Menú
Salud / 20 de enero de 2012

Entrenamiento

Precauciones veraniegas

Por

Superficies. La blandura de la arena la hace más exigente, disminuye ciertas lesiones pero aumenta la sobrecarga muscular.

Aunque siempre se puede probar un vuelo sin saber volar parapente, por ejemplo, para volar con seguridad hacen faltan más que dos días: preparación teórica mínima y, por ejemplo, horas de correr por una pendiente suave para simular un vuelo.

Más allá de las especificidades de cada deporte, médicos y entrenadores ponen énfasis en recordar que hay que protegerse del sol, de la hipotermia, de los golpes de calor y de la deshidratación, porque todos esos factores pesan más en verano que en otras estaciones. Y nada de todo esto quita que empezar a hacer físicamente, sabiendo bien qué hay que tener en cuenta es siempre médicamente bueno. “Todas las alternativas son válidas para entrenar y dejar de ser sedentario –resume Tangona–. El tema es moverse, ejercitar nuestros 700 músculos para que nuestros 206 huesos estén fuertes y puedan sostener nuestro cuerpo”.

En esta nota: , , ,