Wednesday 29 de May, 2024

SOCIEDAD | 13-01-2024 07:31

Temporada 2024: Un arranque flojo

Las razones por las que Mar del Plata, Pinamar y otros lugares de la costa tienen una primera quincena de enero con menos turistas. Precios y alquileres.

La Argentina está viviendo uno de los veranos más convulsionados de su historia reciente. Cambio de gobierno, medidas que se toman desde el Poder Ejecutivo y son rechazadas por el Judicial, síntomas de inflación en alza y, por supuesto, una temporada veraniega que no escapa a todo eso.

Jesús Osorno, Presidente de la Asociación Hotelera Gastronómica de Mar del Plata, explica a esta revista el nuevo formato de temporada: “Actualmente arranca en la segunda semana de enero y termina el 15 de febrero, fecha que este año coincide justo con los carnavales, por lo que toda la expectativa del sector se concentra en ese casi mes y medio de real productividad. Diciembre fue un mes muy malo en cuanto al turismo por el clima y por la incertidumbre política que se vivió, y en febrero muchos chicos comienzan las clases, por lo que solo cuentan 15 días”.

Más allá de toda expectativa e ilusión, lo concreto muestra que diciembre fue un mes difícil para toda la Costa Atlántica y la ocupación en algunas localidades como Mar del Plata, Villa Gesell y Pinamar no superó el 45 por ciento. Y los primeros días de enero no revirtieron esa tendencia preocupante.

Consultada por NOTICIAS, Verónica Berasueta, agente inmobiliaria de Mar del Plata, afirma: “En este momento Mar del Plata está con un 70 por ciento de ocupación, un 10 menos con respecto al año pasado en esta misma fecha. Creemos que el pico será la segunda quincena de enero donde se alcanzaría un 80. Hay que destacar que históricamente la ciudad comenzaba la temporada con un aumento del 30 por ciento con respecto a los precios del año anterior, pero este año comenzamos con aumentos que van del 150 al 200 por ciento. Claramente son valores que desalientan a todos”.

Expectativas. A la fecha, los índices de ocupación arrojan datos que dividen opiniones. Las estadísticas indican que las cifras están muy por debajo de los récords históricos, sin embargo los mismos protagonistas del sector, vale decir, hoteleros, gastronómicos, balnearios y agentes inmobiliarios, afirman que los datos que manejan igualmente superan unas expectativas que estaban muy bajas. Pinamar también inició enero con un 70 por ciento de ocupación. Cariló, universo autosustentable que se asemeja a Punta del Este en cuanto a su público de élite, se muestra activa en un 84 por ciento, mientras Valeria del Mar desciende al 74 por ciento, y Villa Gesell junto a Necochea caen hasta el 60 por ciento.

Otro de los consultados por NOTICIAS es Nelson Díaz Aguirre, Presidente de la Cámara de Balnearios de la Costa, quien agrega: “En base a la situación que vive el país, estamos conformes con lo que está sucediendo desde el 1 de enero en todo el Partido de la Costa. Obviamente los índices de ocupación no se pueden comparar con años anteriores. Ahora nuestro objetivo es lograr el 80 por ciento”.
Sobre el aumento de precios, Osorno comenta: “Los hoteles nunca acompañan a la inflación porque si no serían impagables, se terminan ajustando a la demanda. Una habitación que no se vendió hasta las 22 horas ya se pone en oferta porque si no es plata perdida. Esta es la típica temporada donde se resigna rentabilidad en aras de ocupación. Antes las cámaras regulaban los precios, ahora cada uno le pone el que se ajuste a su objetivo”. La temporada empezó en baja. La cuestión es saber si mejorará.

Galería de imágenes

En esta Nota

Mariano Casas Di Nardo

Mariano Casas Di Nardo

Comentarios