Jueves 29 de septiembre, 2022

COSTUMBRES | 08-12-2021 11:19

Mesas de lujo para recibir en las fiestas

Una muestra exhibe puestas originales para inspirarse, con objetos valiosos y el ingenio de ambientadores famosos.

No hay evento importante que no suceda alrededor de una comida. Los casamientos, las presentaciones, las reuniones tras largas ausencias, todo en nuestra cultura suele ocurrir con una mesa de por medio. Con esta premisa en mente fue orquestada “La mesa, todo un arte”, una exhibición creada por Roldan & Edipo Antiques en la que se unen obras modernas y contemporáneas con el arte de la mesa.

Disponible hasta el 17 de diciembre en la galería y casa de subastas Roldan, presenta 22 puestas sumamente creativas y diversas, desde un desayuno campestre a un almuerzo formal o una lujosa comida nocturna. Y además de robar inspiración de las ideas que Gloria César, Cecilia Perazzo y Cecilia Remiro Valcárcel pusieron en cada mesa, también es posible deleitarse con las obras que acompañan, de autores como Nicolás García Uriburu, Luis Felipe Noé, Rogelio Polesello, Luna Paiva y Marcelo Pombo, entre otros. Alrededor, Gerardo Acevedo recreó un jardín de increíbles dimensiones, el contexto perfecto para imaginarse invitado al mejor banquete.

Mesas de lujo

Tradición y lujo

Como no podía ser de otra manera, uno de los grandes focos de estas puestas es la vajilla elegida, de gran valor histórico y exquisito diseño.

La invitación puede comenzar en el desayuno, con una mesa lista para el otoño campestre en blanco y naranja, donde una escultura central de un cactus de bronce se combina con la vajilla de porcelana de Meissen, marca pionera en replicar la porcelana china a comienzos del siglo XVIII. Al costado, dos faisanes espían la papaya, los cereales y el jugo que mantienen el tono anaranjado y fresco de la mesa.

El almuerzo puede disfrutarse con la rapsodia azul que propone una puesta sencilla en su composición, pero lujosa en los elementos que la integran. Ofician de centro de mesa unas botellas de cristal tallado para el vino, que se ubican sobre una bandeja de plata. La sobriedad de un mantel y servilletas azules de lino acompañan la vajilla de patrón de flores, tallos y frutas. Al costado, aportan su artesanía unas jarras pintadas para el agua.

Tampoco faltan las improntas florales, como la que despliega una mesa con vajilla húngara de Herend, decorada con el patrón “Queen Victoria”. “Incluye casi 100 tipos de mariposas y ramas de flores estilizadas”, detalla Abel Guaglianone desde la organización de la muestra. Cuenta la historia que cuando se dio a conocer esta colección en 1851 en Londres, la propia Victoria encargó su juego para su castillo de Windsor.

Mesas de lujo

En comunión

El otro gran foco son las obras de arte contemporáneo, como la ambarina y burbujeante de los 60 que preside una mesa sobre un suzani antiguo de Uzbekistan. Alrededor, una clásica vajilla blanca y dorada es el lienzo perfecto. “Aparece como el epítome de la aspiración burguesa, pero todo cambia cuando interactúa con el arte”, describe el libro de la muestra.

También las piezas de cerámica pueden ser protagonistas, así como las artesanías: un poncho realizado por pueblos originarios convive en una mesa con vajilla Augarten, llegada de Europa y con motivos de hojas de parra, leídas en este caso como un guiño a los vinos argentinos.

“Una mesa bien puesta no solo revela el buen gusto del anfitrión, si no también la importancia que se otorga a los invitados”, apuntan desde la organización. Una visita a esta muestra será la mejor introducción al arte de recibir.

Galería de imágenes

Vicky Guazzone di Passalacqua

Vicky Guazzone di Passalacqua

Comentarios