Viernes 9 de diciembre, 2022

CULTURA | 24-09-2022 19:51

Alejandra Pizarnik a 50 años de su muerte

Es la poeta argentina más leída. Murió trágicamente a los 36 años, pero sus textos nunca dejaron de despertar interés. Sus libros hoy y una muestra con sus manuscritos.

En un país que no lee a sus poetas, Alejandra Pizarnik es una de las poetas más leídas y admiradas de la Argentina. Hoy, al cumplirse 50 años de su muerte, sus libros forman parte esencial de muchísimas bibliotecas personales y son fundamentales en la formación de los escritores más jóvenes.

La muerte trágica de Pizanik, a los 36 años, sumó interés por su obra, que fue leída como testimonio del sufrimiento interior provocado por la depresión y la incapacidad de ajustarse a las normas sociales.

Esta lectura es relativa, porque Pizarnik fue una escritora muy activa y muy atenta a la difusión de sus libros. Amiga de los principales poetas y autores de la época, su obra fue reconocida ampliamente en vida, y distinguida con becas tan importantes como la Guggenheim y la Fullbright.

 

La biografía

Había nacido el 29 de abril de 1934 en Avellaneda, en el seno de una familia judía de Ucrania. Estudio Filosofía y Letras y se formó en plástica en el taller del pintor surrealista Juan Batlle Planas.

Entre 1960 y 1964 vivió en París, donde trabajó como traductora, estudió, colaboró con revistas literarias y cultivó la amistad de escritores como Julio Cortázar y Octavio Paz.

Alejandra Pizarnik

Mucho se ha hablado de su dificultad para vivir libremente su sexualidad, en un ambiente familiar hostil a su elección. Los últimos años de su vida alternó su actividad literaria con internaciones en instituciones psiquiátricas, a causa de una persistente depresión. Murió el 25 de noviembre de 1972 de una sobredosis de pastillas.

“Esta lila se deshoja./ Desde sí misma cae / y oculta su antigua sombra. /He de morir de cosas así”, dice uno de sus poemas. De muerte y locura están hechos muchos de sus libros más reconocidos. Entre los imprescindibles están: “La última inocencia”, “Árbol de Diana”, “Extracción de la piedra de la locura”, “La condesa sangrienta” y “Los pequeños cantos”.

El sello Lumen ha reeditado su obra en totalidad en varios tomos: “Nueva correspondencia Pizarnik (1955-1972)”, “Diarios”, “Poesía completa” y “Prosa completa”.

}Alejandra Pizarnik

Aunque muchos de los autores que la quisieron y compartieron su trabajo han escrito textos sobre ella, la única biografía que hoy está alcance de todos para conocer más sobre su vida es la de Cristina Piña y Patricia Venti “Biografía de un mito”, también editada por Lumen.

La Biblioteca Nacional acaba de inaugurar un muestra homenaje por los 50 años de su muerte, “Alejandra Pizarnik. Entre la imagen y la palabra”, donde se exhiben manuscritos, dibujos y textos que pertenecieron a la poeta y hoy son parte del Fondo Alejandra Pizarnik que la Biblioteca adquirió durante la gestión de Horacio González. También a ese fondo fueron destinadas las donaciones de objetos que hiciera su hermana Myriam Pizarnik. En la muestra pueden verse además textos y objetos que son parte de la colección de la Universidad de Princeton, en copias realizadas para este homenaje. La muestra podrá visitarse hasta abril.

 

Galería de imágenes

En esta Nota

Adriana Lorusso

Adriana Lorusso

Editora de Cultura y columnista de Radio Perfil.

Comentarios