Menú
Arte / 20 de diciembre de 2018

Marea de mujeres

Técnica mixta en los collages de Delia Cancela para revista Vogue, 1962, y en las líricas pinturas de Romina Salem.

Por

PROCESOS. Técnica mixta en los collages de Delia Cancela para revista Vogue, 1962.

La lucha por la necesaria reivindicación de las mujeres llegó a todos los estamentos de la sociedad. La representación igualitaria en el mundo del arte es un tema educativo e institucional. En este contexto no sólo se debaten cuestiones de género en la práctica artística sino que también, entre otras, se impulsa una mayor visibilidad de las artistas. Bienvenida la exhibición “Sala Propia” curada por Kekena Corvalán en Museo Nacional de Bellas Artes Neuquén, con obras de 33 mujeres como Gerstein, Forner, Minujín, Do Amaral.

Un repaso por las exhibiciones porteñas da cuenta de la creciente tendencia. Durante 2018, por ejemplo, Galería Ruth Benzacar exhibió solamente muestras de mujeres como la de Mariana Telleria; actualmente “Dibujos textuales II” de Ana Gallardo.

El grupo artístico estadounidense Guerrilla Girls aboga por la diversidad desde 1985 y usa máscaras de gorila para mantener el anonimato; documentación y fotos de sus acciones en “Guerrilla Girls: El arte del mal comportamiento”, Usina del Arte. Desde 2017 trabajadoras del arte locales batallan por lo mismo desde el colectivo Nosotras Proponemos.

El Salón Nacional de Artes Visuales 2018, exhibido en Casa del Bicentenario, premió en Grabado a Andrea Moccio, que presenta también sus delicados trabajos en papel, “Todos los jardines de mi madre”, en galería Cecilia Caballero. Otra de las seleccionadas es Verónica Gómez que también exhibe pinturas “que revelan un estado del alma”, en “Contra el sol” en CC Recoleta. Secretaría de Cultura de la Nación incluso otorgó premios a la Trayectoria y Delia Cancela fue una de las reconocidas.

La lograda antológica de “Reina de corazones 1962-2018” de Delia Cancela, en el Moderno, lleva a los espectadores por un viaje a través de su obra individual y la realizada junto a Pablo Mesejeán. Dibujos y pinturas discurren por geografías tan diversas como su trabajo que desplazó visiones y experiencias de las artes visuales hacia otros caminos como el diseño y la moda. Curadora Carla Barbero; con video instalación homenaje y catálogo profusamente ilustrado. En otro piso, las instalaciones de “Cuerpos pájaros” de Mercedes Azpilicueta exploran, con más sonido que imágenes, “el sentido menos visible de la expresión”.

Una música silenciosa brota de los paisajes abstractos de la serie de pinturas “¿Cómo suena un azul furioso sobre un plateado lunar?”, de Romina Salem en Praxis. El efecto del óleo y plata a la hoja sobre tela es sorprendente; los gestos y colores de las pinturas invitan a ver y escuchar.

Ritmos también en galería Jorge Mara con “cuatro artistas mujeres cuya obra se caracteriza por el uso preeminente del color”: Ana Sacerdote, Carola Zech, Kvêta Pacovská, Sara Grilo. Justo enfrente, en galería Otto, Antonia Guzmán ofrece acentos geométricos en pinturas de sus series “Levitar” y “Heridas”.

“Delia Cancela”, Mamba, Av. San Juan 350. “Romina Salem”, Galería Praxis, Arenales 1311.