CULTURA | 14-12-2020 17:39

Oscar Pintor. Una retrospectiva imperdible del gran fotógrafo argentino

La muestra abarca toda la carrera del artista y se completa con una exhibición y película de su hijo, Pablo Pintor.

“Después del viaje a Europa, donde accedió al conocimiento de los grandes maestros y a algunas charlas orientadoras con Humberto Rivas, Oscar comprendió que la fotografía tenía una esencia permanente y profunda que en la Argentina estaba distorsionada sobre todo en los foto club cautivos por el pictoralismo y el esteticismo recalcitrante. Por otro lado, los fotógrafos que a lo largo de los años fueron referentes de una fotografía más independiente y creativa, en su gran mayoría se dedicaban al retrato”. Así comienza Ataulfo Pérez Aznar la presentación de la retrospectiva de Oscar Pintor “Vuelta a las fuentes” que curó para FOLA, la Fototeca Latinoamericana, que está en Godoy Cruz 2626, primer piso, a escasos metros de Pacífico, en Capital.

Oscar Pintor nació en San Juan el 13 de noviembre de 1941. Se formó como arquitecto y trabajó muchísimos años en agencias de publicidad haciendo diseño gráfico. A partir de 1978, comenzó a dedicarse de lleno a la fotografía. En 1984 fundó, junto a otros 12 fotógrafos, el Núcleo de Autores Fotográficos. También creó Fotoespacio, la galería fotográfica permanente del Centro Cultural Ciudad de Buenos Aires (hoy Centro Cultural Recoleta), que dirigió hasta 1987.
Parte de las obras de este gran artista pertenecen al acerbo del Museo de Bellas Artes de San Juan, el Museo de Bellas Artes de Buenos Aires, el Museo de Arte Moderno de Buenos Aires, el Museo Provincial de Huelva (España), el Gabinete de Fotografía de la Biblioteca Nacional de París, el Museo de Fotografía de Odense (Dinamarca), la Fundación Antorchas (Buenos Aires), el Museo de Bellas Artes de Huston, Texas, el Museo de Bellas Artes de Portland, Oregon, EE.UU; y galerías y coleccionistas privados de Argentina, Brasil, EEUU y Europa.

En su retrospectiva hay retratos certeros, paisajes donde hasta la más leve brizna es central en la imagen y escenas urbanas, de la calle y la intimidad, en un blanco y negro cruel, que habla de la soledad, el hastío y los bordes ajados de la vida de todos los días.

Un artista para redescubrir (o conocer por primera vez) en el gran entorno que siempre brinda FOLA en su espacio.

 

Calles y fotos

 

Acompaña a la muestra principal la exhibición “Transeúnte” del hijo de Oscar, Pablo Pintor, director de cine; que con sus fotografías recorre las calles, en una explosión de color, a metros de la austera creación de su padre. “Me gusta coleccionar imágenes, acumular ideas, situaciones absurdas, diálogos incómodos y todo lo que me ofrece la calle diariamente. Soy como una caja sin fondo, de objetos obsoletos guardados para ser usados en algún momento, o para ser directamente olvidados”, dice Pablo de sus fotos. También en el auditorio de FOLA se exhibe la película que hizo sobre Oscar Pintor en San Juan, llamada “Memoria fotográfica”.

La visita se completa con la exhibición de la colección de afiches de muestras fotográficas de Ataúlfo Pérez Aznar con presentaciones de artistas como Walker Evans, Garry Winogrand, Larry Clark, William Eggleston, Lee Friedlander, August Sander, Richard Avedon, Mario Chavo Neto, Sebastião Salgado, Martín Chambi, Eduardo Grossman, Sara Facio y Alicia D Amico, entre otros.

Hasta marzo de 2021 en FOLA. Por razones sanitarias se solicita pedir turno en la web para visitar las muestras.



 

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Adriana Lorusso

Adriana Lorusso

Editora de Cultura y columnista de Radio Perfil.

Comentarios