martes, octubre 22, 2019

POLíTICA | 14-05-2019 13:31

Gobernadora acusó a Macri de poner en peligro el reclamo por Malvinas

Rosana Bertone, de Tierra del Fuego, relató una reunión secreta en la que se discutieron nuevos permisos para Gran Bretaña.

A través de las redes sociales, la gobernadora de Tierra del Fuego,  la peronista Rosana Bertone, reveló un supuesto plan del Gobierno de Mauricio Macri que "sería nefasto" para la "reivindicación soberana sobre Malvinas".

Según contó la mandataria provincial, en una reunión celebrada el pasado viernes 10 de mayo, distintos Ministerios evaluaron la posibilidad de tomar decisiones sobre el área adyacente a la Zona Económica Exclusiva (ZEE) de la Argentina. Se trata de una porción del mar argentino que abarca hasta las 200 millas marinas, desde la costa, donde rigen determinadas reglas para la pesca internacional.

En esa reunión, según el relato de Bertone, "se evaluó avanzar en conformar una organización de ordenamiento pesquero reconociendo a Gran Bretaña como estado ribereño". Es decir, que se le otorgaría un estatus que hoy no tiene (ya que la soberanía sobre las islas está en disputa y siendo analizada en la ONU), que le permitiría actuar como legítimo poseedor de esas tierras.

(Te puede interesar: Guerra de Malvinas: El rol de los medios, un debate pendiente)

"Sería nefasto para nuestra reivindicación soberana sobre Malvinas", opinó la gobernadora fueguina sobre la idea y aseguró "pone en peligro" los derechos argentinos sobre las islas.

Ante esta situación, la mandataria peronista instruyó al secretario de Estado para la Cuestión Malvinas, Jorge Arguello, a presentarse ante la Cancillería que conduce Jorge Faurie, lo que se concretó hoy mismo. Y adelantó que pedirá, a través de los legisladores nacionales, de la derogación de la ley 25.290,  que aprobó en 1995 el “Acuerdo de Nueva York” de 1995, base para la creación de este tipo de Organizaciones Regionales.

(Te puede interesar: Guerra de Malvinas: la polémica mediación de Estados Unidos)

"La declaración de Gran Bretaña como estado ribereño seria un resultado sumamente dañino para el reclamo argentino de soberanía", explicó Arguello a NOTICIAS, a la espera de una respuesta oficial de la Cancillería.

Desconfianza. No es la primera vez que la Cancillería y el Presidente son acusados de poner en juego el reclamo de soberanía de Malvinas. Las denuncias públicas se suceden desde septiembre de 2016, cuando el Gobierno firmó con Gran Bretaña el "Acuerdo Foradori-Duncan" (por el nombre de los vicecancilleres intervinientes).

(Te puede interesar:  Las Malvinas y Macri: La soberanía puede esperar)

El texto habla de “remover todos los obstáculos que limitan el crecimiento económico” de Malvinas. Y abrió la puerta para que Argentina y Gran Bretaña vuelvan a discutir temas como el aumento de los vuelos a las islas, y la eliminación de trabas en comercio, pesca, navegación e hidrocarburos.

Para la oposición, que hasta cuestionó el acuerdo en el Congreso ante el canciller Faurie, se trata de un texto redactado acorde a los intereses británicos.

El texto de la gobernadora Rosana Bertone: 

Comentarios

Música

1915

Escuchá el tema "Prisma".

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario