Domingo 27 de noviembre, 2022

CLáSICA | 12-06-2022 00:21

Luces y sombras

Nabucco, de Giuseppe Verdi. Con Sebastián Catana, Rebeka Lokar, Guadalupe Barrientos, Darío Schmunck, Rafał Siwek y elenco. Dirección escénica: Stefano Poda. Dirección musical: Carlos Vieu.

★★★ Estrenada en 1842, “Nabucco” fue el primer gran éxito de la trayectoria de Giuseppe Verdi. La ópera inspirada en el relato bíblico de Nabucodonosor, rey de Babilonia, sigue siendo un título programado por teatros de todo el mundo, pero llevaba más de tres décadas de ausencia en el escenario del Colón.

La puesta de Stefano Poda, despojada y atemporal, apeló al predominio del blanco en escenografía y vestuario, con un logrado manejo de las masas. El uso del disco giratorio y una coreografía funcional a las situaciones dramáticas permitieron algunas escenas de gran plasticidad y belleza. Sin embargo, la reiteración y la monotonía de los recursos utilizados le restaron eficacia al planteo, que fue perdiendo su atractivo con el transcurso del drama

En el plano musical, Carlos Vieu realizó una labor de concertación notable, con un buen desempeño de la Orquesta Estable y un equilibrio impecable entre las voces y el foso. El Coro, de gran protagonismo en esta ópera, brindó una actuación decididamente antológica, que tuvo su punto culminante en el célebre “Va, pensiero”.

La mezzosoprano Guadalupe Barrientos (Fenena) y el bajo Rafał Siwek (Zaccaria), ambos artistas de canto generoso y presencia dramática, fueron las figuras más destacadas de un elenco desparejo. El barítono Sebastián Catana (Nabucco) exhibió una voz con poco cuerpo y la soprano Rebeka Lokar (Abigail) mostró un caudal vocal generoso, aunque un pronunciado vibrato y una afinación errática empañaron su actuación.

Barrientos, Siwek, la orquesta, el coro y sus respectivos directores, Vieu y Miguel Martínez, se llevaron las mayores ovaciones en un regreso con luces y sombras de esta gran creación verdiana al escenario del Colón.

Galería de imágenes

En esta Nota

Margarita Zelarayan

Margarita Zelarayan

Comentarios