COSTUMBRES | 18-01-2023 14:32

Cuáles son los imperdibles trenes turísticos de Argentina

Aventura, curiosidad y romance visual se puede obtener al viajar por los ferrocarriles turísticos argentinos. Los más elegidos.

Entre las coloridas montañas de Salta, en medio de los bosques australes de Tierra del Fuego, serpenteando por las sierras cordobesas, o atravesando la densa selva misionera, se pueden disfrutar de un recorrido turístico distinto que lo otorga el tren. El medio de transporte motor más antiguo ofrece diversos panoramas de la región del país que muy pocos conocen.

En muchos casos con servicios de excelente confort y muy buena frecuencia, distintos trenes turísticos invitan a conocer distintos paisajes, alternando ciudades, pueblos, parajes rurales y paisajes desérticos, y asomándose a la nostalgia de aquellos tiempos en que los vagones y las locomotoras unían gran parte del país.

Tren a las Nubes - Salta

Tren de las Nubes

El tren más famoso de la Argentina, en su recorrido original de 217 km, unía la ciudad de Salta al viaducto La Polvorilla. La impresionante obra de ingeniería, en la altura de la Puna salteña, demandaba 7 horas atravesando 29 puentes, 21 túneles, 13 viaductos y dos rulos, para ascender desde 1.187 hasta 4.220 metros sobre el nivel del mar.

Pero desde hace varios años no realiza el recorrido completo, y la primera parte de la salida se reemplazó por colectivos que llevan a los turistas desde la capital hasta San Antonio de los Cobres.  En San Antonio de los Cobres, comienza el viaje en el legendario tren hasta el Viaducto, un espectacular puente curvo de 223,5 metros de largo y una altura máxima de 63 metros sobre el suelo. Considerado uno de los puentes ferroviarios más altos del mundo.

Tren del Fin del Mundo - Tierra del Fuego

Tren del Fin del Mundo

A principios del siglo XX, los presos de “la cárcel del fin del mundo” fueron enviados a construir una traza ferroviaria al oeste de la ciudad, en tierras que hoy son parte del Parque Nacional Tierra del Fuego. De aquel trazado de 25 km hoy se pueden recorrer 7 kilómetros, en un tren turístico que parte de la Estación del Fin del Mundo, a 10 km del centro de Ushuaia, a las puertas del parque. En el circuito, se disfruta de espectaculares paisajes montañosos surcados por el zigzagueante río Pipo, que en otoño adquieren increíbles tonalidades rojizas, ocres, amarillas.

Tren de las Sierras - Córdoba

Tren de las Sierras

El Tren de las Sierras volvió a unir la ciudad de Córdoba con Valle Hermoso, en el Valle de Punilla, con cuatro frecuencias diarias de casi tres horas, desde la Estación Córdoba. En un pintoresco serpenteo entre las sierras, la locomotora pasa por estaciones como San Roque y Cassaffousth, Bialet Massé, Cosquín y Casa Grande. Cruza arroyos, pasa entre sierras y atraviesa túneles, regalando grandes paisajes de las entrañas de Punilla. Actualmente, se trabaja en las vías para que se extienda el recorrido hasta La Falda y luego avance hasta Cruz del Eje, pasando por Villa Giardino, La Cumbre y Capilla del Monte, entre otras paradas.

Tren de la Selva - Misiones

Tren de la Selva

Los pequeños vagones atraviesan un sector del Parque Nacional Iguazú casi sin perturbar la selva misionera, porque es silencioso y ecológico, circula a baja velocidad y es impulsado por locomotoras eléctricas o a gas. Además, sus vagones están totalmente abiertos al entorno natural, lo que permite apreciar la brisa y los aromas de la selva, escuchar sus sonidos, compartir el viaje con mariposas de colores y divisar ejemplares de la variada fauna del lugar. En ese recorrido cuenta con tres estaciones: la Estación Central, de donde parten los trenes, donde hay cafetería; luego la Estación Cataratas, donde se inician los senderos que llevan a los circuitos y, finalmente, un área de descanso, gastronomía y sanitarios.

La Trochita - Chubut y Río Negro

La Trochita

El Viejo Expreso Patagónico, más conocido como “La Trochita”, en otras épocas unía pueblos y transportaba cargas esenciales. En la actualidad, relata los tiempos de una Patagonia épica, de cuando la vida en esa zona era difícil y sacrificada. El más popular de sus recorridos, impulsado por locomotoras construidas en Inglaterra y Alemania, parte desde Esquel y zigzaguea por la estepa y la precordillera por algo más de una hora hasta la estación Nahuel Pan, donde se puede visitar el Museo de Culturas Originarias y las ferias de artesanos.

 

 

Galería de imágenes

Gustavo Winkler

Gustavo Winkler

Redactor.

Comentarios