Monday 17 de June, 2024

DEPORTES | 03-04-2023 07:18

Run Altas Cumbres 2023: una carrera que hay que correr

Se corre en Mina Clavero y tiene varias distancias: 6.5, 10, 21, 42 y 60K. Además, la organización ofrece un finde a puro deporte, sumando nado y la clásica Vuelta Altas Cumbres (carrera de mountain bike).

Si hay una carrera ideal para animarse a dar el salto de la calle al trail, esa es Run Alta Cumbres: una competencia que no tiene tanto desnivel como las carreras patagónicas, el clima es más que ameno, el terreno permite correr en varios tramos y, además, cuenta con una organización que ofrece todo lo necesario para que los corredores y corredoras se sientan más que cuidados. Y para los más experimentados, es un excelente tester post competencias como Champa Ultra Trail o como previa a Patagonia Run.

Es el segundo año que corro los 21 Kilómetros, una de las distancias más elegidas -también hay 6.5, 10, 42 y 60k- por los más de tres mil corredores que cada año copan la localidad cordobesa de Mina Clavero. Algunos aprovechan para sumarse a las carreras de nado o la clásica Vuelta Altas Cumbres (mountain bike). Sucede que la organización ofrece lo que llaman una “Experiencia Altas Cumbres”: tres días de diferentes actividades deportivas que, incluso, pueden combinarse en una opción que es premiada.


21K desde adentro

Pasadas las 7 am, y con una niebla intensa cubriendo las sierras de las Altas Cumbres, largamos los 21K. Cual malón, con mucho entusiasmo e impulsados por el apoyo de cientos de espectadores, miles de almas nos largamos al ruedo, a enfrentar terrenos rocosos, arroyos potenciados por las lluvias y campos verdes, mientras el sol comenzaba a asomarse.

En circuito ya estaban los competidores de 60 y 42 kilómetros, esta última, este año fue parte del campeonato nacional que clasificó para el mundial que se disputará en junio en Austria. Y unas horas más tarde largarían los de 10K y los de 6,5K, entre los que se encontraban los U20.

Las constantes lluvias que se dieron hasta horas antes de la largada de los 60º, entrada la madrugada del sábado 25, obligaron a la organización a hacer cambios de último momento en el circuito, ya que los arroyos habían incrementado sus caudales y se volvían peligrosos para cruzar. Esto generó algunos inconvenientes que la organización supo suplir inmediatamente.

Por suerte, a la hora de haber largado las nubes y la niebla se despejaron dándole lugar a un sol que por momentos se tornaba demasiado agobiante, algo que se aplacaba con el gran servicio y oferta que uno puede encontrar en cada puesto de avituallamiento. Así seguimos adelante en un circuito más rápido y corrible que en 2021, sorteando trepadas y bajadas rocosas técnicas y senderos más que rápidos.

Al final, la gran sorpresa de los 21K: a cruzar el arroyo, con el agua hasta la cintura y a metros del arco. Nadie lo esperaba. El agua corría caudalosa y con fuerza, haciendo que todos perdiéramos el equilibrio y, más de uno, terminada acostado bajo el agua, agarrado de alguno de los bomberos que formaban el cordón humano que evitaba que los corredores y corredoras fueran arrastrados por la corriente.

El agua se volvió placentera, estaba fresca y cristalina. El problema fue que todo el que salía, lo que menos quería era seguir corriendo. Pero el arco estaba a pocos metros, así que a darle el  ultimo tirón y, entre un cordón de personas alentando, cada corredor cerró el cronómetro y se hizo de una hermosa medalla que adornará sus medalleros.

¿Por qué, sí?

Nunca es bueno pasar de la calle al trail de alta montaña, por varios motivos, pero el peor es que el desconocimiento hace que muchos subestimen la montaña y crean que porque lograron completar 42 kilómetros de calle entonces están listos para hacer la misma distancia en trail. Gran error. Nada tiene que ver ni en entrenamiento, ni en tiempos ni en tipo de competencia y desgaste. Y, lo que es peor aún, en tiempos, ya que en montaña se tarde mucho más.

Por eso hay carreras importantes y clave para tener en cuenta a la hora de dar ese paso. Muchos comienzan con el cross country, son carreras con muy poco desnivel pero que se corres a campo traviesa. Son como correr en calle pero sobre pasto y tierra y algún que otro cruce de agua y barro. Pero para muchos eso es poco y buscan algo más y ahí entran carreras de la talla de Run Altas Cumbres, donde vas a encontrar partes corribles, trepadas y bajadas rápidas y técnicas. Pero, sobre todo son carreras bastante llevaderas y de duración relativamente corta. Ideal para dar ese primer paso en montaña o, incluso, para dar el salto a una distancia más grande.

Y, además, el calor y la cordialidad de los habitantes de Mina Clavero le dan un marco inmejorable. En pocas palabras, una carrera que no puede faltar en tu calendario.

También te puede interesar

Galería de imágenes

Pablo Berisso

Pablo Berisso

Redactor especial.

Comentarios