Wednesday 29 de May, 2024

VIDA GOURMET | 18-08-2023 07:28

Día del Pinot Noir: maridajes recomendados para degustar

La cepa con origen en Borgoña, Francia, da uno de los vinos más delicados del mundo, con notas frescvas y especiadas.

“El pinot noir tiene su origen en la región de Borgoña (Francia), donde, a lo largo de los años, ha alcanzado grados sublimes de complejidad y fineza”, señala Mariana Achával, sommelier y dueña del restaurante y vinería Alegra. Según la experta, se desenvuelve muy bien en regiones de clima fresco, y tanto su paleta aromática como su estructura (que se siente en el paladar) se verá extremadamente afectada por el terroir donde se cultiva. 

Aldo Graziani, sommelier y alma mater de Aldo’s Restorán y Wine Bar, expresa que es una de las variedades que da de los vinos más delicados del mundo. “Son vinos finos, delicados, que cuando son jóvenes pueden tener una fruta roja muy marcada y cuando evolucionan pueden dar notas más especiadas o de hongos frescos”, expresa. 

“Los pinot noir suelen tener un color rojo rubí brillante, de baja intensidad. En términos de cuerpo, son vinos ligeros a medios en comparación con otras variedades tintas más densas. Suelen tener una acidez más alta, que se traduce en mayor frescura, y sus taninos tienden a ser más suaves y sedosos al paladar”, describe la sommelier Sofía Maglione, quien dirige su propio wine bar, Vina. 

¿Qué maridajes probar y dónde?

En Aldo’s Restorán (Arévalo 2032, Palermo), Aldo Graziani sugiere degustar el Tutu Pinot Noir 2022 que el winemaker Leo Erazo elabora con uvas provenientes de Paraje Altamira, en Mendoza. Se trata de un vino hecho con levaduras indígenas (propias de la uva) y una mínima intervención en bodega, dando como resultado texturas y sabores puros, que reflejan la tipicidad de la cepa y el terroir. Destaca su frescura, su jugosidad y su largo final, y recomienda acompañarlo con sus oricchiette artesanales servidos con un sabroso ragú de hongos: un maridaje típico e infalible.

Aldo's

En Alegra (Olleros 3891, Chacarita), Mariana Achával tiene una selección de 20 pinots y, entre ellos, destaca La Freneza 2021 (“La Locura”, en esperanto) del joven y apasionado enólogo Agustín Lombroni. Es un blend de uvas cultivadas en distintas fincas patagónicas: el 60 % proviene de la localidad de Mainque en Río Negro y el 40 % restante, de San Patricio del Chañar en Neuquén. Según la sommelier, en nariz muestra frutas rojas frescas, hibiscus y hongos, más unas sutiles notas de madera. En boca, es elegante y fresco, con taninos delicados y una persistencia media. Ideal para acompañar con sus empanadas de osobuco, cuya terneza, complejidad y grasitud se acopla perfectamente al abanico de aromas y a la estructura del vino. También, con el risotto de hongos, que resalta las notas distintivas del pinot noir y la frescura del vino balancea la cremosidad del plato.

Dónde probar Pinot Noir

En Vina (Av. Caseros 474, San Telmo), Sofía Maglione propone degustar el Barda Pinot Noir de la prestigiosa bodega Chacra en Río Negro, que es uno de los exponentes más reconocidos de Argentina. Se caracteriza por su elegancia, sutileza y ligereza, con aromas y sabores de frutas rojas frescas, acompañados de matices florales y un toque de especias. Para un maridaje descontracturado, sugiere su sándwich de milanesa de pollo con fugazzeta y mayonesa de morrones asados, ya que la acidez propia del vino contrarrestará la grasitud del plato, proporcionando equilibrio y frescura en cada bocado. Además, en el Día del Pinot Noir, ofrecerán un risotto de hongos fuera de carta, especialmente ideado para la ocasión, con portobellos, champiñones y hongos de pino. Se podrá pedir un combo de una porción más una copa de La Posta Pinot Noir por $6.500. 

Dónde probar Pinot Noir

En la moderna parrilla Rufino (Av. Pres. Manuel Quintana 465, Hotel Mío Buenos Aires, Recoleta), su dueño, Martín Serrano recomienda el pinot noir 45 Rugientes de la bodega Otronia, la más austral del país, en Chubut. Se trata de un blend de diferentes chacras, con poca intervención, muy buena frescura, notas de fruta roja y de la crianza en madera, buen volumen en boca, taninos finos y algo herbal en su carácter, típico de la región. El acompañante ideal serían sus zucchinis asados, que se sirven fríos, marinados con romero, tomillo y yogur o bien el mix de hongos a la chapa, con espinacas y almendras. Dos preparaciones que pueden oficiar de entrada o comer junto a sus carnes a las brasas.

También te puede interesar

por R.N.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios