Wednesday 24 de April, 2024

CULTURA | 06-10-2023 15:01

Estaciones abandonadas y líneas sin terminar: secretos y curiosidades del Subte

El subterráneo de Buenos Aires comenzó a operar en 1913, siendo el primero de Iberoamérica y de los primeros del mundo.

El subte se ha convertido en uno de los medios de transporte más importantes, y sin duda, el más icónico de la ciudad de Buenos Aires. Un total de 90 estaciones constituyen el sistema a lo largo de 6 líneas, abarcando un área de poco más de 55 kilómetros, que puede parecer mucho, pero a comparacion de otros subterráneos más recientes y extensos como el de Santiago de Chile o  el metro de Sao Paulo en Brasil, este envergadura queda bastante corta.

Estadísticas del año pasado arrojan un total de más de 200 millones de pasajeros, siendo las estaciones más concurridas Constitución de la Línea C, con 19 millones de pasajeros anuales, seguido de Retiro con 7 millones y San Pedrito de la A completando el podio con 6,7 millones de usuarios. 

Pero todo esto son meras estadísticas, durante el centenar de años que presenta este transporte, historias y curiosidades han ocurrido y siguen ocurriendo, muchas de estas convirtiéndose en leyendas urbanas de aquella Buenos Aires del pasado, la famosa Paris de Sudamérica. 

Pasco Sur y Alberti Norte, estaciones de la muerte.

Una de las curiosidades más llamativas que tiene la Línea A, son las estaciones Pasco y Alberti, ubicadas entre medio de dos de los puntos más importantes en la ciudad: La estación de trenes de Once, en el barrio de Balvanera, y el Congreso de la Nación. Lo peculiar ocurre ya que a pesar de estar a menos de 300 metros de distancia entre sí, nunca pueden visitarse en un mismo trayecto, siendo semiestaciones. Si, por ejemplo, se sale desde San Pedrito, pasará por Pasco, mientras que, si se sale desde Plaza de Mayo, Alberti será una de las paradas dentro del recorrido. Aunque esto no siempre fue así.

Durante la primera construcción del subterráneo, en 1913, se tenía planificada la construcción de una única estación entre el Congreso y Once, pero un hecho lamentable ocurrió: durante las excavaciones, dos trabajadores de origen italiano fallecieron luego en un derrumbe. Lo cierto es que la información es muy escasa, ningún diario de la época habló sobre este suceso ya que se mantuvo en secreto para no generar incertidumbre entre los obreros y sobre todo el gobierno de la época, que no quería mancharse las manos. Se cuenta que, tomando el último vagón del último tren de las 23:30 en dirección a Plaza Miserere (antigua estación Once), se los puede ver charlando sobre un banco. Pero estas no serían las únicas muertes.

Pasco Sur y Alberti Norte fueron estaciones del sistema y dieron servicios por varias décadas. Pasco Sur podemos ubicarla en Rivadavia, entre Rincón y Pasco,  mientras que Alberti Norte se encuentra entre Alberti y Larrea, sobre la misma avenida. Estas operaron desde 1913 hasta sus clausuras en 1953. Según se dijo en la época,  los cierres se debieron a las proximidades  entre estas con las Pasco y Alberti, habiendo 4 estaciones en apenas 600 metros, lo cual generaba que los trenes realizarán pausas innecesarias entre paradas muy concurridas como Congreso y Once, pero esto es solo la versión oficial. Una de las teorías de la época que mayor repercusión tuvo, era que la estación Pasco Sur se encontraba muy próximas a las bóvedas de una sucursal del Banco Nación, sin embargo, la leyenda más famosa y tenebrosa cuenta la historia de una chica, que debido a un mal de amores, decidió terminar con su vida arrojándose a las vías mientras un tren pasaba, en la estación Pasco Sur. En la actualidad, Pasco Sur ha sido tapiada y es imposible verla desde los vagones, pocos son los que han podido acceder al lugar y en su mayoría fueron trabajadores del sistema. Alberti Norte, por su parte, tuvo un final más feliz, a día de hoy se utiliza para suministrar electricidad a las formaciones, lo cual hace que esté menos deteriorada y sea más habitual entre los trabajadores. 

Pasco Sur
Una de las pocas fotos de Pasco Sur  en funcionamiento. Decada del 40.

Lacroze, Cementerio y tumbas

La línea B, fue la segunda en construirse dentro del sistema, teniendo su primer viaje en el 17 de octubre de 1930, hace más de 90 años. Fue durante su inicio, la línea que más pasajeros transportaba, pero con el paso de los años, esto cambió. Su trayecto original iba desde  Callao, en la intersección de esta avenida con Corrientes, hasta Federico Lacroze, en el barrio de Chacarita, y aquí comienza el misterio. La estación en sí, se encuentra en terrenos que en su momento, correspondían al Cementerio de la Chacarita, uno de los más grandes de la ciudad. Por eso, para su construcción, debieron trasladarse varias tumbas,con los cuerpos dentro de ellas. La leyenda dice que tanto pasajeros como trabajadores, han visto fantasmas en  horas de la noche, cuando los usuarios son menos y las estaciones están más vacías. Se comenta también, que las cámaras de seguridad muchas veces captan la presencia de entes o figuras no humanas deambulando por la zona. 

Federico Lacroze
Construccion de la estacion Federico Lacroze en Chacarita, 1930.

Las líneas que no son: F G e I.

El 8 de noviembre de 2001, a menos de un mes del Argentinazo en pleno gobierno de Carlos Menem, la Legislatura porteña aprobó la ley 670, que autorizaba al Poder Ejecutivo, la construcción de 3 líneas de subtes nuevas, con el objetivo de expandir la red y llegar a más barrios de la ciudad: La Línea F, G e I, pero, hasta hoy no fue concretado. Comenzando por orden alfabético, la Línea F iba a unir el barrio y la estación de Constitución con Plaza Italia, en Palermo, pasando por el Congreso, avenida Independencia, Rivadavia,Corrientes, Córdoba, Santa Fe, Libertador hasta llegar al final del recorrido. Por el lado de la G, se planeaba que esta fuera desde Retiro hasta el Cid Campeador en Caballito, pasando por Recoleta, Palermo y Villa Crespo, con la creación de una estación en el Parque Centenario. Finalmente, la I iba a ser la más extensa, ya que se planeaba unir Emilio Mitre, en Parque Chacabuco con Plaza Italia en una primera etapa, para finalmente terminar la etapa dos en Ciudad Universitaria, en el barrio de Nuñez. Además, la ley promulgaba la creación de dos nuevas estaciones en la línea H, la cual comenzó a ser construida en ese año; la estación Sáenz y Nueva Pompeya, como cabecera del sistema. Pero nada de esto, más de dos décadas después, ha ocurrido. Una oportunidad de oro para conseguir más usuarios fue desperdiciada, y las esperanzas de reabrir este proyecto cada vez parecen más lejanas. 

La estación más austral del mundo

Dentro de las miles de curiosidades que hay sobre el subterráneo y sus estaciones, una de las menos conocidas se da en una de las cabeceras de la Línea E, la menos usada dentro del sistema. La estación Plaza de los Virreyes, inaugurada en 1986 y que une al Subterráneo con el Premetro, es la más austral del mundo, ubicada en paralelo  34° sur. A pesar de haber ciudades más australes, como Melbourne en Australia o Wellington  en Nueva Zelanda, ninguna de estas presenta un sistema de trenes bajo tierra. A pesar de esta peculiaridad, no hay ninguna placa que haga honor de este mérito.

 Otra curiosidad de esta estación es que la Plaza de los Virreyes no existe más, pues,en 2011 la Legislatura aprobó el proyecto de cambio de nombre a Tupac Amaru, aunque la estación sigue con su nombre anterior.

Estacion Plaza de los Virreyes
Plaza de los Virreyes, la  estacion mas austral del mundo

Probablemente, en 20, 30 o 50 años, más serán las curiosidades y mitos que el subterráneo tendrá para contar, su historia se sigue escribiendo día a día y con la llegada de nuevas líneas y estaciones, más misterios saldrán a la luz, bajo las calles de Buenos Aires, que ya muchas historias tienen.

Galería de imágenes

En esta Nota

Dante Gabriel Bogani Sandez

Dante Gabriel Bogani Sandez

Comentarios