Menú
Cumbre G20, Economía / 1 de diciembre de 2018

Macri firma acuerdos por 3.000 millones de dólares

Por

Ser local tiene sus ventajas. El hecho de organizar la cumbre del G20 le facilitó al presidente Mauricio Macri la concreción de 17 reuniones bilaterales en esta cumbre del grupo de las 20 grandes economías del planeta. Y de esos encuentros surgieron acuerdos por 3.000 millones de dólares, sobre todo de financiamiento para diversas obras, según anunció hoy Macri en rueda de prensa.

Se trata de recursos muy necesarios en tiempos en que la Argentina carece de acceso al financiamiento a los mercados por la desconfianza de los inversores en la capacidad del país para repagar su deuda a partir de 2020, cuando se reduzcan los fondos del FMI. Habrá que esperar ahora que se materialicen aquellas obras por 3.000 millones y que no queden como el “cuento chino” de los 20.000 millones que el gobierno de Néstor Kirchner anunció en 2004.

(Lea también: Por primera vez el G20 no condena al proteccionismo)

Los convenios con países como EE UU, China y Francia y con la Unión Europea permitirán financiar infraestructuras de agua potable, saneamiento, energías solar y eólica, gas, rutas y trenes, según describió Macri. También se firmaron pactos sobre facilitación aduanera, prevención de los delitos aduaneros, modernización y gobierno abierto, transparencia, mejoras de protocolos sanitarios y fitosanitarios con India -país que el Presidente visitará en febrero próximo-, pesca y acuicultura, comercio electrónico y cooperación con pymes de Francia e Italia. Macri aclaró que aún faltan las bilaterales con el chino Xi Jinping, que mañana protagonizará una visita de Estado al país, y el ruso Vladimir Putin.

“El periodismo plantea que uno va a tener que elegir entre países, y no es así. Somos capaces de tener muy buenas relaciones con todos los países”, retrucó Macri. “Nunca estuvimos más conectados con el mundo que ahora. Con Estados Unidos, que siempre ha sido el primer inversor extranjero en el país. También tenemos una excelente relación con China. El presidente Xi está cada vez más fanático de la Argentina, del fútbol, el tango, la carne y el vino”, comentó el jefe de Estado.

(Lea también: ¿Qué debería hacer China para conformar a Trump en el G20?)

Días antes de la vista de Trump, EE UU anunció que volverá a permitir el ingreso de carne argentina. “Queremos exportar todo tipo de carne, otras frutas y generar mucho empleo”, se refirió Macri a todos los acuerdos en general. Y apuntó al kirchnerismo, sin mencionarlo: “(Los argentinos) nos dimos cuenta de que nos equivocamos. Los que más crecieron en los últimos 20 años son los países que se abrieron y por eso estamos negociando tratados con la Unión Europea, EFTA (siglas en inglés de la zona de libre comercio de Suiza, Noruega, Islandia y Liechtenstein), Canadá, Japón, Singapur”. El cónsul de esta ciudad estado asiática es el “hermano del alma” de Macri, Nicolás Caputo.

El Presidente fue preguntado por qué evitó el tema Malvinas en la bilateral con la premier británica, Theresa May. “Estaba en el temario, nadie cede en el reclamo, que es constitucional. Avanzamos en la conectividad aérea de las islas, la identificación de los caídos (en la guerra), y eso tiene que ver con retomar el diálogo,  sin poner cosas a un costado… Seguro ese tema se va a ir resolviendo”, respondió.

(Lea también: Una dama de aluminio para Macri)

“Estoy muy contento por la cumbre, desde la seguridad que ha funcionado perfectamente a todo el servicio de logística, abastecimiento y organización”, dijo Macri, sin recordar la ausencia de wifi ayer en la sala de prensa en Parque Norte.

Acerca del comunicado final, reconoció que el calentamiento global se encuentra “en un punto límite”, que las personas deberán formarse varias veces en la vida para adaptarse a la creación y destrucción de empleos a partir de la robotización y mencionó como cuestión del pasado la corrupción al decir “hemos sufrido estos problemas”. También señaló que el texto menciona la necesidad de “sustentabilildad de las finanzas, sin que los países se endeuden demasiado”. Sorprendió la mención en boca de quien aumentó la deuda pública en tres años del 52% al 82% del PBI, según cálculos privados.

Macri se refirió a la resistencia de EE UU a incluir en el comunicado una condena al proteccionismo por primera vez en diez años de historia de cumbres del G20:  “EE UU no acepta ese encasillamiento, cuando claramente es la economía más abierta del mundo, pero todos apostamos al comercio, pero con una reestructuración de la OMC (Organización Mundial de Comercio) que sea en términos equitativos”. De pasó soltó un elogio a la superpotencia.