Tuesday 28 de May, 2024

EMPRESAS Y PROTAGONISTAS | 07-04-2023 10:29

Relación con el medico en los tratamientos de reproducción asistida

.

Hay diferentes maneras de acercarse a la búsqueda de la maternidad, entre ellas puede haber mujeres que siempre supieron que querían ser madres, otras empezaron a plantearse este interrogante cerca de sus 40 años, y también puede suceder, que aparezca la pregunta cuando el médico señala el tic tac del reloj biológico, en relación al cuerpo y a los tiempos de los tratamientos de fertilidad y las coberturas legales.

Sea cual sea en el momento en que se toma la decisión, cuando comienza la búsqueda de la maternidad, se plantea un desafío al que se entrará de una manera e inevitablemente se saldrá de otra.

En algunas ocasiones atravesar ese desafío implica hacer esfuerzos, destinar mucho tiempo, hacer visitas a especialistas, realizar variados estudios, acompañados de un torbellino de emociones que aparece sin pedir permiso y se cuelan en cada instante.

Acá comienza un recorrido que será diferente según cada historia, según cada persona, los recursos que posea para afrontarlo, y las vueltas de la vida con su cuota azarosa.

En este camino consideramos muy importante poder tener un médico o equipo médico con quien establecer un vínculo de confianza.

Desde Bienestar en Fertilidad, y como psicólogas le damos mucha importancia al vínculo con él o la consultante. Necesitamos hacer una alianza de trabajo en equipo, ir consultante y profesional para el mismo lado Dentro de una terapia la alianza terapéutica es el punto de encuentro entre el paciente y el terapeuta. Es un vínculo único que se basa en la confianza y el entendimiento necesarios para abordar el proceso de cambio en el que el paciente se halla inmerso. Desde el principio se busca que en la terapia haya un clima de confianza, de empatía, de cercanía, en el que el paciente se sienta cómodo y pueda abrirse para exponer sus miedos o necesidades.

Esto que es fundamental en un espacio terapéutico, en el ámbito de la medicina no siempre es tenido en cuenta. Muchas  veces la gran cantidad de pacientes, la demanda de consultas, el poco tiempo para cada una, etc, hacen que  la relación con el consultante se plantee de un modo diferente que en el ámbito psicológico.

Recomendamos apuntar a lograr una relación de confianza con el o la doctora con quien se realizará el tratamiento de fertilidad. En esta instancia sugerimos hacer una pausa a la vorágine de estudios y consultas que suelen aparecer, para detenerse a registrar cómo se sienten con es@ especialista y en ese centro específico.

Cada persona priorizará en el profesional lo que considere más importante, pero a la vez la calidad del vínculo nos parece fundamental. Es importante poder hacer todas las preguntas necesarias, plantear inquietudes, dudas, temores, angustias, etc. Poder pensar juntos opciones para cada necesidad.

No todos los pacientes necesitan lo mismo en la elección de un médico o médica. Algunos privilegian los años de experiencia, otros la empatía, otros que sean directos con la información, etc. Lo fundamental es que cada paciente sienta que el profesional que lo atiende tenga las características que cada uno necesita.

La urgencia del reloj biológico y muchas veces de los médicos, no es la misma que de las consultantes. La mente suele ir rápido pero el corazón necesita pausar y conectar.

La búsqueda de la maternidad que se posterga, el tener que ir a un centro especializado e iniciar un camino de consultas, implicará atravesar una crisis vital. Sentirse acompañada en este recorrido ayuda a afrontarlo de una mejor manera.

Las crisis vitales suelen ser ansiógeneas y generan angustia, en muchas oportunidades contar con el acompañamiento de una profesional psicoterapéutico especializado puede ser  de ayuda en este recorrido.

por CEDOC

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios