Jueves 25 de febrero, 2021

SOCIEDAD | 11-02-2021 14:38

El Gobierno busca legalizar la industria del cannabis medicinal y el cáñamo

El ministro Matías Kulfas juntó a diputadas que trabajan en el tema para redactar el proyecto. El Presidente la presentaría en la apertura de las sesiones ordinarias.

En julio del año pasado, el ministro de Desarrollo Productivo de la Nación, Matías Kulfas, presentó su plan de reactivación económica para el país. Dentro de los ejes del proyecto, en el que se incluye la minería y las energías renovables, entre otros, también se encuentra el desarrollo de la industria del cannabis. Ahora, la última novedad es que el funcionario encabezará la redacción de un proyecto de ley para ser enviado al Congreso como una iniciativa de la Presidencia para regular la actividad.

“Estuve intercambiando ideas con la senadora Anabel Sagasti y las diputadas Carolina Gaillard y Mara Brawer respecto del tratamiento legislativo de un marco regulatorio para el desarrollo de la industria del cannabis para uso medicinal y del cáñamo para uso industrial”, publicó Kulfas en su cuenta de Twitter por la primera reunión que se realizó para la elaboración del proyecto de ley, a principios de febrero. Resulta que las parlamentarias fueron convocadas por el ministro porque ellas ya presentaron diferentes iniciativas para la regulación de la industria del cannabis.

En el caso de la diputada Gaillard, el año pasado presentó un proyecto de ley para la industria del cannabis medicinal; al igual que la senadora Sagasti lo hizo en el año 2017, que luego se convirtió en la actual Ley de Cannabis Medicinal. En el caso de Brawer, la diputada presentó también durante 2020 una iniciativa para legalizar el cáñamo, un material que se produce con las fibras y tallos de la planta que puede utilizarse para producir biocombustible, carrocerías de autos, telas y ladrillos. De hecho, el prócer Manuel Belgrano había proyectado, a fines del siglo XVIII, la creación de una industria a base de cáñamo destinada a aparejos de la navegación mercante.

Según pudo confirmar NOTICIAS, todas las iniciativas confluirán en un mismo proyecto de ley que será enviado por el Ejecutivo y, tanto las diputadas como la senadora Sagasti, formarán parte de la redacción porque sus propuestas ya tienen estado parlamentario. “Queremos que se presente lo antes posible”, adelanta Brawer en diálogo con NOTICIAS, ante el inicio de las sesiones ordinarias del Congreso, en marzo. “El ministerio de Producción, Agroindustria, Jefatura de Gabinete y el Presidente mismo entienden la necesidad de regular esto. La decisión política está”, afirma la diputada.

“Se busca crear un marco regulatorio de la industria del cannabis medicinal y el cáñamo para la cadena de producción y comercialización. Hay que pensar una normativa fuerte que no ponga escollos innecesarios, porque entendemos que es una industria que se tiene que desarrollar. En el caso del cáñamo habrá una necesidad menor de regulación porque no tiene componentes psicoactivos y en muchos países es un commoditie”, cuenta Brawer sobre la reunión con Kulfas, Sagasti y Gaillard.

Por otro lado, Gaillard le explica a NOTICIAS la necesidad de una nueva legislación. “La Ley de Cannabis Medicinal vigente es insuficiente porque no regular el aspecto productivo. Hay una gran demanda, pero no hay oferta”, cuenta la diputada sobre el objetivo del Gobierno en desarrollar a nivel nacional la industria del cannabis medicinal y el cáñamo industrial. “Se está pensando en crear una agencia que otorgue permisos para todas las etapas del proceso productivo y que estaría bajo la órbita de la Jefatura de Gabinete”, adelanta Gaillard.

En una situación de crisis económica que se arrastra en el país hace años, el Gobierno necesita ampliar la matriz productiva nacional, generar empleo y la entrada de divisas. El cannabis es más que una interesante oportunidad y, para comprobarlo, solo hay que mirar hacia la orilla vecina del Río de La Plata. En Uruguay, las exportaciones de cáñamo ya alcanzaron una recaudación de US$ 100 millones, en 2020, según datos del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca. Para tomar dimensión, se trata de la cuarta parte del comercio de cítricos, el más importante detrás de la soja.

En Colombia, otro de los países que avanzó en la regulación dentro de la región, el comercio parece no tener techo desde que, en 2016, se legalizó completamente al CBD -componente de la planta relacionado al uso medicinal-. Según un informe de la Asociación Colombiana de Industrias del Cannabis, las exportaciones para uso terapéutico tuvieron en 2020 un aumento del 1.363%, en comparación al año anterior. En total, las ganancias superaron los US$ 4,5 millones.

“El cannabis podría ayudar a resolver muchos problemas de la economía”, asegura la diputada Brawer, conciente de la expansión del mercado cannábico. “Es una buena forma de diversificar la matriz productiva del país”, agrega, por su parte, Gaillard.

Dentro del Gobierno esperan que el proyecto sea aprobado por amplia mayoría en ambas cámaras. Es tal la expectativa por el cannabis que dentro del Frente de Todos adelantan que el Presidente Alberto Fernández presentaría la iniciativa en la apertura de las sesiones ordinarias de marzo. “Mayo, a más tardar, ya vamos a estar tratando el proyecto en el recinto”, aseguran.

 

También te puede interesar

Galería de imágenes

Santiago Carrillo

Santiago Carrillo

Comentarios