Martes 29 de noviembre, 2022

CULTURA | 18-05-2022 13:15

Comienza el festival No Convencional de música, teatro y danza contemporánea

El director, Martín Bauer, cuenta cómo será la primera presentación, una pieza de Iannis Xenakis, en un club vecinal de Tres de Febrero, el 22 de mayo. La grilla general.

Cada tanto surge en nuestro ámbito –se formule explícitamente o no– una pregunta: ¿a qué aspira la cultura? No hay respuesta.

No solo por la amplitud y complejidad del tema sino porque, como bien sabemos, en estas cuestiones uno puede equivocarse aun estando en lo cierto.

La verdad es nómade y sin duda es eso siempre lo que nos ayuda

Muchas veces, los cambios vertiginosos -con sus alegrías y sus desdichas- nos interrogan acerca de qué fue la cultura moderna, y si todavía es posible producir un acontecimiento cultural nuevo, o sorprendente, o inesperado.

Esta pregunta es un antídoto contra la nostalgia para los mayores, y un estímulo o un desafío para los más jóvenes.

Hay algo siempre muy misterioso en los acontecimientos culturales, y un gran estreno lo es.

Suelen tener un efecto poderoso para quienes asisten, para quienes se enteran aunque no participen, o para quienes ni siquiera escuchan hablar de su existencia.

Estamos ante un momento importante: la presentación de TERRETEKTORH y NOMOS GAMMA, de IANNIS XENAKIS, el 22 de mayo en el CEDEM 2, un centro deportivo vecinal de Caseros, interpretadas por alumnos del Sistema de Orquestas Infanto- Juveniles del Ministerio de Educación de la Ciudad de Buenos Aires y de la Orquesta estudiantil de Buenos Aires, dependiente de la Dirección de Enseñanza Artística del Ministerio de Cultura de la Ciudad, dirigidos por Pablo Druker.

¿Quiénes vendrán al concierto? ¿Por qué? La pregunta de siempre se resignifica.

Si, tal como esperamos, el “impacto Xenakis” se produce… ¿cómo seguirá esta historia?

El éxito y la repercusión que acaba de tener la presentación de estas mismas obras el 18 de marzo pasado en la Philharmonie de París (bastión de la música en una de las capitales culturales del mundo) refuerza el carácter audaz de nuestro proyecto.

Producido lejos de los lugares habituales donde suele escucharse este tipo de música y cerca de mucha gente que puede apreciarlo o disfrutarlo, aunque todavía no lo sepa.

Al elegir un programa se construye un marco. Siempre es un gran desafío que lo que uno viene haciendo de un modo, encuentre otra manera.

Esto obliga a atender tanto a las circunstancias que lo hacen posible como a las que lo obstaculizan.

En la Argentina de hoy, todo invita a ser prudentes.

La prudencia, un modo conservador, suele pensarse –razonablemente– en un sentido moral apreciativo, muy cercano a la moderación.

Lo contrario a la prudencia, en este sentido, no es la imprudencia sino la temeridad.

Lejos de esto, la presentación de Xenakis en el conurbano es ciertamente hija de la imprudencia, una de las posibles vías a las experiencias nuevas.

Estamos abandonando por un momento la precaución, la moderación o la cautela.

Si no los hay en la música de Xenakis, ¿Por qué no nos tomaríamos nosotros de ese impulso para continuar el movimiento?

 

Quién fue Xenakis

 

Iannis Xenakis , como su música, era un poco bestial.

Nació en 1922, y se festeja este año su centenario. Fue miembro de la resistencia griega contra los nazis en la Segunda Guerra mundial. Vivió desde entonces con la mitad de la cara desfigurada fruto de la explosión de una granada. Huyó a París donde fue colaborador y asistente del célebre arquitecto Le Corbusier.

Compositor incansable, confrontó con el establishment musical parisino de la época y produjo una música única e incomparable.

Su música produce un efecto inmediato que sacude como un fenómeno natural. Mantiene siempre cercana la experiencia del sonido en la naturaleza.

En este sentido, se trata de música sumamente “fácil” de apreciar.

Al alejarse de las convenciones para arrojarse con valentía a su propia búsqueda, Xenakis encontró un modo de democratizar la experiencia musical.

En “Terretektorh” busca provocar una sensación similar a la que puede ocurrir en medio del bosque o de una tempestad. En “Nommos Gamma”, la imponente fuerza de la percusión genera un sonido rítmico y explosivo. La percepción se mantiene en alerta.

Continuando la preocupación “cageana”, Xenakis democratiza también el espacio escénico: durante la ejecución de “Terretektor” y “Nommos” el público y la orquesta se sientan juntos rodeando al director. Comparten el mismo espacio.

Son pocos los acontecimientos que igualan a todas las personas que participan de ellos.

Sucede a veces con los fenómenos climáticos extremos como cuando hace 40º, o cuando llueve cuatro días seguidos.

Algo semejante va a suceder en este concierto en el que venturosamente todos vamos a participar de una experiencia inédita.

Ya sea para quien nunca escuchó música como la de Xenakis, o para quien nunca tocó un concierto con personas del público sentadas a su lado, o para quien nunca organizó un evento similar en un ámbito tan inusal.

Se trata de la irrupción de algo nuevo y desconocido en un ámbito conocido.

Todos tenemos una reserva de heterogeneidad asombrosa, aunque muchas veces lo olvidemos. A eso podemos echar mano al enfrentarnos o provocar circunstancias diferentes a las que estamos acostumbrados.

Es también una manera de prometer futuro.

 

-Martín Bauer es músico, compositor y gestor cultural.

Martín Bauer

 

 

Grilla de presentaciones

 

PROVINCIA DE BUENOS AIRES

 

-TERRETEKTORH / IDMEN B de IANNIS XENAKIS

Concierto inmersivo para gran orquesta con el público sentado entre los músicos. 22 de MAYO 17H CEDEM2 de Caseros (Tres de Febrero)

-DRUMMING de STEVE REICH

Percusión minimalista. JULIO Lanús.

-LE NOIR DE L´ÉTOILE de GÉRARD GRISEY

Al aire libre, para 6 percusionistas rodeando al público. SEPTIEMBRE Vicente López.

 

CIUDAD DE BUENOS AIRES

-WELT-PARLAMENT de KARLHEINZ STOCKHAUSEN Ópera experimental para coro a capella rodeando al público. SEPTIEMBRE.

-EXPERIMENTUM MUNDI de GIORGIO BATTISTELLI Teatro musical para dieciséis trabajadores, un narrador, cuatro voces femeninas y un percusionista. OCTUBRE.

-SETENTA BALCONES Performance teatral site-specific al aire libre. OCTUBRE-NOVIEMBRE.

-SPEECH SYMPHONY del DÚO BAR-DEM (Suiza) Performance de poesía sonora para dos solistas y una "orquesta" de traductores/intérpretes. NOVIEMBRE- Xirgu Espacio UNTREF.

-ADENTRO! de DIANA SZEINBLUM Danza contemporánea. NOVIEMBRE- Feria de Mataderos.

-TIMBER de MICHAEL GORDON Percusión minimalista. DICIEMBRE- Hall de Fundación Santander.

También te puede interesar

por Martín Bauer

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios