Saturday 18 de May, 2024

SOCIEDAD | 03-02-2023 14:24

Una nueva cripto regala dólares a cambio de scanear el iris de los turistas

Se trata de Worldcoin, que opera en diferentes países y desembarcó en Argentina hace seis meses. Sus promotoras están en Pinamar, Villa Gesell y Mar del Plata. Alertas sobre el uso de los datos biométricos.

El dispositivo se llama ORB y es una esfera plateada que se sostiene sobre un pie de un metro y medio. Los turistas, sobre todo los más jóvenes, frenan y preguntan para qué sirve. Los gestos de sorpresa se multiplican cuando las tres chicas que están ahí lo explican. Llegaron a Pinamar para promocionar una nueva criptomoneda llamada “Worldcoin”. El speech es breve: “Es una billetera virtual. Es como un ‘MercadoPago’, pero de criptos”, dicen. El enganche es eficaz: “Si te bajás la app ahora te regalamos automáticamente 25 worldcoins y, además, te regalamos tres cursos. Por cada uno se te acreditan 3 dólares”, agregan. Las consultas que hacen los curiosos son obvias: “¿Es gratis?, ¿no tengo que hacer nada?”. Las promotoras dicen que no, que lo único que tienen que hacer es descargarla y validar su identidad acercando su rostro al aparato. Listo. 

El grupo de promotoras se instala todas las tardes, a las 17, en Bunge y Avenida del Mar y a las 20.30 se trasladan tres cuadras hasta las puertas del CenterPlay, el local de juegos electrónicos. La escena bien podría ser sacada de una película distópica: después de pasar un día entero en la playa, los grupos de amigos acceden voluntariamente y con una sonrisa a que el ORB escanee el iris de su ojo. Nadie pregunta detalles sobre la privacidad, la seguridad informática, las forma  en que la compañía cuidará o usará los datos biométricos que almacena el dispositivo o qué pasaría ante un eventual hackeo de esa información. Hay plata gratis y una cuota de encanto futurista. 

Sin respuesta. Las promotoras suelen estar acompañadas de jóvenes de mayor edad. Ellos fueron quienes derivaron la consulta de NOTICIAS para hacer una entrevista con el representante de Argentina de “Worldcoin”, pero nunca se comunicaron. Por redes sociales, la empresa tampoco respondió. 

Worldcoin desembarcó en Buenos Aires hace seis meses y ahora están en la costa. Además de Pinamar, el grupo de promotoras con el ORB también estuvo en Villa Gesell y Mar del Plata. Cuando se googlea el nombre de la compañía aparecen artículos periodísticos de los países en los que opera en los que se advierte sobre la polémica recolección de datos biométricos. Los especialistas consultados por NOTICIAS sabían de su existencia y manifestaron sus alertas. 

Adam Dubove, especialista en el tema y director de Ichimoku Fibonacci, fue contundente: “De todas las criptos que existen, Worlcoin me parece la más perversa. El mecanismo de distribución consiste en que una persona le entregue sus datos biométricos a un tercero con poca claridad de quién es ese tercero y qué hace con ellos a cambio de unos token sin valor”, aseguró. Natalia Zuazo, especialista en tecnología y consultora de la UNESCO, puso el foco en los grises legales: “Entré al sitio a buscar cuál era la política de privacidad y aparece un cartel que dice ‘completamente privado para siempre’. Pero cuando me fui a fijar bajo qué ley trabajan, no aparece nada. No hay referencias sobre la legislación argentina, pero tampoco, por ejemplo, al Reglamento General de Datos de la Unión Europea, que es el que podrían estar usando porque operan mundialmente”, sostuvo. 

Worldcoin y las alertas sobre los datos biométricos

Las promotoras explican que la única forma de validar la identidad que tiene un usuario es a través del escaneo del iris del ojo con el ORB. “Esto es para que una persona no se haga más de una cuenta y reciba dos o tres veces el dinero”, dicen. El mecanismo de verificación se llama “truth of humanity”. Y aclaran que la compañía “no guarda los datos”. “Es imposible que no almacenen. Si no los guardás, ¿cómo chequeás después que esa persona no se hizo ya una cuenta?”, se pregunta Zuazo

Worldcoin Argentina no tiene un lugar físico, sino que se mueve por el ORB en distintos puntos de encuentro. Si alguien quiere descargar la aplicación en Buenos Aires, por ejemplo, tiene que buscar en redes dónde estarán las promotoras. 

Los especialistas dividen los riesgos en dos: aquellos asociados a la entrega de datos biométricos y los financieros. 

“Los sistemas de uso de datos biométricos existen en aeropuertos o bancos y están sujetos a reglas. ¿Por qué es tan importante controlarlos? Porque, por ejemplo, frente a un hackeo o a un problema de seguridad, vos podés cambiar la contraseña de tu mail o tu teléfono. Pero la biometría vos no la vas a poder cambiar nunca”, explicó Zuazo

En cuanto a lo financiero, las mismas promotoras le dicen a los turistas que “por ahora, la moneda no tiene valor. Pero a medida que se haga más conocida va a costar más. Por eso ahora estamos haciendo esta campaña”. Dubove sostuvo que este mecanismo tiene un final anunciado -similar al que ya se vio con otras monedas virtuales -: “Una vez que generan atención sobre el token en cierto nicho empieza a subir su precio por la demanda. Los fundadores, los miembros del equipo y sus amigos ahí venden sus millones de token y ganan millones de dólares. Luego el precio vuelve cercano al cero. Los que compraron pierden y los que armaron el proyecto abandonan y se ponen a preparar el próximo”, sostuvo. L

 

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Giselle Leclercq

Giselle Leclercq

Comentarios