Domingo 18 de abril, 2021

CULTURA | 02-11-2020 17:45

La crisis editorial en una carta a Tristán Bauer

Todas las instituciones ligadas a la producción del libro, enviaron un pedido al ministro de Cultura para que se prorrogue la ayuda económica a través del ATP.

Ante el anuncio del gobierno sobre la reducción de actividades que recibirán la ayuda económica a través del ATP (Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción), las entidades que nuclean a lo que se conoce como “cadena del libro” enviaron una carta al ministro de Cultura de la Nación, Tristán Bauer.

Destacan con énfasis y preocupación que “en la cadena del libro las librerías son el eslabón más débil, a la vez que constituyen la boca principal del negocio, del cual dependen las demás, a la vez que son promotoras de cultura.”

A continuación el texto completo de la carta:

 

Buenos Aires, 30 de octubre de 2020

Señor Ministro de Cultura de la Nación

Prof. Tristán Bauer

De nuestra mayor consideración:

Nos dirigimos a Ud. para solicitarle que, por su intermedio, se gestione la permanencia de las editoriales, industrias gráficas, distribuidoras y librerías en el listado actual de Actividades Críticas del Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción, ATP.

El total de la cadena de valor del libro se encuentra en una situación crítica y, de manera mayoritaria, con una variación interanual negativa en su facturación. Es decir, se halla incluida entre aquellas actividades de nuestra economía que el gobierno, según su manifestación, ha decidido que podrán mantener el beneficio.

Como es de su seguro conocimiento, la tímida recuperación de los dos últimos meses –tras una paralización y posterior reanimación parcial de la actividad- no alcanza, de todos modos, a cubrir los gastos fijos de empresas y comercios. Por ello, el Programa ATP, y sobre todo el beneficio del salario complementario, ha sido una gran ayuda para sostener el empleo en el sector y compensar la fuerte caída en las ventas.

En este escenario dramático se encuentran incluidos y afectados todos los actores del ecosistema: autores, editores, gráficos, distribuidores, libreros. Estos últimos son el eslabón más frágil y, a la vez, estratégico en lo comercial y cultural; de su permanencia depende el resto.

Auxiliar hoy el funcionamiento creativo, productivo y comercial en el mundo del libro permitirá enfrentar el enorme desafío que significará el año por delante. La Argentina tiene una industria con historia, pluralidad y declarado orgullo, y debe continuar teniéndola. El retiro del ATP significaría una sentencia de muerte para muchos de los integrantes de nuestro sector, con la consiguiente pérdida de puestos de trabajo.

Las abajo firmantes somos instituciones que la representamos en su totalidad. Por consiguiente, esperamos ser oídas y satisfechas en esta solicitud.

Desde ya, agradecemos su gestión y lo saludamos cordialmente.

- Cámara Argentina del Libro (CAL)

- Cámara Argentina de Publicaciones (CAP)

- Federación Argentina de Librerías, Papelerías y Actividades Afines (FALPA)

- Federación Argentina de la Industria Gráfica y Afines (FAIGA)

- Sociedad Argentina de Escritores (SADE)

- Fundación El Libro (FEL)

 

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Omar Genovese

Omar Genovese

Comentarios