COSTUMBRES | 08-07-2020 09:55

Moda para vestirse con recato

Un servicio de asesoría de imagen aconseja a mujeres que por gusto o por razones religiosas respeta ciertas restricciones a la hora de vestirse.

El asesoramiento de imagen busca ayudar a hombres y mujeres a que se vean mejor frente al espejo, adapten su estilo a un nuevo ambiente de trabajo o adquieran estrategias para resaltar sus virtudes. Pero, además de todos estos objetivos, Sol Hammer (31) y Melanie Levy (33), asesoras de imagen, sumaron una especialidad a su servicio profesional: aconsejan a mujeres que deben vestirse con “recato”.

¿Qué significa vestirse con “recato”? Se trata de una elección de indumentaria, habitualmente ligada a un sector de la colectividad judía, que respeta ciertas restricciones.

El recato implica usar faldas largas (nunca pantalones), mangas que cubran los brazos y escotes cerrados. Para algunas mujeres, este estilo incluye el uso de pelucas.

Cuando se les pregunta por coincidencias con la serie “Poco ortodoxa”, de tanto éxito en estos tiempos, Melanie y Sol prefieren evitar las comparaciones. Ambas pertenecen a la colectividad y adoptaron este estilo de vestir. “Yo soy una persona feliz -aclara Sol-. Y me gusta vestirme así”.

El resultado de sus elecciones estéticas puede verse en su cuenta de Instagram @vravo.moda, donde se comprueba lo lejos de los estereotipos que se encuentran los equipos que ambas arman.

El servicio de asesoría está abierto a toda clase de clientas. El primer paso de su trabajo consiste en revisar a fondo los placares de las consultantes para armar la mayor cantidad de equipos con los que ellas ya tienen. Después la acompañan a hacer compras que tomando en consideración el tipo de cuerpo, los colores que mejor les quedan y el ambiente social y laboral en el que van a moverse.

Cuando se les pregunta cómo aconsejan a mujeres que se visten de un modo muy diferente a ellas, Melanie explica: “Somos profesionales, nos preparamos para esto. No asesoramos de acuerdo a nuestro estilo, si no a la personalidad y el cuerpo de la persona que nos consulta”.

¿Vestirse con recato no implica desterrar tentaciones de vanidad?, es un último interrogante para ambas. “No creo que una chica quiera verse más linda para llamar más la atención -explica Sol-. Quiero que se vea más linda para sentirse mejor. Es otro punto de vista. No tiene que ver con la frivolidad. Para nosotras es un cambio interno”.

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Adriana Lorusso

Adriana Lorusso

Editora de Cultura y columnista de Radio Perfil.

Comentarios