Viernes 9 de diciembre, 2022

CULTURA | 06-10-2022 08:48

Ganadora del Nobel: Annie Ernaux y el apasionante romance con un espía ruso

“Getting Lost”, su último libro, es el diario que la escritora francesa escribió a fines de los '80, y en el que se recogen sus aventuras con un joven que trabajaba para la K.G.B. en París.

La escritora francesa Annie Ernaux fue galardonada con el Premio Nobel de Literatura 2022 "por el coraje y la agudeza clínica con la que desvela las raíces, el distanciamiento y las restricciones colectivas de la memoria personal".

Ernaux, de 82 años, es autora de unas 20 obras de ficción y memorias, y recientemente ha comenzado a encontrar una audiencia devota en los Estados Unidos. Fama que se acrecentó recientemente con la publicación de "Getting Lost", el diario que "llevó durante el año y medio que tuvo una relación amorosa secreta con un hombre más joven y casado, un diplomático ruso", sintetiza la contratapa del libro que vio la luz hace dos semanas, en septiembre. 

Su novela "Simple Passion", se basó en este affair, pero en "Getting Lost" su escritura es inmediata, sin filtros. Ernaux cuenta en primera persona el tórrido romance con el que ella sospecha, es un espía de la K.G.B. 

La ganadora del Nobel, Annie Ernaux.

"Sus uñas están rotas. Viste trajes de diseñador, pero su elección de ropa interior, calzoncillos ajustados rusos baratos, es conmovedora. Cuando se emborracha, habla de Stalin. Le gustan los programas de juegos más tontos. Tal vez él es K.G.B. No sabe cómo desabrocharse las ligas", pinta la escritora francesa al que fue su amante desde 1988 hasta 1990. 

El sexo se describe con atención a los detalles. “Me di cuenta de que había perdido una lente de contacto”, escribe Ernaux. “Lo encontré en su pene”. S, como ella se refiere a él, es un hombre más joven. Tiene treinta y tantos años. Ernaux se acerca a los 50 y teme envejecer junto con la escritura.

Besar a S le recuerda que "la besaron a los 18 años". Él le devuelve “mi yo de 20 años”. Carne joven como renovación: un tema perenne en el trabajo de los escritores masculinos que Ernaux hace aquí propio. Y la franqueza casi primitiva de su voz es tonificante.

La historia ya desarrollada en su novela "Simple Passion", que se publicó en Francia en 1991 y en Estados Unidos en 2003, se hizo famosa por el relato de un aborto. “¿Soy la única mujer que regresa a la escena de un aborto?", se preguntó Ernaux. Esa escena memorable no existe en el libro nuevo, que triplica al anterior en páginas.

“Getting Lost” es, para Ernaux, una obra monstruosa. La escritora francesa explicó justamente que en los diarios hay “algo crudo y oscuro, sin salvación, una especie de oblación”. Y las as escenas de dormitorio no escatiman detalles. “S y yo nos tiramos el uno al otro”; “mi rostro magullado y manchado de besos”; “tres veces en cuatro horas”; “no nos queda mucho por hacer del Kama Sutra”; “Quiero mantener un tanga empapada con su esperma debajo de mi almohada”.

La mayor parte de "Getting Lost" describe la agonía de Ernaux mientras espera el regreso del amante. Una antología de sus ansiedades proyectadas. “No tengo futuro, aparte de la fecha de nuestra próxima reunión”, escribe Ernaux  que desnuda su absoluta obsesión en un momento de soledad: cuando sucedió su relación con el ruso acababa de separase de su esposo y estaba en un impasse de escritura, salvo por algunos artículos.

“¿Qué más se puede hacer cuando no se escribe?”, se pregunta ella en “Getting Lost” . “Comer, beber y hacer el amor”, se autoresponde en estado febril. Un relato atravesado por el deseo, en oposición a las cosas por las los seres humanos que se conforman.

Galería de imágenes

Maximiliano Sardi

Maximiliano Sardi

Editor de Internacionales.

Comentarios