Saturday 13 de July, 2024

EMPRESAS Y PROTAGONISTAS | 18-08-2023 07:55

“La Dra. Mariela Guasti nos habla sobre la técnica ICC para la regeneración de cartílago articular”

La Dra. Mariela Guasti médica clínica y experta en regeneración de tejidos. Actualmente, es presidente de la sociedad latinoamericana de medicina regenerativa (SLAMR), titular de la cátedra de medicina regenerativa en la facultad de medicina (UAI), jefe de unidad de medicina regenerativa en CEMIC Belgrano y directora de la Diplomatura en medicina regenerativa en (IUC). Su trabajo se centra en el desarrollo y aplicación de terapias celulares avanzadas para la regeneración de tejidos.

El implante de condrocitos autólogos (ICC) es una técnica única disponible en la actualidad con la capacidad de regenerar ad integrum el cartílago articular. Es, además, de todas las terapias regenerativas conocidas, la única que restituye el cartílago hialino haciendo imperceptible el sitio del implante en pocos meses, debido a su completa integración articular. Dicha característica no se limita solo a lo estructural sino también a lo funcional, lo que permite al paciente retomar actividades deportivas en alto rendimiento luego de la rehabilitación.

Si bien esta técnica es de primera elección en deportistas, cualquier paciente entre 11 y 60 años puede ser candidato a un ICC, con excelentes resultados demostrados, especialmente en los más jóvenes. El implante de condrocitos autólogos ICC es una terapia celular avanzada que cuenta con la aprobación de la FDA y la EMA. Su eficacia ha sido ampliamente demostrada en el tratamiento de condropatías focales, lesiones pequeñas <1cm, lesiones de mediano tamaño 1 a 3cm, y lesiones de gran tamaño >3cm, en osteocondritis disecante, y tras cirugías reparadoras previas.

En lesiones de gran tamaño sus resultados superan a los de cualquier otra terapia usualmente utilizada, tal como el desbridamiento, perforación, microfracturas, mosaicoplastia, y es sólo comparable en este aspecto con el aloinjerto osteocondral cadavérico, pero que, sin embargo, a diferencia de ICC presenta mayor riesgo de recaída futura.

La técnica ICC ha sido desarrollada por el Dr. Pedro Guillen García médico traumatólogo español de trascendencia internacional por su vasta trayectoria y su dedicación a la recuperación de atletas de elite posibilitando su reincorporación a la actividad deportiva en alto rendimiento.

La calidad de vida se ha convertido con el tiempo en una variable que los pacientes consideran a la hora de someterse a un procedimiento. La decisión que se tome en torno a un tejido con potencial de regeneración debe estar centrada en el interés del paciente y en salvaguardar sus tejidos propios y su salud articular para evitar limitaciones funcionales, retiro prematuro de su actividad deportiva y dolor crónico.

Una ventaja adicional que incorpora esta terapia celular es la posibilidad de preservar cartílago para poder utilizarlo frente a futuras lesiones. Todo paciente que deba someterse a una artroscopía tiene la posibilidad de solicitar la criopresevación mediante una simple biopsia del tamaño de 2 o 3 granos de arroz que su médico puede guardar en el kit correspondiente a Pre-ICC.

En los últimos años debido al auge de las terapias regenerativas existe una cantidad de ofertas para el tratamiento de lesiones articulares. Sin embargo, es importante aclarar la enorme diferencia que tienen esas técnicas comparadas con la técnica ICC. La técnica ICC utiliza una pequeña muestra del cartílago autólogo (propio del paciente) cuyas células se denominan condrocitos. Estas células se cultivan en un laboratorio especializado y como resultado se obtiene una dosis suficiente para regenerar el tejido lesionado.

draguasti.com 

Instagram: @draguasti

Próximos eventos para formación profesional: Diplomatura en medicina regenerativa. Informes en [email protected]

 

También te puede interesar

por CEDOC

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios