Jueves 1 de diciembre, 2022

CIENCIA | 31-12-2021 00:49

Vacunas contra Covid-19 para perros, gatos y hasta visones

En abril Rusia registró Carnivac-CoV, una sustancia inmunizadora para proteger a animales del coronavirus pandémico. En los Estados Unidos se aplican dosis experimentales en el zoológico de San Diego.

Después de que más de la mitad de la población mundial, particularmente en los países de ingresos altos y medios y aún con una gran deuda con un continente entero, África, comienza la carrera para proteger a los animales. Tanto en la Federación Rusa como en los Estados Unidos las mascotas domésticas y los animales que viven en zoológicos comenzaron a recibir sustancias inmunizadoras contra la Covid-19.

La iniciativa tiene dos objetivos: evitar que las posibles infecciones se conviertan en condiciones preocupantes de la enfermedad; y mitigar el riesgo de mutaciones en el coronavirus SARS-CoV-2, el virus responsable de la enfermedad pandémica, en el organismo animal. 

¿Por qué? Porque cada vez que un virus pasa de una especie a otra, la probabilidad de que esto suceda es significativa y una de estas transformaciones puede crear una versión capaz de infectar a seres humanos con altos niveles de transmisibilidad y letalidad. Si de mutaciones hablamos, aquí estamos actualmente con una nueva variante, Ómicron, cuya capacidad de transmisión es al menos el doble de la de Delta, dominante en el planeta.

No hay que olvidar que al menos el 75% de las enfermedades infecciosas emergentes son de origen animal, incluida la Covid-19. “Hoy, más que nunca, podemos ver la importante conexión entre la salud animal y la salud humana”, destacó la Organización Mundial de la Salud (OMS) en su posición sobre el tema. Hasta ahora, lo que se sabía sobre el coronavirus en los animales es que la enfermedad no se manifestaría en ellos de forma tan agresiva como en los seres humanos.

Un estudio realizado en Brasil por el Laboratorio de Investigación Clínica en Enfermedades Febriles Agudas del Instituto Nacional de Enfermedades Infecciosas Evandro Chagas (INI / Fiocruz) confirmó esta percepción, registrada en estudios similares realizados en todo el mundo.

Estudios en animales

El investigador Guilherme Calvet analizó, entre marzo y octubre del año pasado, 21 pacientes diagnosticados con Covid-19 y sus 39 mascotas, de los cuales 29 eran perros y diez eran gatos. "Los resultados muestran que, de 21 hogares diferentes, casi la mitad tenía una o más mascotas positivas para el SARS-CoV-2", dijo. Nueve perros (31%) y cuatro gatos (40%) fueron infectados o expuestos al virus. Los animales obtuvieron resultados positivos de RT-PCR de 11 a 51 días después de la aparición de los primeros síntomas de sus guardianes. La literatura registra que la carga viral en animales es baja y que los signos que manifiestan son leves, principalmente decaimiento, secreción nasal y tos.

Otra investigación publicada en noviembre, sin embargo, sugiere que puede haber excepciones. Un equipo de científicos británicos y franceses identificó, por primera vez, un perro y dos gatos infectados por la variante alfa del SARS-CoV-2, que se describió por primera vez en el Reino Unido. Las mascotas desarrollaron miocarditis (inflamación del músculo cardíaco) entre tres y seis semanas después de que sus tutores dieron positivo por la enfermedad.

Otro punto es que hasta el momento no hay evidencia de que los animales transmitan el virus a sus compañeros humanos. Lo que pasa es lo contrario, son las personas las que infectan a los animales. “Los gatos son más susceptibles a las infecciones que los perros. En condiciones controladas de laboratorio, se ha descubierto que los gatos pueden transmitir el virus a sus compañeros de especie. Sin embargo, no se ha demostrado la transmisión del nuevo coronavirus de perros a otros perros o gatos ”, dice Guilherme Calvet.

La preocupación 

A pesar de la baja gravedad de las manifestaciones clínicas de Covid-19 en animales, se hizo evidente la necesidad de una vacuna indicada para ellos. En abril, Rusia registró el primer inmunizador, fabricado por el Centro Federal Ruso de Sanidad Animal. Carnivac-CoV es una vacuna desarrollada para perros, gatos, visones y zorros. En el país, el mercado de pieles de animales es un nicho importante y sirvió de advertencia en el caso de los 17 millones de visones sacrificados en Dinamarca el año pasado, por cepas del virus que han mutado e infectado a algunas personas.

En los Estados Unidos, desde julio, más de 100 especies de mamíferos alojados en zoológicos, santuarios e instituciones académicas comenzaron a recibir una vacuna experimental fabricada por Zoetis, empresa enfocada en la salud animal. Su creación tuvo lugar a pedido del Zoológico de San Diego

En enero, los cuidadores se encontraron con gorilas infectados. Los animales ancianos presentaron tos leve, secreción nasal y letargo. Con el permiso del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, los primeros en ser inmunizados fueron tigres, osos negros, pumas, hurones y osos pardos. Como recompensa por la inyección recibieron chorros de leche de cabra, malvaviscos y helado.

La vacuna es experimental y, según información del fabricante, se están donando 26.000 dosis a organizaciones de catorce países

 

*(Con información de Veja)

Galería de imágenes

Andrea Gentil

Andrea Gentil

Editora de Ciencia, Medicina y Tecnología. Coordinadora carrera de Comunicación Digital, UNaB.

Comentarios