Política / 13 de agosto de 2017

Los candidatos del Papa se quedaron afuera

Guillermo Moreno y Gustavo Vera, que competían dentro del frente K Unidad Ciudadana, no tuvieron una gran elección. Los números de los amigos de Bergoglio.

Tanto Gustavo Vera, el legislador de La Alameda, como Guillermo Moreno, el ex secretario de Comercio K, se mostraron, toda la campaña e incluso antes, bajo el manto sagrado del Papa Francisco. Sin embargo, ni siquiera las cercanía con el Vaticano les sirvió para el milagro. Ninguno de los políticos hizo una elección demasiado destacada: el kirchnerista sacó -con casi el 80% de las mesas escrutadas-, casi un tres por ciento, y el titular de La Alameda poco más de dos puntos y medio. Poco para los candidatos de “Honestidad y Coraje”, que se presentaban dentro del frente kirchnerista de Unidad Ciudadana.

Con alrededor de 50 mil votos para el candidato a diputado, y un poco más de 50 mil para Vera, ambos quedan lejos de la pelea electoral. Lejos quedó el último de su marca en el 2013, cuando se presentó bajo el frente UNEN, junto a María Estenssoro -las caras visibles de esa agrupación era la futura armadora de Cambiemos, “Lilita” Carrió y Martín Lousteau-. Allí el amigo del Papa había participado de la fuerza que salió segunda con el 24% de los votos. En aquellas elecciones, según contó luego Vera, el mismo Papa Francisco le había mandado su apoyo.

No son los únicos derrotados: Daniel Filmus sólo obtuvo un poco más del 15% de los votos, y todo el frente de Unidad Ciudadana poco más de 20. Lejos de los casi 50 puntos de la candidata oficialista, Carrió. A llorar a la Iglesia.