Viernes 9 de diciembre, 2022

ARTE | 19-10-2022 17:22

Brillos y sombras

“El arte es un misterio” y “Tesoro”. Colección AMALITA. Jueves a domingo, 12 a 20. Entrada $ 400; descuentos niños, jubilados, estudiantes, docentes.

Colección AMALITA, Colección Amalia Lacroze de Fortabat, exhibe “El arte es un misterio. Los años 90 en Buenos Aires”. Curada por Francisco Lemus, es un panorama de creadores -Sergio Avello, Feliciano Centurión, Rosana Fuertes, Gumier Maier, Liliana Maresca, Gachi Hasper, Alejandro Kuropatwa, Fabio Kacero, Marcelo Pombo, entre otros- que construyeron su identidad artística, mayormente, durante la década del 90. Fueron años marcados por los dos mandatos de Carlos S. Menem y por el retiro del Estado de la cultura, salud, educación y seguridad. Con diversidad de propuestas, medios y materiales, la producción de los artistas de esa década, en general, se resiste a las simplificaciones. Bien desplegada en ocho salas, la exposición confirma que lo único claro es que no existe jerarquía de estilos, temas o disciplinas. Además de pintura, escultura y fotografía, se observan obras realizadas con objetos de uso cotidiano, tejidos y bordados, videos y elementos de la performance, que expresan una apremiante sensibilidad, también nutrida con el cine, la publicidad y la historieta.

Los títulos de los textos de sala son elocuentes: El arte, un misterio, Arte con poco, Buenos AiresSodoma (reactivación del legado del movimiento de liberación sexual), Materialistas, Los guarangos (en contraposición a presuntos refinados), Sentimientos, Abstracción torcida, Supervivencia (tiempos de la epidemia del VIH/ sida). Las obras proponen preguntas e inquietudes, plantean cuestiones de género, ponen en duda imperceptibles estructuras y transitan por la memoria, el humor y la poesía, y, también, la soledad y la muerte. Se presentan engañosamente seductoras pero eluden metáforas convencionales y no aseguran significados irrefutables. Por caso, la escultura de yeso policromado, remaches de metal y bivalvo de Ana López: “Sépanlo, Sirena fue una estrella” (1993-2022), que se levanta de espaldas al dique 4 en Puerto Madero y desafía lo previsible.

Parodia, cita y apropiación también en “Tesoro”, la novena y sustanciosa edición de Explorando la Colección, proyecto que tiene como objetivo difundir y profundizar el conocimiento sobre el acervo de Colección AMALITA. Así, sin curadores y en colaboración con otros artistas, se presentan tres proyectos -en sendos espacios diferentes- en diálogo con obras de principios del siglo XX. “Tesoro”, reúne un conjunto de piezas que tienen en común el uso de textiles, entre otros materiales. La propuesta de Delia Cancela conversa con la pintura “Presagio” de Raquel Forner y la cordobesa Sofía Torres Kosiba -que relizó una performance en la inauguración- trabaja con la acuarela Bri-PaísGente de Xul Solar. Bailan en el aire los vestidos, al son de “Pericón de estancia de Pedro Figari, en la bella pieza de Chiachio & Giannone.

Galería de imágenes

En esta Nota

Victoria Verlichak

Victoria Verlichak

Crítica de arte.

Comentarios