Sunday 14 de July, 2024

EMPRESAS Y PROTAGONISTAS | 21-06-2023 09:55

Dra. Lorena Mancini ¿Cómo cuidar la visión de las nuevas tecnologías?

El avance de la tecnología ha logrado que los dispositivos formen parte de nuestra rutina diariamente. La oftalmóloga converso con Noticias sobre la importancia del cuidado que debemos tomar ante la excesiva exposición a las pantallas.

1) ¿Cómo afecta a la vista estar largas horas expuestos a las pantallas?

Aunque las pantallas no son malas en sí mismas para el ojo, pasar largas horas frente a las pantallas de nuestros dispositivos nos puede generar ciertas molestias como, por ejemplo: visión borrosa, ojo rojo, ojo seco, fatiga ocular, dolor ocular, lagrimeo, cefalea (dolor de cabeza). Estas molestias afectan a personas de todas las edades y se recomienda que mientras esté frente a las pantallas no se olvide de parpadear, use lentes para computadora, lubrique sus ojos y siga la regla “20-6-20”, que consiste en hacer pausas regulares cada 20 minutos, cambiando el punto donde fija sus ojos y mirando hacia un objeto que esté al menos a 6 metros de distancia durante por lo

menos 20 segundos.

2) ¿Cuáles son los riesgos de la exposición temprana y excesiva de los niños?

La exposición temprana y excesiva en niños está asociada a problemas como la fatiga visual y la miopia temprana por consecuencia de un enfoque visual cercano constante y repetitivo, lo que genera que mas tarde al niño le cueste enfocar de lejos, aunque de cerca tenga una buena visión. Sin mencionar las demás consecuencias que produce la exposición temprana y excesiva a los dispositivos en niños a nivel neurológico, cognitivo y social.

3) ¿Por qué hay que evitar la luz azul?

Se ha demostrado que la luz azul tiene efectos adversos sobre la estructura celular en estudios in-vitro y animales vivos. En humanos, los síntomas a corto plazo son fáciles de identificar: irritación ocular, cansancio, pesadez, falta de concentración, etc. sin embargo, los efectos a largo plazo son más difíciles de demostrar, es por ello por lo que, en ciertas áreas, tenemos que hablar de que “sospechamos” de tal o cual peligro porque la evidencia científica no estará disponible hasta dentro de mucho tiempo.

La luz azul tiene sus beneficios como vamos a ver seguidamente. sin embargo, las radiaciones más energéticas son fuente de problemas y se ha demostrado que una parte de la luz azul puede resultar peligrosa si se abusa de ella – y hoy en día es muy común su utilización a gran escala.

Distinguimos dos tipos de luz azul:

• Luz azul-turquesa: sirve para que nuestro cerebro sincronice el ritmo biológico del cuerpo con los ritmos cíclicos naturales (luz, temperatura) a través de los ritmos circadianos. Esta “puesta en hora” cíclica se da también en personas ciegas, ya que este mecanismo no recorre las vías de la visión. La luz azulturquesa es un tipo de luz que nos “activa” y nos anima. Puede incrementar el rendimiento y la capacidad de aprendizaje. Además, se sabe que la luz azul turquesa tiene un rol importante en el reflejo de constricción de la pupila: un reflejo que ayuda a proteger los ojos de la radiación solar.

• Luz azul-violeta: Hay datos que indican que la luz azul-violeta, la parte más extrema del espectro visible, puede ser nociva. A corto plazo la luz próxima al uv es causa de cansancio y estrés visual, mientras que a largo plazo la gran energía de este tipo de luz extrema puede dañar la retina y acelerar la aparición de una degeneración macular, quien es una de las principales causas de ceguera en el mundo. Se sospecha que la luz azul violeta, al igual que la radiación uv, ayuda a la formación de cataratas. La sobre exposición a la “luz azul” puede ser peligrosa y nos afecta de varias maneras, como por ejemplo alterando nuestro ciclo de sueño/ vigilia e interfiriendo con la producción de la hormona melatonina, produciendo un estado de vigilia más prolongado.

4) ¿Pueden traer aparejadas otro tipo de complicaciones?

Hay determinadas patologías oculares que se agudizan con la exposición a la luz que emiten las pantallas, como la miopía, la hipermetropía, el astigmatismo y la presbicia, sin que seamos conscientes de que esa es la causa. Los casos más avanzados se producen por una práctica que nos podría parecer familiar y es el uso del celular con la luz apagada antes de dormir. Para tener en cuenta, el sueño nocturno se reduce 26 minutos por cada hora diaria que pase frente a una pantalla.

Recomendaciones:

• En primer lugar, alejarse del aire acondicionado y calefacción.

• Prender la luz antes de mirar el celular para que los ojos se adapten a la luz ambiente.

• Una hora antes de dormir evitar el uso de pantallas.

• Uso de anteojos con filtro de luz azul.

5) ¿Qué consejos nos daría para mejorar esta condición y lograr que no llegue a

afectarnos?

Mi consejo para mejorar estas condiciones y tratar de reducir el impacto de las pantallas en nuestra salud visual es llevar una alimentación saludable porque algunos nutrientes nos protegen los ojos de la luz violeta, como las frutas y verduras y seria genial incorporar alimentos que contengan omega3, luteína y astaxantina que también colaboran con nuestra salud visual. También es muy importante la realización de actividad física, ya sean deportes individuales o grupales, que además de todos los beneficios que traen aparejados los cuales ya conocemos, ayuda a nuestro sistema visual a enfocar de lejos relajando los músculos de la visión cercana. Respecto al uso de pantallas de dispositivos digitales mi recomendación es limitar la exposición de nuestros ojos a la luz que emiten, para lo cual la siguiente regla ayudaría mucho a identificar el tiempo de exposición limite recomendado de acuerdo a la edad:

• De 0 a 4 años se recomienda no usar pantallas de dispositivos digitales.

• De 4 a 8 años se aconseja 0:30 hs por día como máximo.

• De 8 a 16 años entre1:00 hs 1:30 hs como máximo

• De 16 años en adelante 2:00 hs como máximo.

Y por supuesto, recomiendo la realización del examen oftalmológico de recién nacidos, niños y adultos 1 vez al año.


Contacto: Av. 9 de Julio 215- Resistencia, Chaco. Tel: 0362 442-5774.
Dra. Lorena Marcela Mancini, MN 84457.

por CEDOC

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios