Jueves 25 de febrero, 2021

CULTURA | 21-12-2020 18:38

Una exploración de la colección de arte de Amalia Fortabat

Un ciclo que ya tiene tres años, pone en diálogo a un artista de la colección con otro seleccionado por un curador. En la edición 7 de la serie, Victoria Verlichak traza líneas entre Alejandro Puente y Estanislao Florido.

El proyecto "Explorando la colección" surgió con el objetivo de difundir y profundizar el conocimiento sobre las obras del acervo de la Colección Amalita. El ciclo tuvo dos o tres instancias en el año y consistió en la investigación de una obra de la colección en diálogo con la producción de un artista contemporáneo, seleccionado por un curador invitado.

Durante el 2018 se seleccionaron las obras de Juan Batlle Planas, en diálogo con la producción site specific de Maruki Nowaki y la curaduría de Claudio Iglesias; Gyula Kosice con la instalación de Marcela Cabutti y la curaduría de Marina Oybin; y Mildred Burton, con Gabriela Francone como curadora invitada, quien seleccionó a la artista contemporánea Luciana Rondolini. En la primera edición de 2019 se presentaron obras de Alicia Carletti y Alita Olivari, bajo la curaduría de Verónica Gómez. A principios del 2020, se exhibieron las obras de Demetre Chiparus y Nushi Muntaabski, y se invitó a Cristina Schiavi como curadora. A partir del mes de agosto se lanzó la exhibición online de este proyecto con obras de Nicolás García Uriburu y Valentín Demarco, con Joaquín Aras como curador invitado.

En esta última edición del año de “Explorando la Colección” se seleccionaron obras de Alejandro Puente y se invitó a Victoria Verlichak como curadora, quien eligió a Estanislao Florido. En su texto de presentación, Verlichak discurre acerca del diálogo entre Estanislao Florido y las pinturas de Alejandro Puente, pertenecientes a Colección Amalita.

“Las dos obras de Puente (La Plata, 1933-Buenos Aires, 2013) -con espacios ilusorios, líneas claras y diseños sin curvas que juegan con la noción de perspectiva- sintetizan su adhesión a un sistema sensible que tiene a la forma y al color en el centro de sus preocupaciones.

“En ‘Imperio errante’, Estanislao Florido (Buenos Aires, 1977) teje una trama con vestigios y símbolos de antiguas culturas, marcando continuidades y rupturas e inaugurando una nueva narrativa. Reinterpreta estas obras de acento constructivista e inspiración americanista para crear otras imágenes, surgidas de su observación de la naturaleza y las vistas del país. La ola del tiempo arrojó a estas orillas trazas arquitectónicas y diseños ancestrales artesanales de aquellos imperios, que supieron levantar construcciones tan majestuosas como misteriosas.

“Con la libertad que otorga el arte contemporáneo, Florido recupera maravillosos colores, pliegues de arquitecturas y signos precolombinos que, como decía Joaquín Torres García, en el encuentro con las vanguardias europeas son “un teclado de lenguaje gráfico… con el que se puede expresar todo”.

En estos trabajos sin título, Florido también incorpora ecos de la abstracción, con aristas geométricas, vislumbrados en la trayectoria de Puente y de otros artistas rioplatenses. Después de todo, Florido concibe la historia del arte como un intenso tránsito circular, como ‘una película construida por todos los cuadros alguna vez pintados, puestos uno sobre otro, repitiéndose, hasta el infinito’”.

El proyecto surge con el objetivo de difundir y profundizar el conocimiento sobre las obras del acervo de la Colección AMALITA. El ciclo comprende dos o tres instancias en el año, en las cuales se investiga y exhibe una obra de la colección en diálogo con la producción de un artista contemporáneo, el cual será seleccionado por un curador invitado.

Desde el 18 de diciembre de 2020 hasta marzo de 2021 de martes a domingo de 12 a 20 h en el segundo piso; entradas por Internet: info@coleccionfortabat.org.ar. Olga Cossettini 141 (C1107CCC) Buenos Aires, Argentina / 54 (11) 4310-6600.

También te puede interesar

Galería de imágenes

Comentarios