Menú
Opinión / 13 de diciembre de 2018

Mira de lo que nos venimos a enterar: ahora resulta que fue ella

Como abogada podía suponer muchas excusas, muchas defensas, y acusar a la víctima es sólo una más. Demasiado habitual. Como mujer: simplemente, dolor.

Por

Ella entró a tu cuarto. Ella te avanzó. Vos te defendiste. Vos le recordaste que ella tenía novio, pero no nombraste a tu mujer. Vos le recordaste que tenía la edad de tus hijos, pero no fuiste a hablar con sus padres sobre lo que a esa nena le estaba pasando. Vos la sacaste de tu cuarto, pero te sentaste a su lado al día siguiente en el pequeño espacio de un avión.

Como abogada, podía suponer muchas excusas, muchas defensas, y acusar a la víctima es solo una más. Demasiado habitual.

Deplorablemente común. Como las que muchos operadores judiciales intentan al preguntarles a las víctimas: “¿por qué tan tarde en la calle?” “¿Que tenías puesto?” o el genérico “algo le habrá insinuado”.

Como mujer: simplemente, dolor.

*Abogada.

Leer también:
Mientras Macri rechaza a Darthés, recorta el presupuesto para las políticas de género
Caso Darthés: Quién es Sabrina Cartabia, la abogada de Thelma Fardin


El video de la defensa de Darthés al que le responde Gallego: