Tuesday 23 de April, 2024

SOCIEDAD | 03-08-2023 11:33

Generación Zoe a juicio: cuáles eran los roles en la banda de Cositorto

La justicia salteña pidió elevar a juicio el caso, tras acreditar 118 estafas y asociación ilícita.

Ana Inés Salinas Odorisio, fiscal Penal de la Unidad de Delitos Económicos Complejos (del Ministerio Público Fiscal de la provincia de Salta), pidió la elevación a juicio del caso por el que está detenido Nelson Leonardo Cositorto, por considerarlo autor de "118 hechos de estafas reiteradas en concurso real con asociación ilícita en calidad de jefe u organizador".

Y también a Ricardo Gabriel Isaac Vilardel, Jorge Federico Vilardel, Ana Lucía de Los Ángeles Vilardel y Vilma Griselda Albornoz, a quienes consideró autores de la misma cantidad de hechos de estafas reiteradas y asociación ilícita, en concurso real. ¿Cuáles eran los roles de casa uno? Según el trabajo de los investigadores, los roles estaban asignados de la siguiente manera:

  • Leonardo Cositorto: era el Director Ejecutivo de “Generación ZOE”, quien firmaba los contratos con inversionistas y se encargaba de recolectar el dinero que entraba via trasferencias a sus diferentes cuentas bancarias.
  • Ricardo Gabriel Vilardel: Era el director y representante de Zoe en Salta. Quien se encargaba de atender a los inversionistas, recibía el dinero de manera personal y firmaba los recibos.
  • Ana Vilardel: Era la secretaria de la sede local de Zoe. Recibió en su cuenta bancaria parte del capital que invertían los damnificados
  • Jorge Federico Vilardel: Era el encargado de la atención al público. Recibía el dinero en efectivo como así también por transferencias a su cuenta.
  • Griselda Albornoz: Junto a los hermanos Vilardel realizaba diferentes reuniones y conferencias para captar a las víctimas. Se encargaba de difundir la financiera por diferentes medios.

La investigación de la fiscal Salinas Odorisio estimó que la suma total del perjuicio ocasionado asciende en Salta a 5.682.500 pesos y 574.120 dólares. El modus operandi de la empresa consistía en rubricar contratos de fideicomiso (llamados "membresía educativa"), cuyo importe oscilaba entre los 500 y 1.000 dólares.

Generación Zoe les prometía un retorno de entre el 7,5% y el 10% mensual y el 120% anual. Al día siguiente de abonar la "membresía", al usuario le figuraba en su perfil on line, un incremento de su capital del 20% en calidad de bonificación educativa.

Pero el contrato rubricado tenía una duración de tres años, y si el aportante decidía retirar en forma anticipada el dinero, se le cobraba una multa del 50% del capital invertido, no admitiendo ningún retiro antes del plazo de un año. Una estafa piramidal que se maquillaba con supuestas inversiones en criptomonedas ficticias.

por R.N.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios