viernes, febrero 21, 2020

COSTUMBRES | 19-01-2020 18:39

Las mega fiestas electrónicas de Punta del Este 2020

Los grandes conciertos electrónicos fueron la marca del verano en Uruguay. Atardeceres de dancing y Djs estrella. Costos, invitados vip y las noches imperdibles.

Punta del Este siempre se las arregla para sorprender. Este año resucita el espíritu más clásico de Ibiza y pone a la música electrónica en el centro de la escena, mientras hace de las grandes fiestas los eventos más concurridos de las noches esteñas. Desde la Punta hasta José Ignacio, la música electrónica se adueñó de los paradores. Los puntos más atractivos son Savage, en La Barra, con una enorme carpa estructural instalada a metros del parador y el restaurante Bagatelle como atracción indiscutida. Y también, la Parada 11 de la Brava, donde el empresario Giuseppe Cipriani hace historia con sus fiestas inolvidables.

Donde comienza. Las puestas de sol en la Mansa de José Ignacio ya son un clásico y este año, la mayoría de los turistas brasileros, argentinos y europeos las eligieron para instalarse desde temprano. La Susana, La Juanita y La Choza de Mar fueron las playas elegidas porque están más protegidas del viento y permiten prolongar la jornada hasta la noche.La Susana tiene su propio sunset electrónico. Allí tocó el 2 de enero Hernán Cattaneo en un “Sunsetstrip” de lujo. Cientos de turistas fueron testigos de un exclusivo evento, al que también asistieron muchos famosos. La entrada costó alrededor de US$ 100. Pero muchos prefirieron ahorrarse ese valor y bailar a distancia completamente gratis.La Choza de Mar es el lugar más elegido por los famosos. Allí se vio comer y relajarse al economista Martín Redrado junto a su nueva novia y también a Luciana Salazar con su posible flamante pareja; y por supuesto, a Pampita que este verano hace presencia en todas partes con marido; pero también Oscar González Oro con su grupo de amigos.No sólo los famosos adoran esta nueva playa, rústica y descontracturada. También los turistas la están descubriendo y ya puede afirmarse que es la preferida del 2020. La gente se ubica sobre la arena desde la mañana hasta la noche, y se mueve al ritmo de la música electrónica que se combina con el ruido del mar. La puesta del sol es el momento más destacado del día, cuando se encienden enormes fogones para combatir el frío y seguir bailando de noche.

Bajar horarios. Para cambiar las costumbres de la gente que sólo se divertía en la trasnoche nació “Savage”. Un concepto de fiestas electrónicas que arrancan en el turno tarde y se extienden hasta entrada la madrugada. Las fiestas “Savage” no tienen una locación única. Ya pasaron por los más reconocidos boliches de Buenos Aires, como Jet y Banana, y este año desembarcaron por primera vez en Punta del Este con tres eventos. Con una enorme carpa ubicada a metros del parador “Bagatelle”, en La Barra, el 28 de diciembre Savage hizo “Soundgarden”, la primera fiesta electrónica del Este que marcó el comienzo de la temporada. Todos quisieron ver tocar a Nick Warren (uno de los grandes exponentes del house y tecno mundial) e inaugurar con todo la temporada. Los sitios cercanos al vip costaban cerca de 150 dólares. Y los que se intalaron en mesas pagaron entre 5.000 y 7.000 dólares. El 31 de diciembre, los mismos organizadores realizaron el festival musical Jet Summer 2020, para celebrar el Año Nuevo. Y el 3 de enero se presentó otro de los mayores exponentes mundiales: Marco Carola, junto a The Martinez Brothers.

Noche esteña. El empresario italiano Giuseppe Cipriani se pasó el verano pasado pensando cómo repuntar la zona La Brava, donde tiene su mega emprendimiento inmobiliario. En la parada 11, compró el íconico Hotel San Rafael, lo demolió y ya tiene todo listo para comenzar a construir lo que será el “Cipriani Ocean Resort & Club Residences”. Allí, sobre la playa, armó una mega carpa estructural en la que organizó cuatro fiestas electrónicas de primer nivel a las que identificó como “Punta Music by Cipriani”. Punta Music, explican sus organizadores, “nació con el objetivo de cautivar al público internacional y posicionar a Punta del Este como uno de los principales destinos turísticos del mundo”. Bajo ese concepto, y con destacados DJ’s internacionales, Cipriani abrió sus fiestas el 29 de diciembre, con la participación de Black Coffee. Las fiestas electrónicas del empresario italiano son un éxito, con un promedio de 2.000 asistentes por noche, un ticket de entre 70 y 150 dólares la entrada y mesas que cuestan entre 3.000 y 7.000 dólares. El 31 de diciembre, bajo la consigna “total white” y el brillo del DJ. Erick Morillo, la gente festejó la llegada de 2020.

Ya en enero, el afamado dúo de Dj’s Tale of us y Deian, famosos y habitués del Este dijeron presente frente al mar hasta el amanecer bajo. Fue la primera salida de Pampita y marido en temporada. La noche en que los sets estuvieron a cargo de DJ Joseph Capriati, 2.000 asistentes bailaron toda la noche. Entre el público, también estaban algunos famosos: Mariana Genesio con su nuevo novio, Brian Maya; Karina Jelinek acompañada de amigas y Cristian Castro rodeado de admiradoras. La proliferación de fiestas electrónicas acerca a Punta del Este cada vez más Ibiza, Miami y Tulum. ¿Logrará esta estrategia darle el empujón a la playa uruguaya que la convierta para siempre en destino internacional? Son muchos los que esperan que sí.

 

Galería de imágenes

Pablo Berisso

Pablo Berisso

Periodista de profesión y runner por elección.

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario