SOCIEDAD | 15-10-2019 10:48

Araceli vs. Suar: intimidad de una pelea con viejos rencores y millones

La actriz quiere rediscutir la división de bienes que firmó con el productor en el 2005. Empoderamiento de una ex.

A finales de la década del '90 y principios del nuevo siglo, la pareja de Adrián Suar y Araceli González era una de las más importantes de la farándula local. La relación entre el, en ese entonces, ascendente productor televisivo y la modelo top comenzó cuando se conocieron grabando “La banda del Golden Rocket” y pronto se volvieron favoritos del público. Su historia de amor parecía sacada de una de las telenovelas que protagonizaron y lo coronaron con un glamoroso casamiento en 1997.

Pero en la vida real no todo es tan idílico como en las ficciones y la pareja inició los trámites de divorcio en 2004, luego de infructuosos intentos de recomponer la relación. Desde ese momento se inició una guerra entre ambos que, si bien tuvo momentos de cordialidad, siempre dejó de manifiesto que aún existía un conflicto latente.

Ahora ese conflicto que parecía olvidado y superado se hizo visible. E incluye exigencias de dinero y nuevos capítulos judiciales. Araceli salió al cruce de Suar reclamándole que la división de bienes de la sociedad conyugal nunca se había realizado. “Desde mi divorcio, jamás conseguí la división de bienes. He firmado papeles que me mostraban, hubo 'arreglos' nunca arreglados y postergaciones sostenidas. He sido paciente con las tantas vueltas que se dieron alrededor de este asunto. Pero hasta aquí llegué. Siempre he dicho que denunciar protege. Que acobardarse es un error. Y no voy a seguir dando un ejemplo contrario. Si me quedo en casa haciéndome la pelotuda y mostrándoles a todos que la vida es embellecerse, no estaría comunicándoles quién soy en realidad. Esta que ven aquí es una guerrera dispuesta a salir por su dignidad, y, por ende, la de todos”, disparó y reavivó esta antigua guerra que se creía superada.

(Te puede interesar: “Pequeña Victoria” y el tabú en el prime time: de eso no se hablaba)

El reclamo de González no es sólo mediático. Según ella misma aseguró, hace dos años que inició una demanda para llegar a un nuevo acuerdo. Del lado de Suar afirman que la actriz “falta a la verdad” ya que la división de la sociedad conyugal fue rubricada por ambos en diciembre de 2005. Sin embargo, la guerra promete traer nuevos capítulos en Tribunales.

Batalla. En un audio de Whatsapp enviado al programa "Intrusos", González fue concreta: “La división de bienes con mi socio no se hizo como corresponde y está faltando a la verdad”, detalló, evitando incluso nombrar a su ex esposo y afirmó que “hace dos años inicié un juicio y no fue a las audiencias o las que fue no se pudo llegar a un acuerdo”.

En este contexto, Adrián Suar prefirió guardar silencio. Según detallaron a NOTICIAS allegados al jefe de programación de El Trece, la situación la vivió “como un balde de agua fría”. Sin embargo, los abogados del productor sí comenzaron a tomar cartas en el asunto. Consultados por NOTICIAS explicaron que “está documentado al día de la fecha que nada adeuda el señor Adrián Suar a la señora Araceli González por ningún concepto derivado del convenio de división de bienes ni tampoco del acuerdo complementario”.

Al momento del divorcio, el patrimonio a dividir habría rondado los 50 millones de pesos. A valor de hoy unos 18 millones de dólares. Si bien la pareja se había separado en 2002, tras varias idas y vueltas, fue recién a fines de 2005 cuando finalizaron los trámites. De acuerdo a versiones extraoficiales, tras la rúbrica de la separación, a Araceli le correspondió una fortuna de 8 millones de dólares, algo así como 24 millones de pesos al cambio de diciembre de aquel año. “Ciertas manifestaciones como que 'jamás conseguí la división de bienes' o 'he firmado papeles que me mostraban' lucen así incomprensibles e inverosímiles”, afirman desde la defensa de Suar.

Más aún, desde el entorno del productor confirmaron que él se encargó de cumplir “religiosamente” con los pagos en concepto de alimentos para el hijo en común de la pareja, Tomás, hasta agosto de este año, fecha en la cual el joven llegó a los 21 años.

Pero, entonces, ¿por qué González interpuso una demanda? Según pudo saber NOTICIAS, el reclamo busca rever el acuerdo firmado en diciembre del 2005. “Cuando ella dice que 'nunca se llegó a un acuerdo como corresponde' no lo dice porque sí, lo dice justamente porque cree que el acuerdo no estuvo bien hecho y ella fue perjudicada”, confía una persona que conoció de primera mano la versión de Araceli. Según ella misma afirmó, antes de presentar esta demanda en 2017, su equipo de abogados estuvo trabajando varios años y a través de esta investigación, según esta versión, habrían identificado que la disolución de la sociedad conyugal estuvo mal hecha en detrimento de ella. “Es por eso que apunta a la ilegalidad de esa división de bienes”, explicó.

(Te puede interesar: Redoblan la apuesta al negocio Soda Estereo)

Otra versión sostiene que, en efecto, la división de la sociedad conyugal nunca se refrendó. Sin embargo, los abogados de Suar dieron por tierra esta teoría ya que afirmaron: “Ambas partes, de común acuerdo, con fecha de 5 de diciembre de 2015, y luego de arduas negociaciones, celebraron ante escribano público un convenio sobre división de bienes de la sociedad conyugal en el que se adjudicaron distintos bienes. Este convenio fue posteriormente ratificado por ambas partes el 21 de ese mismo mes mediante un acuerdo complementario”, explicaron. De acuerdo a lo que manifiesta esta hipótesis, sería Suar quien habría incumplido ese acuerdo, algo que desde su entorno negaron. De esta manera, el centro del reclamo de González se conocerá sólo una vez que ella se decida a hablar y explique qué la llevó a ir nuevamente a la Justicia.

Socia. Cuando en 1994 Adrián Suar era aún un incipiente productor sin trayectoria y quería lanzar su propia productora y su primer programa -"Poliladron"- no contaba con el capital suficiente. Fue en ese momento que Araceli, quien gozaba de una mejor situación laboral, le prestó 70 mil dólares para iniciar su proyecto. En 2014, Suar reconoció este préstamo y afirmó que en 1997 le había devuelto el dinero. “La invité a cenar y en medio de la noche saqué un cheque.'¡Ara, te agradezco tanto!', le dije”, relató. Sin embargo, la participación de Araceli dentro de Pol-Ka no se redujo sólo a eso: en el marco del acuerdo de división de bienes del 2005, González se quedó con un futuro porcentaje de una potencial venta de la productora. “Está pendiente de común acuerdo la división de las sumas que se obtengan como consecuencia de esa venta”, confirmaron los letrados de Suar. Según trascendió, un 5% de una potencial venta sería para la actriz. Sin embargo, ese porcentaje no la convierte en accionista de la empresa ahora, sólo en beneficiaria.

Desafío. Luego de la entrevista que generó todo este escándalo, González no realizó nuevos reportajes. Sólo se comunicó en dos oportunidades con "Intrusos" a través de Whatsapp para manifestar que los dichos de los abogados de su ex marido eran falsos y para aclarar que efectivamente ella había iniciado una demanda. De todos modos, la actriz si acudió a su cuenta de Instagram para mostrar los dientes. “Todos debemos entender que ante nuestros derechos, acobardarse es un error. El miedo solo lastima nuestro interior. La valentía, la denuncia, la verdad, nos construye y nos hace dignos. ¡Ser feliz es tu derecho! ¡Ser valiente, es tu derecho! Ser sereno te hace el mejor guerrero. Acá estamos a la espera, defendiendo la verdad!”, reflexionó la actriz el mismo día que sus dichos tomaban estado público.

Pocos días después, continuaría con su monólogo web: “¡¿Cómo voy a tener miedo, si vengo del menos 10?! ¿Cómo voy a tener miedo? ¡Si me construí con pocas posibilidades! ¿Cómo voy a tener miedo si defendí mi dignidad con los dientes, sabiendo que perdía por todos lados?”, comenzó González, que entre muchas otras preguntas también se interrogó: “¡¿Cómo voy a tener miedo si denunciar me protege!?”, dejando en claro que está en pie de guerra y que no piensa claudicar en esta nueva batalla.

(Te puede interesar:  Refresh de series: el tiempo de las guionistas feministas)

A pesar de esta presencia en las redes sociales, González, hasta el cierre de esta edición, no había aparecido públicamente para refrendar sus dichos ni explicar por qué decidió hacer público el litigio judicial ahora. El pasado 2 de octubre acudió a una gala, pero sólo ingresó rápidamente al VIP para realizar la foto de rigor y abandonó el recinto rápidamente.

En el medio. Suar y González no son las únicas celebrities de su familia. Tanto Tomás “Toto”, hijo de ambos, como Florencia Torrente, hija de Araceli fruto de una relación anterior, quedaron en la línea de fuego de esta disputa. “Para mí esto no es nada nuevo, yo lo sé perfectamente y desde hace mucho años. Es un tema muy delicado, es un juicio de familia. Yo lo único que voy a hacer es apoyar, acompañar y respetar a mi madre”, explicó Torrente y luego agregó: “Creo que hacer justicia siempre alivia, y eso le pasa a cualquier persona. Tarde o temprano las cosas se saben, y todo se va a deliberar en ese juicio. Esperemos que la Justicia sea justa”.

Tomás, en tanto, fue más diplomático. En su caso el sí quedó atravesado por la grieta que dividió a su madre y su padre y consultado sobre la situación prefirió mantenerse al margen. “Si tienen problemas ya los arreglarán”, dijo el joven que forma parte de la telenovela “Argentina: tierra de amor y venganza”.

Esta no es la primera vez que los jóvenes deben salir a hablar públicamente de situaciones que involucren a Suar y González. Es que, a pesar de que luego del divorcio reinó una paz momentánea e incluso la ex pareja llegó a pasar las fiestas de fin de año juntos para que Suar pudiera estar junto con su hijo, poco a poco la relación se fue desgastando.

(Te puede interesar: Todo lo que dejaron los Emmy 2019: Chernobyl es la mejor miniserie del año)

Esta no es la primera vez que los jóvenes deben salir a hablar públicamente de situaciones que involucren a Suar y González. A pesar de que luego del divorcio reinó una paz momentánea, poco a poco la relación se fue desgastando.La tranquilidad fue dejando lugar a los cruces públicos e incluyó nuevos. El gran catalizador del conflicto fue cuando, en medio de un intento de reconciliación, Suar comenzó a salir con Siciliani. “Su relación empezó en un momento en que yo estaba teniendo un acercamiento con Adrián. Hay que decir las cosas, estoy cansada de no hablar”, dijo en 2017 González. La revelación, ahora se sabe, coincidió con el momento en el que la actriz decidió promover esta demanda por la división de bienes. Los dichos de Araceli generaron un intenso cruce de declaraciones entre Siciliani y González que concluyó con la bailarina riéndose de la situación en la pista de "Showmatch".

La escalada de declaraciones tuvo otro pico cuando Fabián Mazzei, actual pareja de Araceli, afirmó que desde que había comenzado su relación con González nunca más había sido convocado por Pol-Ka. Siciliani, ya separada de Suar, salió a respaldarlo a su ex y dijo que si no lo habían convocado era porque no les servía para ningún proyecto. A esto González respondió vía Instagram reprobando la actitud de Siciliani al juzgar el trabajo de un colega. Así, aunque su fuerte es la ficción, todos terminaron sumidos en un reality que lejos está de tener final feliz.

De aquel amor de novela que los unió en la década del '90 queda poco. La historia de amor quedó sepultada y Suar y González están más lejos que nunca. Tanto que ella decidió volver a llevarlo a la Justicia, aunque del lado del productor no vean razones para eso. Los próximos capítulos dirán cómo evoluciona esta historia que parece sacada de la ficción.

Galería de imágenes

Comentarios

Argentina y el mundo

La información más importante del martes 12 de noviembre

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario