Menú
Política / 2 de mayo de 2019

La estrategia de Cambiemos para no perder en Tierra del Fuego: no presentar candidatos

Tras las derrotas en diferentes provincias, en el sur del país los dos posibles candidatos decidieron no enfrentarse a la gobernadora Rosana Bertone.

Por

Mauricio Macri
Marcos Peña y Mauricio Macri.

Luego de los sucesivos traspiés electorales que viene sufriendo Cambiemos durante 2019 en las provincias que ya comenzaron con los sufragios, en Tierra del Fuego probarán con una nueva estrategia: no llevar candidato de renombre. Con eso la ecuación cambia. Si no participan, no hay derrota.

Aunque este jueves a la medianoche se oficializan las listas, no habría representantes del PRO, del radicalismo, ni de la Coalición Cívica.

La actual gobernadora Rosana Bertone (cercana a Alternativa Federal y que cuenta con el apoyo del kirchnerismo) irá por la reelección. Y apenas tendría un rival: Gustavo Merella, intendente de Río Grande quien será el representante del Partido Forja.

(Leer también: Ignacio, el hermano troll de Marcos Peña)

A principios de abril se sabía que el sello Cambiemos no se presentaría, porque la alianza que inscribieron en la Justicia se llamaba Ser Fueguino, pero ahora también se habrían quedado sin candidatos.

Los dos posibles representantes del oficialismo nacional decidieron no participar. El radical Federico Sciurano, ex intendente de Ushuaia, y el macrista Héctor Stefani dejaron truncas sus candidaturas e inauguraron un nuevo método amarillo, ante eventuales derrotas.

(Leer también: Miedo a perder en Cambiemos: el duro camino a octubre)