Martes 1 de diciembre, 2020

SOCIEDAD | 23-10-2020 17:32

Los fanáticos del yoga piden volver

Frente a una nueva fase con más aperturas, los practicantes de esta disciplina dan argumentos para que les permitan abrir.

Con el anuncio de Fernán Quiros, ministro de Salud porteño, que aseguró: “Estamos en condiciones de dar un nuevo paso en apertura de lugares cerrados”, distintas disciplinas empezaron a hacer fuerza para poder desarrollar sus actividades de manera presencial.

Así, los gimnasios, y los estudios de danza y de yoga solicitaron en redes sociales que les permitan volver. Pero con una salvedad: desde el yoga piden diferenciar los espacios en donde ellos trabajan de otros establecimientos. Según explican, hay muchas divergencias que muestran que, de por sí, sus estudios son un lugar seguro. 

Argumentos

En un comunicado que se difundió desde la comunidad de quienes practican yoga, solicitan como primer punto “evaluar la apertura diferenciando los estudios de yoga de los de los establecimientos cuya práctica es más enérgica y extenuante”.

En ese sentido, un pilar de su argumentación es que, mientras en los gimnasios hay espacios y equipos comunes -como cintas de correr o bicicletas-, en los estudios de yoga no. De hecho, la actividad es mucho más personal que otras: cada practicante lleva su propio mat y los ejercicios son individuales y pausados.  

Así, entienden, se evitarían los riesgos de contagio por contacto. Además, explican que “la gente no entra y sale en cualquier momento” ya que hay clases en horarios fijos, y se puede establecer en una primera etapa, una clase a la mañana y otra a la tarde- noche. Esto permitiría controlar el flujo de personas y además permitir un tiempo amplio para ventilar, limpiar y desinfectar.

Si bien aseguran que tendrán protocolos específicos por la pandemia -como toma de temperatura, alcohol en gel, desinfección, distancia entre los alumnos-, consideran que, en su esencia, “la práctica de yoga tiene como objetivo lograr un equilibrio físico y mental, persigue la salud del individuo en su totalidad”, lo que haría que tengan una clara conciencia sobre los cuidados. 

Sin dudas, el yoga fue una de las actividades estrellas de la pandemia. En épocas de incertidumbre y miedo, la práctica se convirtió en un aliado para calmar la ansiedad y trabajar el cuerpo. De hecho, en marzo se duplicaron las búsquedas de usuarios de Google sobre “cómo meditar en casa” y el concepto “meditación” se volvió una de las tendencias. Ahora sus adeptos, piden que les permitan practicar in situ. 

También te puede interesar

por R.N.

Galería de imágenes

Comentarios