Sunday 16 de June, 2024

CULTURA | 30-05-2024 13:38

Teatro: Cuando los personajes históricos son protagonistas

Desde Freud hasta Judy Garland, artistas y políticos se multiplican en las dramaturgias actuales, para abordar en el presente problemáticas de siempre. Las obras en cartel.

“No soy un historiador, no me interesa recrear un tiempo histórico. Sí interpretar el presente o entenderlo de alguna manera, a través de episodios históricos en los que aparecen personajes que realmente existieron”, reflexionaba Mario Diament, gran referente del periodismo argentino y destacado autor teatral, en un reportaje publicado en NOTICIAS. Tal vez sea este el disparador principal para entender por qué la nutrida cartelera porteña siempre ostenta numerosas propuestas que se encargan de vidas, luchas y pasiones de figuras vitales de la historia local o mundial.

En estos momentos, se puede ver con autoría de Diament, “El cazador y el buen nazi”, donde hace foco en el encuentro entre Simón Wiesenthal, sobreviviente de un campo de extermino, luego famoso cazador de nazis, y Albert Speer, exarquitecto y ministro de armamentos de Hitler. Asimismo, “Café Central”, que transcurre en Viena y donde aparecen figuras como Sigmund Freud, Stefan Zweig y Alma Mahler, entre otros, en dos instancias fundamentales: un día antes del estallido de la Primera Guerra mundial y otro previo al de la segunda.

Café central

Desde sus albores, el teatro se nutrió de hechos y personajes históricos para contar historias. Siempre con una consigna implícita, los dramaturgos no están obligados a presentar los acontecimientos tal cual ocurrieron y, mucho menos, a ser neutrales ante un tema específico. Por el contrario, se alimentan de aspectos reales para crear una ficción dramática que seduzca y atrape al espectador. Porque la premisa es entretener, posibilitar la reflexión viene por añadidura.

Padre Carlos, el rey pescador

La lista de espectáculos nacionales con base en la historia que hubo en los teatros porteños es extensa y excede la extensión de estas páginas. Vale citar la significativa repercusión que tuvo “La Malasangre” de Griselda Gambaro, donde exhibía la represión en tiempos de Juan Manuel de Rosas de forma alegórica, conocida en 1982.

Justamente, un cabal hombre de teatro que aportó numerosos ejemplos de esta tendencia es el historiador y escritor Mario Pacho O’Donnell, quien de esta forma combinó sus dos pasiones. A él se deben obras como “El encuentro de Guayaquil”, donde los protagonistas son San Martín y Simón Bolívar en pleno debate por las luchas de la independencia sudamericana.

En cartel

Ahora, la periodista Leni González, en su debut como dramaturga, se basó con “Memorias de una maga” en Delia Ingenieros, la primera maga argentina, hija de José Ingenieros. “Al personaje lo conocí cuando empezaba en el periodismo. Delia fue bióloga, trabajó en un laboratorio y, en 1948, a los 33 años, dejó esa profesión para dedicarse a la magia bajo el nombre Kamia. En 2018 empiezo a estudiar dramaturgia y esos hilos sueltos se unieron de a poco. ‘La historia ya está escrita, lo hizo ella, vos tenés que escribir tu obra, me dijo Laura Sbdar, profesora del taller”, resume. “Acostumbrada a reunir información me la pasé buscando más datos sobre ella. Pero el problema fue pararme desde otro lugar, el presente de la acción, y que fluyera otra cosa; no una biopic sino mi construcción, mi Kamia, lo que yo había encontrado en ella, dar el 'volantazo', y animarme a hacer lo que quería”, agrega.

Memorias de una maga

Surgen, además, nuevas voces como la de la joven actriz Marina Munilla, quien interpretó a Ingrid Bergman, en “La furia del volcán” y a Golda Meir, la primera ministra israelí en “Golda Meir, cuestión de estado”. En este momento se mete en la piel de Judy Garland, otro personaje emblemático en “Proyecto Garland”.

Proyecto Garland“Junto a Gerardo Grillea, director y coautor, venimos trabajando propuestas en las cuales tomamos como excusa alguna personalidad conocida para hablar sobre una idea o un tema que nos convoca. La lucha incansable de la mujer dentro de un mundo machista tomó la personalidad de Ingrid Berman como excusa. Luego, quisimos hablar del rol de la mujer en la política y de la corrupción, y los tejes y manejes de los gobernantes de todos los tiempos con Golda Meir. En nuestro tercer espectáculo queremos hablar de las infancias, del maltrato y el trabajo infantil. Sabemos que Judy Garland, la niña Dorothy en la recordada película 'El mago de Oz', sufrió innumerables abusos que quizás nunca pudo reconocer. Nuestra obra esclarece y muestra lo que nunca se dijo, y denuncia de algún modo al sistema opresor consumista y exitista en el que vivimos. Entiendo que los personajes reales captan la atención del público. Principalmente, porque sienten que van a descubrir una faceta de ellos que no conocían aún”, concluye.

Golda Meir, Cuestión de Estado.Desde“Traidor”, donde el actor y director Daniel Panaro se calza la piel del explorador español Lope de Aguirre y su búsqueda frenética de las riquezas de la mítica El Dorado; “Padre Carlos, el rey

Traidor

pescador” de Cristina Escofet, protagonizada por Pablo Razuk, centrado en la vida del sacerdote tercermundista Carlos Mugica, asesinado hace 50 años, hasta “El camino menos transitado”, coescrito por Betty Gambartes y Belén Pasqualini, acerca de la vida de una científica francesa radicada en nuestro país, Christiane Dosne Pasqualini, todos son buenos ejemplos del poder pedagógico del teatro histórico argentino. Ese que nos congrega para reflexionar sobre nuestro convulsionado presente desde una perspectiva que abreva en el pasado.

Galería de imágenes

Jorge Luis Montiel

Jorge Luis Montiel

Periodista crítico de artes y espectáculos.

Comentarios