Domingo 12 de julio, 2020

SOCIEDAD | 15-03-2020 14:30

Cómo gambetear al coronavirus con la virtualidad

Las ingeniosas ideas para disfrutar de eventos culturales y de entretenimiento sin salir de casa. Fiestas, shows y recitales vía streaming.

Con el anuncio de Alberto Fernández asegurando que evalúa la posibilidad de "parar la Argentina durante diez días" y que todos se queden en sus casas, varios se las están ingeniando para aprovechar la tecnología y seguir con sus actividades. No solo se volvieron tendencia las recomendaciones de series, películas y libros en las redes sociales sino que eventos que exigían presencia física se las rebuscaron para volverse virtuales. Así, recitales, fiestas, charlas y clases ahora se concretan a través de la pantalla. 

Vivir por streaming. Uno de los primeros en advertir que llevarían adelante el ciclo lectivo a través de aulas virtuales fueron las autoridades del colegio Northlands. Y aunque es una herramienta que ya se aplicaba desde antes de la pandemia, universidades y escuelas deberán afinar las técnicas de enseñanza web si se confirma la cuarentena nacional: muchos ya piensan cómo preparar bibliografía, foros, ejercicios y videos explicativos para el período en el que suspendan las clases.

Pero quienes más innovaron frente a las prevenciones que indican que no haya acumulación de gente en lugares cerrados fueron los que pertenecen a la industria cultural y del entretenimiento. Hace dos días, el escritor Hernán Casciari ideó un “Streaming con delivery”, en el que propone un recital de cuentos a través de YouTube a la vez que se envía una cena por delivery a quienes compren la entrada. Por $800 en Argentina o USD 15 en el resto de Latinoamérica, se puede reservar una “función privada” -que se ve por computadora y con un código- pactada para el 21 de marzo. La entrada incluye otro código para pedir comida con un límite de USD 9, y se le pueden pedir cuentos en directo a Casciari.

“Un show cancelado que se armó en menos de 24hs para ser un show en vivo por YouTube”, compartieron desde Futurock para agradecer a su público y a la cantante Juana Molina, que decidió hacer un show exactamente igual a los que siempre hizo pero vacío: se transmitió por la plataforma de videos y la audiencia fue virtual. 

En “Chicas Programando”, una comunidad que busca que las mujeres puedan insertarse en el rubro de la tecnología, sucedió algo similar. Una charla para 50 personas casi tuvo que ser suspendida por el coronavirus pero decidieron darle un volantazo a la situación y lo organizaron online, triplicando la capacidad de público: fue para 150 espectadores. 

La influencer Ana Moreno Hueyo, más conocida como “La Coneja China”, no vio como impedimento la cuarentena para seguir haciendo las fiestas que produce. El sábado 14 decidió hacer una “fiesta indoor”. Se juntó con las dj’s con las que trabajan, acondicionaron una sala con luces, una consola para pasar música y parlantes y un productor grabó el set, transmitiéndolo a través de una página de streaming. “Hoy no haces fila para ir al baño”, bromeó en Instagram. 

captura fiesta streaming

A pesar de las consecuencias económicas que puede generar el parate nacional, algunas empresas salen beneficiadas. En la peor semana de Wall Street en 9 años, los primeros días de marzo, las acciones de Netflix subieron un 0,8%. Y, en lo que va del año, acumla un alza de aproximadamente un 15%. En épocas de digitalización y contacto 3.0, la virtualidad se exacerba para sortear los límites que la cuarentena y el aislamiento generan.

Galería de imágenes

Delfina Tremouilleres

Delfina Tremouilleres

Periodista de Información General.

Comentarios

Video

Efemérides, por Radio Perfil

Las principales fechas de la mano de la producción de Radio Perfil.

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario