CULTURA | 09-11-2020 22:08

Ni vagos ni mal entretenidos: una reivindicación del gaucho

La reedición de la obra del dibujante e historiador Enrique Rapela hace justicia a una figura esencial del campo, de ayer y de hoy.

En el Día de la Tradición, quisiera recordar al gaucho: un hombre de la tierra que ha estado presente en la Campaña del Desierto, con los Colorados de Monte, con los Infernales de Güemes y con los Granaderos de San Martín. Y es cierto, el gaucho fue el primer soldado. No existían guapos para acompañar a las milicias y fue don Juan Manuel de Rosas quien se valió de sus gauchos para avanzar en la frontera sur, tal cual don Julio Argentino Roca. Ese gaucho, también fue esa persona de la guerra, de la yerra, del trabajo, la fragua, de la doma, del caballo, de la pampa, del estero y de la montaña.

Si bien, el origen del denominado “gaucho” es incierto, los ensayos para explicarlo son variados. Por ejemplo, Pablo Groussac considera como verosímil y lógico que tal palabra nunca fuera dicha ni conocida en la península, sino por traslado americano. Es, para él, una de las pocas expresiones que no pasó por España antes de implantarse en el Nuevo Mundo. Groussac cree que deriva de la palabra incásica “guacho”, que significa (en un sentido denigrativo) “abandonado, errante, huérfano”. Acepción que, en general, rechazamos.

El propio Enrique Rapela (1911- 1978) pionero de las historietas gauchescas y creador de personajes memorables como Cirilo el Audaz, Cirilo el Argentino, El Huinca y Fabián Leyes dijo en una conferencia: “comprenderemos que este maravilloso país no fue habitado por bárbaros inútiles, vagos y mal entretenidos, como se insistió en forma sistemática y perfectamente organizada en una monumental campaña sostenida por los que solo concebían la civilización si esta provenía de allende los mares, pero renegando del origen latino hispano”.

Este autodidacta en Conozcamos lo nuestro” (El Ateneo) rinde honor a “esos gauchos, forjadores de nuestra grandeza nacional. Con la lanza en un principio y con el arado después, son los mismos que hoy trabajan infatigables y anónimos, y que sin dilación empuñarían nuevamente la lanza para defender su tierra, su honor y su soberanía.”

Este libro es una enciclopedia ilustrada que permite conocer más sobre el gaucho, sus costumbres, su vestimenta, habilidades y destrezas. Los textos que, originalmente, aparecieron en tres fascículos, en esta edición bilingüe español; están organizados en capítulos y partes temáticas, pero mantienen su estilo y minuciosidad. Esta edición 2020 es también un homenaje Enrique Rapela que, a través de la palabra y el dibujo, supo reflejar su admiración por el gaucho y su mundo.

 

Conozcamos lo nuestro

 

 

Felipe Grüneisen es productor agropecuario y empresario.

También te puede interesar

por Felipe Grüneisen

Galería de imágenes

Comentarios