Domingo 27 de noviembre, 2022

SOCIEDAD | 12-10-2022 15:10

El mundo feliz de Juliana Awada

La esposa de Mauricio Macri publicó "Raíces". Sus recetas y consejos para una vida sin problemas.

Juliana al lado de un árbol. Juliana en la cocina. Juliana en la huerta. Juliana haciendo yoga. Juliana en la bañera. Juliana frente a un espejo. Juliana con una gallina. Juliana con flores. Juliana en el pasto. Juliana con Antonia. Juliana con una taza de café. Juliana en bicicleta. Juliana en color. Juliana en blanco y negro.

“Raíces” (Ed.Grijalbo), el libro que acaba de publicar Juliana Awada, es un book de fotos de la ex primera dama acompañado de consejos y recetas para llevar una rutina saludable. Con tono new age y tramos autobiográficos, la esposa de Mauricio Macri contó que la publicación fue “un sueño” que empezó a gestarse durante la pandemia y que su deseo es “inspirar a los lectores a encontrar los caminos a la felicidad”. La tierra, el autoconocimiento, la familia y la recuperación de “lo simple” son los conceptos que se repiten a lo largo de las 192 páginas. Quien quiera conocer los secretos de “La Hechicera” solo debe acercarse a una librería y pagar $9.999.

Contenido. Por recomendación de sus asesores, apenas Macri llegó a la presidencia, Awada intentó modelar un perfil similar al de Michelle Obama. La esposa de Barak Obama se había convertido en Estados Unidos en el rostro de causas vinculadas a la nutrición y en 2012 publicó su primer libro, “American grow”, donde combinaba anécdotas de su vida familiar con recomendaciones para eliminar alimentos poco saludables. La publicación coincidió con la promoción del movimiento Let’s Move!, que fomentaba la actividad física en los niños y niñas. El sobrepeso infantil fue, de hecho, uno de los temas en los que más se involucró Michelle.

Awada insiste todavía hoy en inspirarse en Michelle, pero con la huerta y las verduras, no con el contenido político. “Raíces” habla de un mundo feliz y sin problemas, el mundo de Juliana.

“Lo primero que hago a la mañana es tomar agua con limón. Pongo música tranquila y me quedo 5 o 10 minutos contemplado, respirando en silencio”, cuenta y dice que comenzó el camino natural gracias a las señales que le dio su cuerpo. “Dejé de dar por sentado malestares como distensión abdominal, dolor de cabeza, anemia y menstruaciones abundantes. Gracias al trabajo conjunto con la doctora Florencia Leonardo y acompañada de mi nutricionista María Cecilia Ponce, concluimos que tengo una cierta intolerancia al gluten, sin llegar a celiaquía, y el intestino permeable”, agrega Juliana.

Ese primer capítulo se denomina “El bienestar de lo simple”. En esa parte, Awada habla sobre la importancia de comenzar el día con alimentos frescos y naturales. El paso del tiempo, agrega, es una de las cosas que empezó a mirar con atención y por eso también le dedica un buen espacio a la longevidad saludable.

Pero no todo es la alimentación, dice, y agrega recomendaciones sobre actividad física. En su caso, cuenta que ama el tenis y que una vez por semana se junta a jugar con amigas, pero que lo que más disfruta es la charla cuando termina el partido. También cuenta que le encanta hacer natación. Yoga, una vez por semana, porque la ayuda a conectar con su interior.

Pero el bienestar es más que alimentos y deporte y, bien a la moda, el libro incluye su propia rutina de skincare. Juliana, todas las mañanas, se lava el rostro con jabón o con algún gel de limpieza. Además, dice que el protector solar es fundamental.

La segunda parte del libro se titula “Amor a la tierra”. Allí, Awada despliega la faceta que más le gustó mostrar durante su tiempo en la Quinta de Olivos: ella en la huerta. “Cuando era chica mi hermana más grande vivía en una quinta en Ingeniero Maschwitz. Ahí tuve contacto por primera vez con una huerta. Había gallinas y cocinábamos en horno de barro”, dice y sigue con el momento en el que decidió crear la suya: “Al principio eran dos cajones que armé en el jardín de la quinta Los Abrojos. Ahora tengo cuatro”. Además, habla de su primer gallinero y del invernadero, su sueño hecho realidad.

En la tercera parte, “Cocina que hace bien”, se detiene en recetas y platos, en la herencia gastronómica de sus padres, en la importancia de comer en familia y en cuánto disfruta preparar la mesa. ¿Con qué llenar la alacena? Juliana recomienda productos naturales, legumbres, palta, alcauciles y granola casera.

La familia aparece de forma constante en sus anécdotas. De su padre dice que heredó el humor y el gusto por los deportes; de su madre la capacidad de sobreponerse. Antonia, su hija mejor, aparece mencionada y en las imágenes. Desde que nació, la pequeña de 10 años es parte de la imagen pública de Awada y Macri. De Valentina Barbier, su hija mayor, apenas hay una imagen de perfil en la que casi no se le ve el rostro. La joven hoy tiene 19 años, pero cuando era menor su padre, Bruno Barbier, le había pedido a su ex pareja que no la expusiera a la prensa.

Equipo. Además de las médicas, Awada armó el libro con un equipo de su confianza, la mayoría periodistas o creadores de contenido. Awada agradeció las colaboraciones: “Especialmente a Javier Navia, Renata Romani y Guadalupe Fernández Fronza, que me orientaron en este nuevo camino. Sus aportes y recomendaciones me ayudaron a dar forma a este sueño”, escribió.

Navia es el actual prosecretario de Redacción de La Nación y director editorial de La Nación Revistas; Romani trabajó diez años en La Nación y luego se lanzó al universo de la asesoría comunicacional con “Boutique de contenidos”; un camino similar fue el de Fronza, quien también escribió en el mismo medio y luego inició su carrera independiente.

El diseño y el interior de la tapa de “Raíces” estuvo a cargo Jesica Rizzo, prosecretaria de Redacción de La Nación. Las ilustraciones fueron de Ana Monticelli. Y las fotografías de Anahí Bangueses Tomsig, Cecilia Glik y José Pereyra Lucena, que fue el fotógrafo elegido para la boda de Jorge Lanata, al que estuvieron invitados Awada y Macri.

Awada se rodeó de amigos para trabajar y no dio entrevistas para hablar de "Raíces". Sus allegados dicen que es para mantener "el bajo perfil". Quienes quieran saber de ella, podrán comprar su libro con sus mil fotos.

 

Galería de imágenes

En esta Nota

Giselle Leclercq

Giselle Leclercq

Comentarios