Monday 20 de May, 2024

CULTURA | 08-03-2024 09:18

10 citas de Simone de Beauvoir

La filósofa francesa es considerada como una figura del feminismo. Sus frases y observaciones más punzantes.

El 9 de enero de 1908 nacía Simone de Beauvoir. Procedente de una familia burguesa parisina de estricta moral cristiana, la educación infantil y juvenil de la futura escritora se dio en distintos colegios católicos franceses. En esos años, se destacó por sus habilidades intelectuales, que hicieron que acabase cada año primera de su clase. Pero el giro en la joven se dio en la adolescencia, rebelándose contra la fe familiar, se declaró atea y consideró que la religión era una manera de subyugar al ser humano.

Simone de Beauvear

Si bien sus inicios laborales fueron en el terreno de la docencia como profesora de Filosofía, fue en ese ámbito que conoció a su pareja, el filósofo Jean-Paul Sartre. La vinculación entre los dos filósofos fue muy distinta a las parejas de la época. Beavoir le hizo saber al futuro nominado al premio Nobel su bisexualidad, que jamás se casaría, jamás tendría hijos y acordaron tener otros vínculos amorosos manteniendo la relación. La primera novela publicada por la escritora fue “La invitada” de 1943.

 El comienzo de la vida intelectual de Simone de Beauvoir tendría un permanente diálogo con su pareja, la política y el contexto mundial. “La sangre de los otros” (1944) y “Los mandarines” (1954) fueron los libros que le siguieron en su producción. Sin embargo, su ensayo “El segundo sexo” (1949), se destacó en toda la atmosfera intelectual parisina, proclamándola como una profeta ideológica del feminismo. El compromiso de sus escritos más audaces en diversas publicaciones en la década del 60, escenario temporal que tomaría de bisagra el denominado “Mayo francés”, pondría a la escritora como una referente de ideales innovadores que aún se mantienen en las distintas sociedades del mundo.

Simone de Beauvoir

 Entre todos sus escritos, diez citas otorgan un panorama de su más crítico pensamiento.

"El feminismo es una forma de vivir individualmente y de luchar colectivamente".

"Que nada nos limite. Que nada nos defina. Que nada nos sujete. Que la libertad sea nuestra propia sustancia".

"Nadie es más arrogante, violento, agresivo y desdeñoso contra las mujeres, que un hombre inseguro de su propia virilidad".

"El aborto es parte integral de la evolución en la naturaleza y la historia humana. Esto no es un argumento ni a favor o en contra, sino un hecho innegable. No hay pueblo, ni época donde el aborto no fuera practicado legal o ilegalmente”.

"El día que una mujer pueda no amar con su debilidad sino con su fuerza, no escapar de sí misma sino encontrarse, no humillarse sino afirmarse, ese día el amor será para ella, como para el hombre, fuente de vida y no un peligro mortal".

"Mediante el trabajo ha sido como la mujer ha podido franquear la distancia que la separa del hombre. El trabajo es lo único que puede garantizarle una libertad completa".

“No olviden jamás que bastará una crisis política, económica o religiosa para que los derechos de las mujeres vuelvan a ser cuestionados. Estos derechos nunca se dan por adquiridos, deben permanecer vigilantes toda la vida”.

“Soy demasiado inteligente, demasiado exigente y demasiado ingeniosa para que nadie pueda hacerse cargo de mí por completo. Nadie me conoce ni me quiere por completo. Solo me tengo a mí misma”.

“En sí misma, la homosexualidad es tan limitante como la heterosexualidad: el ideal debería ser capaz de amar a una mujer o a un hombre; a cualquiera de ellos, a un ser humano, sin sentir miedo, restricción u obligación”.

“Ningún destino biológico, físico o económico define la figura que reviste en el seno de la sociedad la hembra humana; la civilización en conjunto es quien elabora ese producto intermedio entre el macho y el castrado, al que se califica como femenino”.

por R.N.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios