Jueves 29 de septiembre, 2022

EMPRESAS Y PROTAGONISTAS | 16-02-2022 08:18

La vanguardia en el aire

Es una de las cuatro empresas habilitadas este año por la ANAC (Administración Nacional de Aviación Civil) para operar vuelos no regulares. Su propuesta combina visión pragmática con optimismo tecnológico para brindarle la máxima seguridad a los pasajeros.

El Ing. Aeronáutico Cristian Cuba (48), director de la empresa de servicios aeronáuticos, tiene más de 20 años de trayectoria y experiencia en la industria. Ocupó cargos gerenciales en empresas privadas, líneas aéreas regulares y no regulares, talleres de mantenimiento, y también en organismos públicos a nivel nacional e internacional, bajo la órbita de la Organización de Aviación Civil Internacional.

Desde niño tuvo marcada la pasión por los aviones y el espacio. Cursó un secundario técnico, para luego continuar la carrera de ingeniería aeronáutica (UNLP) y cursos de postgrado que conforman una maestría en Tecnología Aeroespacial (UTN). Aún con propuestas para capacitarse en el exterior en temas relacionados a la tecnología aeroespacial, decidió emprender su camino profesional en Argentina, hasta fundar su propia compañía. Su proyecto representa lo que su mente cree posible y así lo refleja el abanico de soluciones desarrolladas para la aviación general, comercial, ejecutiva y pilotada a distancia, mediante drones.

“Para sostener una propuesta con una perspectiva integral, el abordaje con un equipo interdisciplinario de profesionales ha sido clave a lo largo de los años en los que Flight Edge se ha nutrido de especialistas en diferentes áreas de la industria aeronáutica y espacial, desde perfiles técnicos y operativos, hasta de medicina y comunicación”, asegura Cristian Cuba, único ingeniero aeronáutico que dirige una empresa de estas características.

¿La aprobación como operador aéreo no regular para realizar vuelos nacionales e internacionales de transporte de pasajeros, carga y correo, interfiere con los servicios de las grandes líneas aéreas?

Esta aprobación llega en un momento de reapertura y puedo asegurar que, de ninguna manera, vamos a interferir con los servicios de las grandes líneas aéreas, porque son distintos segmentos del mercado. Incluso hemos certificado otros operadores aéreos regulares y no regulares a lo largo del país, y comercializamos aeronaves de pequeño, mediano y gran porte.

¿Cuándo comienzan a operar y de qué manera comercializarán los vuelos?

El objetivo es comenzar la operación en 2022 con vuelos chárter ejecutivos de corto y mediano alcance, donde la seguridad y la experiencia del pasajero serán los puntos más importantes a tener en cuenta. Proyectamos basar nuestra operación como línea aérea desde la ciudad de Rosario, aunque podemos operar donde nuestros clientes lo requieran y prevemos ofrecer el servicio a través de una herramienta digital, ágil, moderna y dinámica.

¿También brindan asesoría técnica, legal, contable y operativa para otros sectores además de la aviación civil?

Sí, diseñamos programas ad hoc para la optimización de la performance sistémica, a partir del análisis de los recursos humanos y la implementación de modelos de gestión. Estos servicios no solo están enfocados en la aviación, sino también en otras industrias donde la seguridad y la eficiencia son los actores principales. Como consultora tenemos clientes en varias provincias del país, a quienes seguimos asesorando y acompañando en las gestiones. Nos enorgullece su crecimiento, y que a partir de nuestro trabajo se genere empleo en el sector. Nos da mucha satisfacción decir que en todos los casos hemos generado vínculos que van más allá de lo comercial.

¿Qué lugar ocupa la seguridad en la operación con drones?

Es crucial, ya que las consecuencias de su uso inapropiado pueden ser muy graves, dependiendo del contexto. Existen modelos muy pequeños que algunos consideran juguetes, pero otros más robustos, que son utilizados en ámbitos más exigentes, que van desde la seguridad pública, control del tráfico, plantas petroleras y de construcción, hasta eventos deportivos, sociales y recreativos. Con el sistema de drones cautivos que volamos y comercializamos, realizamos operaciones de alto rendimiento ya que pueden volar durante horas, sin limitaciones de batería.

¿Cuál es el futuro de la aeronavegación en general?

El ecosistema aéreo se va a ir complejizando. La aviación civil como la conocemos ahora va a coexistir con plataformas de vehículos aéreos tripulados a distancia (drones), que serán utilizados, por ejemplo, para transporte de paquetería, y en un futuro más lejano veremos un modelo de transporte civil sustentable, tecnológico, ágil, que ya comenzó a gestarse en Europa y Asia. El 25 de noviembre de este año, realizamos el 1º Congreso Argentino de Movilidad Aérea Avanzada (CAMAA), donde se presentó este modelo de conectividad que involucra vehículos aéreos de despegue y aterrizaje vertical (E-VTOL), con gran impacto positivo en el medio ambiente y la reducción del tráfico terrestre. Estos vehículos serán pilotados por profesionales, pero se presume que, tras algunas décadas de suficiente experiencia y análisis de confiabilidad, puedan ser de uso personal como los automóviles.

¿Flight Edge también está incursionando en el diseño de estos vehículos?

Nos proyectamos como un agente de cambio para impulsar esta nueva forma de transporte en Argentina y quizás la región. Por ejemplo, hemos conformado una alianza con Grug Group, una compañía experimentada en el diseño de vehículos E-VTOL y otros elementos de seguridad para aeronaves, con la visión de comenzar las gestiones para la certificación de las operaciones, lo cual engloba desde el diseño de las rutas hasta su construcción efectiva. Tenemos todos los recursos humanos y perfiles profesionales necesarios, además de un territorio vasto en extensión para realizar las pruebas necesarias para los análisis de confiabilidad de los sistemas involucrados. Esta tecnología permitirá impulsar el desarrollo de nuevos centros de conexión, potenciar la conectividad de áreas suburbanas y descongestionar la circulación terrestre en las zonas urbanas, donde la integración de la operación en el espacio aéreo será uno de los desafíos a superar. Todo esto motorizará diversos sectores tecnológicos industriales que serán proveedores de soluciones a implementar. Los paradigmas tecnológicos mueven los sectores de la educación, producción, industriales y las economías de los Estados, y tenemos todo para hacerlo. Nuestra visión es trabajar hoy sobre las bases que a largo plazo le permitan a la industria crecer de forma ordenada y continua.

por CEDOC

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios