Viernes 23 de abril, 2021

EMPRESAS | 24-03-2021 17:36

Las franquicias que crecen en pandemia y el modelo "all-in-one”

Con la mira puesta en las ciudades medianas del interior del país, marcas locales desarrollan un ambicioso plan de expansión. Claves, costos y el factor tech.

Argentina es el principal exportador de franquicias en la región: 180 marcas a 62 naciones diferentes, con más de 1.750 puntos de ventas. Comida rápida, cafeterías, heladerías, indumentaria, supermercados, alimentos en general, están entre los principales rubros.

En contrapartida, el 92% de las marcas que operan dentro del país tienen origen local. En la Argentina, el negocio de las franquicias está compuesto por 1.129 redes y 37.256 locales en todo el país. Y el franchising creció incluso durante la pandemia: emplea cuatro veces más personal que la industria automotriz y representa el 22% de las ventas internas minoristas a nivel nacional.

“Nosotros nos expandimos en medio de la pandemia con locales propios o también con franquiciados. La idea es poder darle a un inversor determinado, un lugar y un producto que ya está consolidado, recontra probado, aceitado, con todos los estándares que tiene que tener. Entonces el inversor tiene toda la asesoría para poder montarlo”, explica Pablo De Marco, Director de Expansión y Desarrollo de Mostaza.

En el caso de la cadena de comida rápida que más crece en el país, las inversiones que arrancan en us$ 200.000. “Buena parte de la inversión se la lleva la obra y remodelación del local”, explica De Marco, que tiene el ambicioso plan de abrir más de 100 sucursales en los próximos cuatro años.

"La gastronomía cayó 70% en pandemia, pero pudo reinventarse. En Argentina funcionan 900 marcas franquiciantes, y generan alrededor de 200 mil puestos de trabajo registrados", explica Susana Perrotta, presidenta de la Asociación Argentina de marcas y Franquicias.

"Estamos trabajando para abrir más locales en Buenos Aires, Córdoba, Mendoza... Hoy estamos en 20 provincias, nos faltan cuatro, próximamente abriremos en Catamarca nuestro primer local. Pero también apuntamos a ciudades intermedias. San Nicolás, Pergamino, Junín, Venado Tuerto, Funes y Bolívar”, enumera el Director de Expansión y Desarrollo de Mostaza.

Director de Desarrollo de Mostaza

Las franquicias apuntan a conquistar el interior de país. Y mientras algunas marcas retroceden, otras ganan mercado. Es el caso de la láctea Luz Azul, que logró expandirse en plena pandemia, duplicando la cantidad de sus locales franquiciados. "Desde agosto de 2020, llevamos abiertos 25 locales. Actualmente, contamos con 55 en toda la cadena", explica Gabriela Benac, gerente de la firma.

"Nosotros acordamos 16 franquicias nuevas el año pasado, en plena pandemia, y no cerramos ningún local.  Este año abrimos la primera franquicia en Rosario y tuvimos más de 900 pedidos de franquicias entre enero y febrero", festeja Luis Videla, presidente de Grupo Almar, que maneja las franquicias de Costumbres Argentinas.

“Nosotros queremos estar en todas las ciudades que tengan más de 60000 habitantes. Nos fijamos si la ciudad tiene turismo, si tiene campo, si es polo de alguna ciudad satélite por salud, educación o incluso judicial. Si garantiza el mínimo de transacciones para que a nosotros nos justifique poder ir, abrimos”, señala De Marco, con una estrategia de expansión agresiva.

Y detrás, la apuesta se cimenta en el producto, pero también el desarrollo del servicio al cliente, con una fuerte pata tecnológica. “Casi toda la expansión de las cadenas como nosotros pasa por darle servicio a la gente. En pandemia potenciamos los AutoMostaza. La gente valora el servicio de pasarla a buscar y llevárselo a la casa o comerlo en el auto. También creció muchísimo el delivery que antes tenía una participación del 3% y ahora representa entre el 20 y 25 por ciento de las ventas”, sigue el Director de Expansión.

“Y finalmente están los tótems de autocompra. En el prepandemia los habíamos empezado instalar de manera muy tímida, hoy prácticamente todos los locales tienen ese servicio porque la gente lo reclama, y hoy se gestiona su propio pedido: va a la pantalla, toca lo que quiere comer, paga y lo retira. Y ya estamos actualizando al app para que pueda hacerlo anticipadamente y reducir la espera. Casi no entra al local”, agrega. “Somos una empresa muy tecnológica en todo lo que ofrecemos”, cierra De Marco, convencido de que “Mostaza all-in-one”, su modelo de franquicias, revolucionará el mercado.

También te puede interesar

por R.N.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios