica puede generar una imagen que represente lo que se le comunica.

Hasta ahora estos usos son normales dentro de una disputa electoral. Los problemas comienzan cuando la IA se usa para la desinformación.

Durante el período electoral circularon varias imágenes creadas por medio de inteligencia artificial que retratan a los candidatos en situaciones ficticias. El contenido que mayor revuelo tuvo fue un video editado con la cara de Sergio Massa donde se lo veía consumiendo cocaína.

Massa con IA

Ese video falso y creado superponiendo imágenes del candidato oficialista por medio de un programa fue parte de la campaña sucia. y si bien se desmintió rápidamente la veracidad del contenido difundido en redes como X (previamente Twitter), probó que uno de los mayores desafíos que hay a la hora de tratar con la inteligencia artificial es el sesgo de confirmación de quien consume este tipo de contenidos. 

Las llamadas fake news, o desinformación, son un problema desde hace años. La información falsa no solo se extiende como fuego, sino que también es muy difícil desmentirla a tiempo.

¿Cuáles son otros casos problemáticos? Las elecciones parlamentarias de Eslovaquia sirvieron de caso de estudio para estas situaciones. En vísperas del proceso electoral, a finales de septiembre, grabaciones fabricadas con IA entre un candidato del frente progresista eslovaco y una periodista fueron publicadas en Facebook.

En este audio se discutían tácticas electorales fraudulentas y formas de comprar votos de minorías dentro del país. La rapidez y eficacia de estas manipulaciones hace que sea extremadamente difícil desmentirlas a tiempo.

Massa con IAExperiencias como estas demuestran la necesidad de encontrar mejores defensas ante la influencia de la IA en la política y la importancia de las regulaciones en la era digital.

La Comisión Federal Electoral de Estados Unidos se encuentra debatiendo la regulación del uso de Inteligencia Artificial en spots de cara a la elección presidencial del 2024. Este debate surgió tras un video publicado por el Partido Republicano que utiliza puramente imágenes generadas por medio de IA para llamar al miedo ante la candidatura de reelección del actual mandatario norteamericano Joe Biden.

¿Cual es el mayor desafío? Detectar, desmentir y controlar la desinformación que cada día se vuelve más creíble y eficaz gracias a nuevos métodos. El trabajo que antes llevaba a expertos semanas desarrollar, hoy puede hacerlo un aficionado en unas pocas horas.

Desde el punto de vista político es necesario capacitar, alfabetizar y concientizar a la ciudadanía de la posible manipulación y desinformación rampante. El “ver para creer” ya no es suficiente.

por Lucas Benaim

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios