Lunes 6 de julio, 2020

COSTUMBRES | 28-06-2020 22:18

Las ideas más originales de la cuarentena

Gastronomía, shows, moda y arte se reinventan para seguir existiendo en tiempos de pandemia. Las propuestas más creativas del aislamiento.

Suele repetirse seguido: a causa de todas nuestras crisis, los argentinos somos extraordinariamente creativos. Y esta, aunque sin precedentes y de escala global, no fue la excepción. Aunque las primeras semanas la reacción fue de parálisis, conforme el plazo de la cuarentena se fue extendiendo, muchos emprendedores entendieron que debían ponerse en acción. Y así, con la ayuda de la tecnología pero sobre todo con una enorme inventiva, rubros tan disímiles como la gastronomía, los espectáculos, la moda y el arte fueron encontrando su forma de reinventarse.

Las nuevas salas. Sin ninguna noción de cuándo retornará a la normalidad su industria, el teatro fue uno de los grandes afectados. Cancelada la posibilidad de reunir personas en una sala, comenzaron a surgir opciones de streaming en vivo. Pero “Sex”, la polémica e innovadora obra de José María Muscari, decidió ir más allá. “El espectáculo era tan atípico y exitoso cuando era presencial que quisimos traducirnos a este momento, pero no como el teatro convencional, sino de una forma más móvil y con interacción”, relata su creador. El resultado es una experiencia que dura tres días en la que el espectador va recibiendo diferentes estímulos vía Whatsapp, Instagram y Twitter, entre otras plataformas. “Es como una orgía artística”, dispara Muscari, que asegura que la respuesta del público ha sido sorprendente. “Podés despertarte con un video de Diego Ramos, merendar con uno de Noelia Marzol, a la noche entrar a un Zoom y estar con Felipe Colombo y Adabel Guerrero. El espectador puede diseñar la experiencia a su manera y decidir qué tanto meterse”, cuenta. Además del elenco fijo, cada edición (la próxima es del 3 al 5 de julio) cuenta con un invitado. Y ha sido tanto el interés desde otras partes del mundo (“vendimos entradas para 25 países, incluidos los Emiratos Árabes”) que planean mantener esto como un formato aliado cuando el modelo presencial retorne.

Asimismo, en plan de revolucionar el modo de disfrutar el teatro, la obra “*31#” se reproduce por teléfono. Consta de tres títulos breves, “Shmooze”, “Inducir el sueño” y “Aparezco porque te extraño”, de Naomi Stein, Max Suen y Almudena González respectivamente. Nacida a fines de marzo, esta propuesta buscó evitar las pantallas como mediadoras y las reproducciones ad infinitum de las nuevas creaciones, “mediante las cuales se pierde la dedicación que define a la disciplina”. En cambio, el espectador se torna oyente y por entre 10 y 15 minutos asiste a una función individual en la que puede participar si así lo desea. Con tres semanas de funciones agotadas, sus creadores también consideran que esto podría mantenerse más allá de la cuarentena. Y también recibieron llamados desde puntos tan distintos como Alemania y Costa Rica. “Quisimos usar el teléfono para crear un espacio íntimo uno a uno, potenciando las diferentes tangentes que puede disparar desde el imaginario escuchar una voz desconocida que trae un relato ficcional”.

Emociones y arte. En tiempos de emociones bulliciosas, el del arte es otro mundo que ha visto potenciada su creatividad. Una gran muestra es la tienda online que creó la fotógrafa Clara Cao, en la que nuclea y cura lo que ella denomina “happy items” de distintos artistas, ofreciendo desde un arco iris con luz de LED hasta un cuadro con la figura de un corazón real y la frase “se nos va la vida”, leit motiv y nombre del emprendimiento. “Me gustó la idea de darle una mano a mis amigos artistas y emprendedores, que hacen cosas de mucho valor pero tal vez no tan conocidas. Además, son objetos que producen felicidad”, ilustra Cao. El feedback fue muy bueno en compradores, pero en especial entre artistas que se entusiasmaron con la posibilidad de darle un giro positivo a este momento.

El rubro de las manualidades es tal vez el que más creció en estos meses en casa. Sin embargo, no todas estas actividades son posibles de realizar en la intimidad del hogar, y por eso desde Pangea pusieron manos a la obra para crear el “ceramikit”: un kit de cerámica para hacer en casa. “Cuando a los dos meses empezó a flexibilizarse la cuarentena y los locales de decoración pudieron volver a vender, empecé a pensar cómo podíamos salir a flote”, ilustra Daniela Mazzei, dueña y creadora. Y a raíz de los mensajes de alumnos transmitiendo las ganas que tenían de volver a clase, nació este combo que llega a casa con arcilla, englobes, algunas herramientas y un e-book con una guía y tutoriales. “Algunos hasta se animaron a hacer piezas en familia, compartiendo una actividad entre grandes y chicos”, relata Mazzei, que agrega que la faceta relajante de moldear cerámica es especialmente apreciada en estos días inciertos. Una vez que la figura ha sido creada, se debe alcanzar al taller para ser horneada, esmaltada, vuelta a hornear y finalmente entregada.

Y hasta la moda encontró su lugar de reinvención en este momento, como lo demuestra el despegue de La Fête, una feria de prendas de segunda mano que venía haciéndose con éxito desde 2018 en forma presencial pero que en estos meses migró a la versión virtual y encontró aún más llegada en www.lafeteferia.com.ar. “Para seguir con la mística del encuentro con todas esas prendas por descubrir, los ítems aparecen activos en la página a un día y hora determinados”, describen sus creadoras, Eve y Lina. Y lo interesante no solo fue que la primera vez vendieron el 80% a las dos horas de iniciada la feria, sino que en el transcurso de los siguientes días pudieron vender un 10% extra del stock, optimizando aún más el negocio. Y así, mientras prepandemia soñaban con abrir un local a la calle, hoy están convencidas de que el fuerte está en la web, a la que están trabajando para mejorar. “La próxima feria es el 5 de julio y pensamos hacer una por mes”, se entusiasman las socias.

Innovación gourmet. Mucho se ha hablado de la reconversión de los restaurantes, otro rubro sumamente golpeado. Pero incluso en esta ola general hay casos que se destacan. Como el de Casa Cavia, que aprovechó su espíritu de espacio interdisciplinario para crear una tienda online que incluye tanto su cocina de autor a cargo de Julieta Caruso como los vinos y cócteles de El Bar, los cuidados títulos de La Librería o los arreglos florales de Blumm Flower Co. Todo puede combinarse para un envío que logre mantener vivo el espíritu de este emprendimiento único en www.casacavia.com. “Casa Cavia celebra los oficios que contiene. Es un espacio donde se pone de manifiesto y se ve en ejecución que las ideas pueden llegar de cualquier sitio”, apunta Guadalupe García Mosqueda, responsable del lugar.

Para los amantes del asado que andan extrañando la destreza de los mejores parrilleros de Buenos Aires, Canta el Gallo puso en práctica reemplazos interesantes. En principio, ofrece la “Caja del Asador”, un kit que incluye variedad de carnes, acompañamientos, vinos y especias, pero ajenos a la típica propuesta. “Quisimos ofrecer una experiencia diferente a la del clásico asado. Con este kit brindamos la posibilidad de salir de los cortes tradicionales como colita y lomo”, cuenta Francisco Pidal, dueño. La caja incluye cortes como asado, ojo de bife, bife de chorizo, entraña y chorizos, haciendo hincapié en sumar varias piezas en lugar de una única grande, a fin de degustar distintas partes. Próximamente también sumarán un nuevo kit de carnes maduradas y otro de hamburguesas. Y en plan de reinventar su local, están creando un almacén boutique que venderá hasta cuchillos y tablas de madera. “Queremos que nuestros clientes logren recibir en casa un merecido aplauso para el asador”, sintetiza Pidal.

Galería de imágenes

En esta Nota

Vicky Guazzone di Passalacqua

Vicky Guazzone di Passalacqua

Comentarios

Video

Efemérides, por Radio Perfil

Las principales fechas de la mano de la producción de Radio Perfil.

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario