Política / 3 de septiembre de 2018

La Iglesia llama a rezar “tres días seguidos” para “superar” la crisis

La catedral de Buenos Aires que preside el cardenal Poli llamó a tres días de “rezos por la Nación”. “Señor, te necesitamos”, dijo Poli. Preocupación en el Episcopado.

Por

Las grandes dificultades económicas que atraviesa el país preocupan a todos, y la Iglesia no se podía quedar de brazos cruzados. Entonces, ante “las actuales circunstancias sociopolíticas y económicas”, la Catedral de Buenos Aires llamó a “dedicar tres días de oración por la Patria”. En la que supo ser la casa del Papa Francisco, el arzobispo Mario Poli convocó a rezar en cada una de las cuatro misas diarias desde hoy hasta el miércoles, esperando que traiga algún sosiego a la crisis. Que Dios lo escuche.

Según lo organizado, el “triduo de oración” se hará en cada misa del templo de la Capital: a las 7.45, 8.30, 12.30 y 17.30. “Rezaremos juntos para poder recibir la fuerza de Dios que nos ayude como pueblo a superar las dificultades presentes”, asegura el comunicado.
En el texto aparecen también unas palabras del cardenal Mario Aurelio Poli, arzobispo de Buenos Aires: “Padre nuestro, Padre de todos, te damos gracias porque en los 208 años de nuestro camino como Nación libre y soberana no nos soltaste de la mano. No sabemos si lo merecemos, pero igual, hoy, conociendo tu misericordia y clemencia, te decimos: ‘Señor de la historia, te necesitamos”. El rector y párroco de la catedral de Buenos Aires, el presbítero Alejandro Russo, explicó el origen de la idea: “Numerosos fieles, que a diario asisten a los distintos oficios de culto, nos pedían rezar por la Patria comunitariamente”.

El comunicado de la Catedral de Buenos Aires, con la firma de Poli.

Los porteños no fueron los únicos que mostraron preocupación por el país desde el Episcopado. Desde el Vaticano, donde está parcitipando de unas jornadas de formación, el obispo Samuel Jofré, de Villa María, escribió una carta para “acercarse a cada uno de ustedes en estos agitados días para nuestra Patria”.  “Muchos son los motivos de estas agitaciones. No puedo dar respuesta puntual ni consuelo en todas ellas, pero confío en la bondadosa providencia de Dios, que no deja de caminar junto a su pueblo, permitiendo cosas que no quiere pero de las que también saca bienes. Rezo por ustedes, por la paz de sus corazones, de sus familias y de nuestra patria toda”, aseguró el religioso.

En esta nota: , ,