Jueves 6 de mayo, 2021

SOCIEDAD | 24-04-2021 12:34

Victoria Donda, Viviana Canosa y "la mujer sacralizada"

La psicoanalista Alexandra Kohan reflexiona sobre el pronunciamiento del Inadi contra la tapa de Noticias. La ironía como "antídoto" contra los discursos peligrosos.

En las tapas de Noticias siempre hay mensajes irónicos. Incluso, en algunos se puede ver hasta una ironía hostil o que se pasa de la raya. La pregunta sería, entonces: ¿por qué no podría seguir la línea que históricamente tuvo esta revista cuando se trata de una mujer? Además, estamos hablando de una mujer como Viviana Canosa, que tiene un discurso peligrosísimo. Si la única condición que uno puede leer ahí es la condición de género, estamos en problemas. Me parece que eso es sacralizar a la mujer.

Yo no leí discriminación en esa tapa. Lo que ví fue la hostilidad habitual de revista Noticias. Me parece que la ironía es una herramienta de intervención en un estado de cosas. Podríamos poner de ejemplo también a la revista Barcelona, que también hace lo suyo.

Nos deberíamos preguntar por qué sí podemos intervenir si un hombre dice una barbaridad y no podemos intervenir si la dice una mujer. Eso me parece todo lo contrario a las ideas de igualdad. Refugiarse una y otra vez en que se es mujer es un problema para el propio movimiento emancipatorio.

La cuestión sobre si las declaraciones de Canosa pueden entenderse o no desde la libertad de expresión o si debería ser sancionada, es terreno de otras especialidades. Dicho esto, las intervenciones en clave irónica, como la de Noticias, podrían funcionar como un antídoto ante esa peligrosidad.

Y, además, algo para subrayar, es que el título dice que hueca es la rebeldía y no ella. Hueca adjetiva a la rebeldía. Ahí se observa un problema de lectura. Uno podría hacer una extensión de esa rebeldía a los que se sacan fotos en un bar diciendo: “A mí nadie me va a prohibir sentarme a tomar un café”. Eso también es una rebeldía hueca. No es una cuestión de género, es una cuestión de discursos. Se trata de pensar qué discursos se están activando públicamente.

Respecto de la reacción del INADI, tiene que ver con una posición correctiva y pedagógica permanente: hay que vigilar y corregir. Se nos va diciendo si hablamos bien o mal, si esto está bien o mal. Y censurar intervenciones que trabajan con la ironía o la parodia puede ser un problema enorme.

Muchas veces se reacciona ante la presión para preservar la imagen pública por sobre la cuestión concreta. Lo podríamos llamar el “Inadi on demand”. Está claro que es mucho más peligrosa Viviana Canosa hablando que Noticias. Puede gustarte más o menos, pero no podemos calificar de violento todo lo que no nos gusta y bancar todo lo que nos gusta.

*Psicoanalista. Docente en la Cátedra II de Psicoanálisis de la Facultad de Psicología de la UBA.

También te puede interesar

Galería de imágenes

Comentarios